domingo, 26 de noviembre de 2017

(Argentina) Submarino ARA San Juan: la historia de los dos tripulantes que se bajaron del buque a último momento

Humberto Vilte y Adrián Rothlisberger integraban algunas de las listas de tripulantes del ARA San Juan que se difundieron horas después de la desaparición del submarino, nueve días atrás. Sus nombres aparecieron entonces en las redes sociales junto a los de sus compañeros, los incluyeron en cientos de cadenas de oración y a sus familias les llegaron miles mensajes de aliento. Pero Humberto y Adrián están sanos y salvos, con los pies en la tierra: por diferentes razones, ambos terminaron bajándose del viaje horas antes de que el buque zarpara del puerto de Ushuaia.
Vilte, que nació en Jujuy pero desde hace años vive en Mar del Plata, estaba Ushuaia a punto de subirse al ARA San Juan cuando se enteró de que su madre había sufrido un problema de salud. Estaba internada, grave. Beto, como le dicen sus compañeros, pidió un permiso especial para excusarse de la misión. No sólo se lo concedieron, sino que le pagaron el traslado al Norte.


Allí, en su provincia natal, fue donde se enteró de la desaparición del buque. Acompañado por familiares de los otros tripulantes jujeños, Vilte regresó días atrás a Mar del Plata, donde todavía aguarda novedades sobre el paradero de sus amigos.

Minutos después de que el vocero de la Armada comunicara en conferencia de prensa que el día de la desaparición se había producido una explosión en la zona de búsqueda, Vilte subió a su Facebook una imagen del escudo del ARA San Juan con un crespón negro.

Entre los comentarios de apoyo de sus familiares y amigos hay dos que se destacan. "Beto, agradezco a Dios y las circunstancias que por lo menos vos no hayas estado embarcado. Por lo demás van mis condolencias para las familias de aquellos que permanecerán en eterna patrulla. Un abrazo", le escribió Mario Gallardo. Mientras que Roxana Díaz le dedicó: "A pesar del dolor que nos produce lo sucedido agradecemos los que te conocemos que no hayas estado en el submarino. Esa lista que circulaba que a muchos preocupó al ver tu foto y tu nombre por suerte fue un error. Cariños y fuerza".

Rothlisberger, en tanto, es de Villa Ángela, Chaco, tiene 26 años, hace ocho años que integra la Armada y hace dos que cumplía tareas en el ARA San Juan. Según declaró a medios chaqueños su madre, Sandra Álvares, Adrián no subió al submarino "por cuestión de segundos".

"Adrián le había solicitado a su jefe unos días para realizar trámites para comprar su casa. Eso le iba a demandar gran parte de su tiempo, así que lo terminaron liberando del viaje. Ya tenía sus cosas listas y lo bajaron momentos antes de subir", agregó Álvares, quien este mediodía le confirmó a Clarín que su hijo sigue cumpliendo con tareas habituales en Mar del Plata.

La semana pasada, al empezar a circular la noticia de la desaparición del submarino, Adrián le pidió a su mamá que lo acompañara en el difícil momento. Ella viajó desde Villa Ángela hasta Mar del Plata, donde su hijo vive, para estar con él y el resto de los familiares de los 44 tripulantes.

FUENTE: Con información de https://www.clarin.com