viernes, 10 de noviembre de 2017

(Panamá) Cuestionan argumentos de Varela en caso Odebrecht

En medio de falsedades e imprecisiones injustificables, el presidente Juan Carlos Varela trata, sin éxito, de desvincularse de los desembolsos que hizo la confesa empresa Odebrecht a su campaña política en 2009, según el diario Panamá América.
Varela insiste en llamar "donaciones" a los desembolsos hechos por Odebrecht a personas allegadas a él, pese a que el exrepresentante de la empresa en Panamá, Andrés Rabello, calificó ayer los dineros dados al amigo del mandatario y excónsul en Corea de Sur, Jaime Lasso, como "pagos no contabilizados".

Varela afirmó ayer, falsamente, que cuando Odebrecht hizo el pago de $700 mil a su campaña presidencial en 2009, a través de Lasso, no había ningún señalamiento de "irregularidades" en contra de esta empresa brasileña.

Rabello, en la homologación de los acuerdos de cooperación internacional, dijo que Odebrecht hizo pagos indebidos en Panamá desde el año 2007.

Varela también insistió en que es su partido y no él quien tiene que responder por el ingreso de este dinero a su campaña.

Lo que Varela no dijo es que en el año 2009, ya los medios de comunicación, gremios de ingenieros y arquitectos, la sociedad civil y partidos políticos denunciaban que hubo sobrecostos en la construcción de la Cinta Costera I y la Autopista Panamá-Colón.

Incluso, ya la obra del entonces presidente Martín Torrijos había sido bautizada popularmente como la "Cinta Coimera", epíteto que sonó con mucha fuerza e insistencia en diferentes discursos de campaña en el 2009 y en los medios de comunicación.

Esto hace imposible que Varela y sus allegados no se percataran de que una "donación" de la ya polémica Odebrecht podría traerles problemas y comprometerlos políticamente.

"Una persona del partido (Lasso) tuvo una relación con esta empresa (Odebrecht), cuando esta empresa no tenía ningún cuestionamiento", enfatizó Varela ayer.

En grandes titulares, los periódicos cuestionaban en 2009, el presunto sobrecosto hasta ese momento, de 31.5% de la Autopista Panamá-Colón y el exagerado costo de la Cinta Costera I: $189 millones.

El propio Varela, en campaña, acusó a Torrijos de incurrir en corrupción.

Ayer, como una forma de sacudirse de las preguntas de los medios, Varela trató de desviar la atención planteando: "Medcom y TVN recibieron pagos de pautas, la iglesia recibió... era (Odebrecht) un actor importante en la economía del país, muy importante, y no se sabía que andaba en temas irregulares".

Otra cómoda omisión
Lo que también omitió Varela es que cuando se recibieron los pagos que admitió su amigo personal, Jaime Lasso, ante la Fiscalía Especial Anticorrupción, él no solo era candidato presidencial, sino también presidente del Partido Panameñista, con lo cual no puede desligarse de la transacción.

Varela tiene una amplia experiencia en el manejo de candidaturas presidenciales. Fue jefe de campaña de su partido en 1994 y 1999, miembro del Directorio Nacional y presidente del colectivo por una década.

Los escándalos de donaciones provenientes del narcotráfico, de gobiernos y grupos internacionales que sacudieron a otras campañas, han hecho que los partidos sean meticulosos en la captación de donaciones, una realidad de la cual no debió escapar el Partido Panameñista en 2009.

Es poco probable que con todos los controles aplicados por los partidos, Varela y su equipo no le preguntaran a Lasso, de dónde provenían los $700 mil, por ser una suma cuantiosa.

Esto no termina allí. Lasso utilizó un método que, por lo menos, debió levantar dudas en Varela y su equipo. Usó un suspicaz esquema, a través de la triangulación de los fondos entregados por Odebrecht, mediante una fundación en los Estados Unidos.

Y para reforzar las dudas, retumba la denuncia que hizo en febrero pasado su amigo y exministro consejero Ramón Fonseca Mora, de que el presidente le confesó que recibió dinero de Odebrecht.

¿Sabía o no Varela sobre los desembolsos de Odebrecht? ¿Por qué Fonseca Mora habló de esto varios meses antes de que surgieran las denuncias? ¿Por qué Varela lo negó primero y lo admitió después?

¿Donación o soborno?
Varela insistió ayer en que su campaña recibió de forma indirecta "donaciones" de Odebrecht y no sobornos. "Donaciones políticas no son delito, los sobornos sí son delitos", exclamó.

No obstante, en las denuncias sobre Varela y Odebrecht hay una imprecisión importante. Lasso dijo ante la Fiscalía que recibió cinco cheques en febrero de 2009 para la campaña de Varela, pero un despacho de TVN, desde Brasil, mencionó documentos que hablan de otro desembolso en 2012.

Para esa fecha, Varela ya compartía el poder y su partido dominaba importantes ministerios e instituciones públicas. Este es otro de los puntos que evita explicarle al país.

Sobrecostos

31.5% de sobrecosto en la construcción de la Autopista Panamá-Colón fue denunciado por los medios de comunicación social en 2009.

283.7 millones de dólares costó esta obra, cuando al inicio se habló de $215.8 millones.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)