domingo, 26 de noviembre de 2017

Las grandes empresas empiezan a robar a los fondos inversiones en 'start ups'

Análisis del 'Venture Pulse' de KPMG. El 17,7% de las operaciones de financiación de proyectos depende de corporaciones. Ya no hay duda. Las grandes empresas se están abriendo hueco entre los mayores financiadores de start ups. Tanto que el peso que han ido ganado en ese rol les está convirtiendo en un competidor cada vez más potente para los fondos de venture capital, cuya única actividad es la búsqueda de oportunidades de inversión entre los proyectos más innovadores.

Esta situación queda constatada en el reciente informe Venture Pulse, elaborado por KPMG y relativo al tercer trimestre de 2017. En él se recoge que la intervención del venture capital corporativo en el mercado global acaparó un 17,7% de todas las operaciones de inversión en innovación detectadas en el periodo (que se elevaron a 2.672 transacciones por un importe total de 39.400 millones de dólares). Y la expectativa para el año que viene anticipa que esa relevancia de la empresa como financiador de nuevas tecnologías no decaerá. Al contrario.

«En adelante, prevemos que la participación del venture capital corporativo en las operaciones de financiación siga creciendo», explica Fernando García Ferrer, socio responsable de Private Equity de KPMG en España. Estas perspectivas no son de extrañar si se considera que la apuesta de las grandes compañías en este terreno no es desinteresada.

En realidad, las grandes corporaciones utilizan este tipo de inversión como puerta de acceso a productos y soluciones que pueden acelerar su propia actividad y, en consecuencia, contribuir al beneficio. En la actualidad, invertir en start ups implica menor riesgo que implantar costosas iniciativas de I+D dentro de la empresa, apunta KPMG. «El venture capital corporativo ha pasado de ser un nicho en el universo del venture capital a un vehículo que permite a las empresas de todos los sectores aplicar ideas y tecnologías innovadoras a sus actuales carteras de productos y servicios», añade García Ferrer.

Récord en Europa
La importancia que está adquiriendo el venture capital corporativo ha cosechado en el último trimestre un nuevo hito en Europa. Según los datos de KPMG, las empresas protagonizaron en este periodo el 21% de las 561 operaciones de financiación totales cerradas en la región (por valor de 4.700 millones de dólares). La inyección se ha centrado sobre todo en iniciativas en fase avanzada de desarrollo, que son las que pueden ayudar más a las compañías a diversificar su oferta y a incorporar nuevos procesos.

La inversión de las empresas en proyectos innovadores fue particularmente fuerte en Alemania, donde muchas compañías continúan rastreando la comunidad de start ups en busca de oportunidades para diversificar la carteras de productos y extender sus cadenas de valor. Según KPMG, el papel que desempeñan es más esencial si cabe allí dada la falta de inversión institucional a gran escala en el ecosistema tecnológico alemán.

Con todo, Asia sigue siendo la geografía donde mayor peso tiene el venture capital corporativo (un 25% de las operaciones de julio de septiembre), en parte porque los gigantes chinos Alibaba, Tencent y JD.com se han volcado en su apuesta por start ups con iniciativas prometedoras, sobre todo en el sudeste asiático y en la India. En EEUU, un 16% de las transacciones de venture capital realizadas en todos los sectores estuvieron protagonizadas por el brazo de inversión de una empresa.

FUENTE: Con información de http://www.expansion.com