martes, 19 de diciembre de 2017

(EE.UU.) Venezolanos indocumentados en Miami denuncian irregularidades laborales

Valeria Omar, de 21 años, llegó el 4 de noviembre del 2016 a Estados Unidos para trabajar y poder mantener a su familia en Venezuela. Desde entonces, trabajó vendiendo teléfonos en un centro comercial de Miami hasta el pasado mes de septiembre cuando aceptó una propuesta laboral de Superior Staffing donde le ofrecían un mejor salario.

Con mejores ingresos, pensó, podría ayudar a mejorar la calidad de vida de sus seres queridos. La propuesta de trabajo consistía en jornadas de 12 horas demoliendo paredes y limpiando escombros en dos hoteles que fueron afectados por el paso del huracán Irma en los Cayos de la Florida.

Pero nunca imaginó que luego de un mes de trabajo ella, y al menos 20 inmigrantes indocumentados que hicieron la denuncia a MundoHispánico, terminarían sin recibir miles de dólares de salarios adeudados.

“Dejé mi trabajo para irme con ellos porque me ofrecieron buen dinero. Trabajé todos los días sin parar durante un mes en la demolición de paredes y limpieza, pero cuando fui a cobrar, los cheques no tenían fondos”, dijo Omar, mientras enseñaba a MundoHispánico los cheques.

Los trabajadores fueron reclutados por Daniel Paz, dueño de la Superior Staffing. A la vez, Superior Staffing había sido subcontratada por la compañía Cotton Global Disaster Solution, que dirigía los proyectos en los dos hoteles, según James Scaife, vocero de Cotton quien destacó: “Hemos pagado por todos los servicios a Superior Staffing, no sabiamos sobre las acusaciones del personal, particularmente sobre la falta de pago a los obreros “.

Pero según especialista estas situaciones se repiten cuando hay desastres naturales como el paso del huracán Harvey en Texas, Irma en Florida o Katrina en Nueva Nueva Orleáns.

Un estudio realizado en 2006 por el Centro de Trabajadores de Nueva Orleans para la Justicia Social, tras el devastador paso del huracán Katrina, el 61 por ciento de los trabajadores encuestados fueron víctimas de robo de salarios y sometidos a trabajar en condiciones insalubres.

“He participado en esfuerzos de reconstrucción después del huracán Katrina, en la Tormenta Tropical Allison, Rita y casi cada desastre en los Estados Unidos. Uno de los problemas claves que enfrentan cualquier trabajador es el robo de salarios”, dijo Rodolfo Elizalde, miembro directivo de la organización Fe y Justicia Worker Center.

Otro estudio similar ejecutado por la UniversidadBerkeley de California, muestra que el trato entre trabajadores con documentos e indocumentados es diferente, entre los indocumentados encuestados solo al 20 por ciento se les pago su salario a tiempo.

Temor por “La Migra”

Los 20 obreros que hablaron con MundoHispánico aseguran que fueron “burlados” por Superior Staffing , pero no han presentado una denuncia por miedo a que el dueño de la empresa cumpla su amenaza de entregarlos a inmigración. (Ver imagen abajo).

“El señor Daniel Paz, propietario de Superior Staffing, nos amenazó con llamar a inmigración y denunciarnos. Yo soy profesional y no me importó trabajar recogiendo escombros para ganarme el dinero”, dijo Kassandra Cruz de 28 años, una periodista venezolana quien llegó este año a Estados Unidos en busca del ‘sueño americano’, pero se topó con esta pesadilla.

MundoHispánico intentó contactar vía telefónica y por texto a Daniel Paz, los días ocho y diez de diciembre para obtener su versión sobre la denuncia.

Cinco días después de la llamada inicial a Daniel Paz, este contactó a MundoHispánico para cuestionar la investigación de este caso. En tono irritado aseguró: “usted no tiene que estar llamando a mi cliente (Cotton Global Disaster Solution) usted no sabe lo que pasó”.

Al momento que se le solicitó explicar que fue lo sucedido ante las cámaras de MundoHispánico, rechazó el pedido, resaltando que el dinero “se lo robaron otras personas”. Al cuestionarlo sobre por qué utilizó el estatus migratorio de los obreros para amenazarlos, Paz colgó el teléfono.

Otro extrabajador de la empresa Superior Staffing, quien no quiso ser identificado por miedo a represalias, aseguró: “Daniel Paz no va a pagar, desde el principio hubo problemas, ni las habitaciones quería pagar, pretendía poner a dormir a 12 obrerors en una ”.

“Me deben 638 dólares de un cheque sin fondo que me dieron, me pusieron a dormir apretada en las mismas camas de hombres que ni conocía”, dijo Anniheris Saavedra, otra venezolana de 30 años, quien por una semana trabajo demoliendo paredes con martillos y otras herramientas.

Actualmente tres cuartas partes de los latinos, trabajan en empleos donde son expuestos a violaciones en el pago del salario mínimo y a la falta de pago de horas extras, según EL Consejo Laboral Para El Avance Latinoamericano (LCLAA por sus siglas en inglés).

Los afectados han creado un grupo de WhatsApp para poder organizarse e intentar buscar una solución por sus propias vías. Esperan que alguna organización proinmigrante se interese en el caso y les brinde asesoría para interponer una demanda colectiva contra Superior Staffing, a través de la cual puedan recuperar el dinero por el que trabajaron arduamente.


FUENTE: Con información de Carlos Moreno - Mundo Hispánico - http://noticiaaldia.com
 

LO + Leído...