miércoles, 15 de noviembre de 2017

Zimbabue vive en medio de la tensión política

En Zimbabue se vive una tensa atmósfera política entre el partido del presidente de ese país, Robert Mugabe, y el jefe del Ejército, Constantine Chiwenga. Ambos personajes han protagonizado una disputa pública que comenzó este martes, luego de la expulsión de varios militares ordenada por Mugabe.

Tras la “purga” al interior de las filas comandadas por Chiwenga, este último lanzó una advertencia al jefe de Estado y aseveró que tomaría “acciones correctivas” si persistían las bajas propinadas a sus hombres más veteranos. En una rueda de prensa, el comandante del Ejercito dijo además que el partido gobernante, Zanu-pf, había sido infiltrado por "contrarrevolucionarios" que quieren entregar el país a las antiguas fuerzas coloniales.

Enlace Relacionado...
- Mugabe pierde el poder tras 37 años al frente de Zimbabue

En este escenario de controversia, el grupo político del presidente Mugabe, acusó este martes a Chiwenga, de "conducta de traición" destinada a "incitar a la insurrección". En un comunicado divulgado por los medios locales, Zanu-pf indicó que "reafirma la primacía de la política sobre las armas" y consideró que las palabras del militar no solo son "sorprendentes", sino que además invalidan su "profesionalidad como soldado".

Para el oficialismo, el discurso de Chiwenga "sugiere una conducta de traición", inclinada a "incitar a la insurrección y al desafío violento del orden constitucional", y estaba "claramente calculado para perturbar la paz nacional y la estabilidad".

Tras una jornada tensa en el país después de que algunos tanques fueran vistos en dirección a la capital, Harare, la Zanu-pf aseguró que no considera que la actitud de Chiwenga represente al resto de la cúpula militar.

Las declaraciones del jefe de las Fuerzas Armadas fueron interpretadas en el país como un ataque directo a la facción de la Zanu-pf alineada con la esposa del presidente, Grace Mugabe, quien desempeñó un rol determinante en la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa, incondicional del partido citado y veterano de guerra que sonaba como sucesor de Mugabe. La mujer del primer mandatario suena ahora como reemplazo de Mnangagwa, con el respaldo de las influyentes facciones de las juventudes del partido y de las mujeres.

FUENTE: Con información de Agencias