martes, 12 de diciembre de 2017

(Honduras) Acusan a cinco diputados por malversación de caudales públicos

El Ministerio Público hondureño y la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), de la Organización de Estados Americanos (OEA), presentaron una acusación contra cinco diputados del Parlamento local por malversación de caudales públicos.

La denuncia, con petición de orden de captura de los diputados, la hicieron el fiscal general, Óscar Chinchilla, y el vocero de la MACCIH, Juan Jiménez, sobre un hecho en el que además está implicada una Organización No Gubernamental (ONG) y otras tres personas.

La investigación conjunta fue hecha por la Unidad Fiscal Especial contra la Impunidad de la Corrupción del Ministerio Público (UFECIC) y la MACCIH, que se instaló en el país en abril de 2016.

Jiménez explicó que el caso de corrupción es el primero investigado completamente bajo el esquema de "Equipos Integrados", con la participación de fiscales e investigadores hondureños e internacionales de la MACCIH, y lo calificó como "muy grave".

Los diputados solicitaban fondos al poder Ejecutivo que eran entregados a la ONG, la cual los enviaba a los políticos acusados, subraya un comunicado del Ministerio Público y la MACCIH.

Añade que los políticos recibieron 15 cheques directamente desde la cuenta de la ONG Asociación Nacional de Productores e Industriales de Barrios y Colonias de Honduras, la cual recibió varias transferencias desde la Secretaría de Finanzas por varios millones de lempiras en diciembre de 2015.

Los diputados acusados son Héctor Enrique Padilla, Audelia Rodríguez, Augusto Cruz, Dennis Sánchez y Eliasar Juárez.

Según la denuncia, en total a la ONG se le trasladaron 8,3 millones de lempiras (unos 353.191 dólares).

"La UFECIC y la MACCIH han seguido la ruta del dinero y se ha comprobado que los recursos públicos fueron desviados hacia los diputados, quienes no tenían ninguna autorización para recibir esos fondos, con lo que se perfeccionó el delito de malversación de caudales públicos", indica el comunicado.

Destaca que esa modalidad delictiva ha drenado el dinero público destinado a proyectos sociales, permitiendo a los diputados apropiarse ilegalmente de los recursos del país, a expensas del bienestar colectivo y de los sectores más vulnerables de Honduras.

Los diputados de la red "se valieron de una ONG que recibía fondos para proyectos sociales de la Secretaría de Finanzas y del Congreso Nacional (Parlamento) para estos fines", subraya.

Señala además que ahora corresponde a los órganos de justicia actuar diligentemente sobre las pruebas presentadas por la UFECIC y la MACCIH, y asegurar que los responsables de actos de corrupción contra el patrimonio público sean condenados de acuerdo a la gravedad de los actos cometidos.

Jiménez también indicó que circulan "rumores" de que el fiscal Chinchilla, de quien elogió el "liderazgo" en el combate a la corrupción, junto a su equipo de trabajo, podría estar siendo removido del cargo, y advirtió que si lo tocan será como que también lo hagan con la MACCIH.

Dijo que en la MACCIH están "muy preocupados por estos rumores que plantean la posibilidad de algún tipo de ajustes dentro del Ministerio Público de Honduras".

"Queremos decirles que el liderazgo del doctor Chinchilla al mando de la Fiscalía de Honduras ha producido excelentes resultados para el país en materia de lucha contra el crimen y ahora excelentes resultados contra la corrupción", añadió.

Recalcó que "si tocan al fiscal Chinchilla, tocan a la MACCIH y queremos en eso ser muy enfáticos para efectos de determinar que las instituciones funcionen en el país".

"Es una exhortación a la clase política, sobre todo, al Congreso Nacional, para que tomen muy en serio el trabajo que viene haciendo la Fiscalía de Honduras en materia de combate al crimen y a la corrupción", sentenció Jiménez.

FUENTE: Con información de EFE - http://laestrella.com.pa
 

LO + Leído...