jueves, 16 de noviembre de 2017

Estados Unidos desplazaría a Arabia Saudita por expansión de la producción petrolera

El boom elevará a Estados Unidos desde estar entre los mayores importadores de petróleo, a convertirse en un exportador neto de combustibles. Estados Unidos será una fuerza dominante en los mercados globales de petróleo y gas durante muchos años, ya que el auge del crudo generará un importante aumento de la oferta estadounidense, predijo la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Según un estudio de la organización, para 2025, el crecimiento de la producción petrolera de EEUU será igual al alcanzado por Arabia Saudita en el punto más alto de su expansión, y los aumentos en el gas natural superarán los de la antigua Unión Soviética.

De esta manera, el boom elevará a EEUU de entre los mayores importadores de petróleo, a un exportador neto de combustibles.

“EEUU será el líder indiscutible de los mercados mundiales de petróleo y gas en las próximas décadas”, dijo el director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, en una entrevista a Bloomberg. “Hay un gran crecimiento proveniente del petróleo, que generará una gran diferencia entre EEUU y otros productores”, agregó.

La agencia elevó estimaciones para la cantidad de petróleo shale que técnicamente puede recuperarse en un 30% hasta 105 millones de barriles.

En tanto, los pronósticos para la producción de shale en 2025 se vieron impulsados en 34% hasta 9 millones de barriles por día.

La industria estadounidense “pasó su prueba de fuego y emergió más ágil y hambrienta que su versión anterior, notablemente resistente y reaccionando a cualquier señal de precios más altos causados por el retorno de la OPEP a una gestión activa del mercado”, dijo la AIE.

El escenario

Si bien los precios del petróleo se han recuperado a un máximo de dos años por encima de los US$60 por barril, todavía están lejos del nivel transado a principios de esta década.

Lo anterior, le ha generado a la OPEP y a Rusia casi 11 meses de recortes de producción para compensar parte del exceso de oferta.

Como reflejo de la esperada sobreoferta, la agencia recortó sus pronósticos de precios del petróleo a US$83 por barril para 2025 desde US$101 anteriormente, y hasta US$111 para 2040 desde US$125.

Los precios más bajos están ayudando a respaldar la demanda de petróleo, por lo que la AIE elevó sus proyecciones para el consumo mundial hasta el año 2035, a pesar de la creciente popularidad de los vehículos eléctricos, asegurando que el mundo usará un poco más de 100 millones de barriles de petróleo por día para 2025.

Esto beneficiará a EEUU, porque el país “verá una reducción de las enormes necesidades de importación”, dijo Birol en una conferencia de prensa en Londres y eso le “traerá muchos dólares a los negocios”.

Sin embargo, según la agencia, se espera que la producción petróleo pueda sufrir una disminución desde mediados de la próxima década, sin embargo, eso aún podría cambiar, dijo la agencia.

FUENTE: Con información de Bloomberg - http://www.pulso.cl