viernes, 15 de diciembre de 2017

(EE.UU.) Revelan nuevos detalles del caso de venezolana apuñalada en Hialeah

El esposo de una venezolana hallada apuñalada en Hialeah se enfrenta a un cargo de homicidio en segundo grado, una semana después de haber asesinado a su pareja cerca del ayuntamiento de la ciudad, a donde acudieron para tramitar el divorcio.

Según un informe de arresto recogido por Local10, los agentes respondieron a una llamada la mañana del 6 de diciembre sobre un hombre y una mujer que fueron encontrados ensangrentados dentro de un automóvil frente al ayuntamiento en Palm Avenue y Fifth Street.

La policía dijo que la esposa de Luis Palacios-Madariaga, quien no fue identificada en el informe del arresto, estaba sangrando y no respondía en el asiento del conductor.

Palacios-Madariaga, de 28 años, le dijo espontáneamente a un oficial: "No me salves. Tengo un cuchillo y quiero que me mates", indica el informe.

La policía dijo que sacaron al sospechoso del automóvil y lo trataron por heridas en las muñecas y el tórax antes de llevarlo a un hospital.

Al ser interrogado por los detectives, dijo que él y su esposa habían estado casados por casi dos años. Palacios-Madariaga afirmó que habían estado discutiendo recientemente porque él creía que su esposa estaba viendo a otro hombre.

Según la policía, Palacios-Madariaga señaló que estaban discutiendo mientras manejaban hacia el juzgado y él enfureció después de que estacionaron.

Esta semana se conoció que la familia de la víctima, Wendy Bandera, tuvo problemas a su arribo al Aeropuerto Internacional de Miami el pasado jueves. Víctor Bandera, su esposa Doris Madariaga y su hija Wanda Bandera llegaron en un vuelo procedente de Caracas y tras presentar sus respectivos pasaportes con su visado, se encontraron con la desagradable sorpresa de que sus visas habían sido reportadas como robadas el 14 de noviembre. Sospechan que detrás de esto está Palacios-Madariaga.

FUENTE: Con información de http://www.miamidiario.com
 

LO + Leído...