domingo, 26 de noviembre de 2017

(Panamá) Uber desconecta al 90% de sus socio conductores como medida de presión

La plataforma tecnológica Uber ha sido cuestionada a través de las redes sociales ya que este viernes puso a prueba la implementación del Decreto Ejecutivo 331, que regula la prestación de este servicio de lujo.

Uber, que manifestó que había comunicado de su acción de ante mano, desconectó al 90% de sus socio conductores y solo permitió que los choferes con licencia E1, pudieran prestar dicho servicio.

Además de la falta de unidades, para sufragar la demanda de solicitudes de carreras en la ciudad capital, Uber implementó el pago único a través de tarjetas de crédito, tal como lo establece el artículo 3 del mencionado decreto.

"El servicio de transporte de lujo TIC lo puede utilizar cualquier persona siempre y cuando lo solicite y pague exclusivamente de manera electrónica.

A falta de vehículos, las redes sociales se convirtieron en la vía donde los usuarios se quejaron.

Hay que destacar, que la situación se tornó más caótica, dado que a partir de este viernes se celebró el Black Friday, hecho que provocó la movilización de cientos de personas a los centros comerciales. La mayoría de esas personas, se transportan a través de Uber.

A ello hay que sumarle el habitual tranque que se caracteriza en este tipo de fechas. El asunto también se vio afectado porque conicidió con la entrega de ahorros navideños a miles de panameños.

Ante la disyuntiva la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) calificó de inncesaria la medida adoptada por Uber.

La ATTT vio como una forma de hacer presión al gobierno, ya que además de la incomodidad creada a los usuarios, acompañaron con la etiqueta #JCVQueremosHablar,varios de sus mensajes en redes sociales.

"Queremos que se replantee la regulación por una más flexible e inclusiva", fue lo que posteó Uber Panamá en su blog.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa