lunes, 11 de diciembre de 2017

(Panamá) Empresa de Carlos Duboy recibió pagos de Odebrecht

Entre las ‘empresas relacionadas con la recepción de fondos, entre los años 2007-2009, producto de los sobornos otorgados por la brasileña Odebrecht, se registra el nombre de la sociedad Strategic Management Group Inc.'. Así lo establece un informe elaborado por los organismos de investigación judicial que reposa en el Ministerio Público, y al que tuvo acceso La Estrella de Panamá.

La mencionada sociedad anónima Strategic Management Group la preside Carlos Duboy, actual gerente de Tocumen, S.A. y miembro prominente del hoy oficialista Partido Panameñista.

Los pagos en cuestión, según el informe, ‘provenían del proyecto Autopista Maden-Colón y se efectuaron en dos fechas distintas: el primero de octubre se transfirieron $50,000 y a finales del mismo mes, el 29, se giraron $100,000 a la mencionada empresa, un total de $150,000'.

El documento no explica razón que justifique por qué se hicieron estas transacciones entre la brasileña y la empresa de quien fue también secretario de Metas de la Presidencia de la República hasta el mes de abril pasado.

Strategic Management Group Inc. es una compañía dedicada a servicios de consultoría, seminarios, programas, evaluación de proyectos y desarrollo, tal como lo recoge el aviso de operaciones de la empresa, que fue inscrita en el 2000. Es posible que algunos de estos servicios se prestaron al consorcio brasileño. Sin embargo, Duboy no ha respondido los reiterados mensajes o llamadas que efectuó este diario con la intención de conocer su versión.

En agosto de 2008, el panameñismo efectuó elecciones internas para escoger a su candidato a la Presidencia de la República, en las que salió electo Juan Carlos Varela. Para entonces, Duboy no ocupaba ningún cargo político, pero dentro del partido sí era un hombre de confianza de Varela, presidente del colectivo en ese momento.

La relación entre Duboy - Odebrecht, que cita el informe policial mencionado, se suma a otro de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ), División de Delitos contra la Administración Pública, que revela el nombre de algunos exmiembros del gabinete 2009-2014 como una especie de ‘brazos extendidos' de la constructora.

Del análisis que realizó la DIJ sobre la información suministrada a las autoridades por los colaboradores de la constructora, de los procesos en trámite y de las asistencias judiciales recibidas de Brasil, Estados Unidos y Andorra, se desprende que, al ganar la licitación del Proyecto Renovación Urbana de Curundú, con un valor de $107 millones, el contacto en el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) era Duboy.

Según el informe policial, ‘Duboy apoyó en el trabajo de reubicación de las familias, que era lo más complicado del proyecto, por las dificultades que el retraso de estos desplazamientos podía haber tenido, con impactos negativos y financieros para la empresa'.

Una de las tareas consistía en reunirse con la comunidad para hablarle sobre las bondades del proyecto. También se encargó de la reubicación de las familias en terrenos próximos al proyecto y la gestión de nuevas urbanizaciones de residencia temporal.

El estrecho vínculo que existe, en términos de amistad y partidistas, entre Duboy y el presidente Varela, lo han llevado a ocupar cargos importantes en la actual administración.

No obstante, ante los señalamientos de las investigaciones que realizan las autoridades, se convierte en un conflicto de intereses.

Lina Vega, presidenta de Transparencia Internacional, Capítulo de Panamá, apunta a esta como una de las tareas pendientes del país.

Vega indica que teniendo en cuenta las revelaciones conocidas de las delaciones en donde se menciona a Duboy como el contacto de la constructora Odebrecht en el proyecto Renovación Urbana de Curundú, ‘lo ético es que se aparte de la gerencia de Tocumen, considerando que esta misma empresa construye la ampliación del aeropuerto', indicó.

La expansión de la ampliación del aeropuerto comenzó por un valor de $779 millones, pero terminó superando los mil millones.

Transparencia Internacional impulsa a que el gobierno apruebe un proyecto de ley sobre conflicto de intereses.

‘Este proyecto está en Gabinete. Hace mucho tiempo Transparencia tiene como objetivo que Panamá tenga una ley de conflicto de intereses que no existe. Pero, hay un tema que va más allá del conflicto de intereses, que es la ética', puntualizó Vega.

Por otro lado, el miércoles 6 de diciembre, el secretario general del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Pedro Miguel González, indicó que Duboy, tesorero del Partido Panameñista, formó parte del equipo de los panameñistas que contrató millonarios proyectos a la constructora, como el proyecto Renovación Urbana de Curundú, por $100 millones.

Según el diputado del PRD, Varela ‘se benefició con los dineros de Odebrecht por una cifra superior a los $10 millones. Ya no era un candidato presidencial, era un funcionario en ejercicio, al igual que el ministro Carlos Duboy'.

Curundú, según el diputado, ‘costó $100 millones y $10 millones (fueron) para Juan Carlos Varela como representante del Partido Panameñista. El 10% de $100 millones son $10 millones', afirmó González.

El dirigente perredista aseguró que este fue un proyecto que costó al Estado más por metro cuadro en comparación con el metro cuadrado más caro de la ciudad Panamá.

De acuerdo con el diputado, Varela no recibió solo $700,000 en la campaña de 2009, sino una cifra superior a los $10 millones.

CÓDIGO ELECTORAL

Campañas políticas y donaciones

En el Código Electoral no existe ninguna prohibición que diga que los partidos políticos no pueden recibir fondos fuera de periodos de campaña electoral. Guillermo Márquez Amado, exmagistrado del Tribunal Electoral, aclara que ‘la restricción para recibir fondos solo aplica a sociedades que no tengan operaciones en Panamá.

Si la empresa que manda el dinero no tiene presencia en el país, se violaría la norma. Aunque a su parecer, ‘esta prohibición debería alcanzar a las empresas que mantienen contratos con el gobierno de turno', con el fin de evitar el clientelismo.

A mediados de 2008, el Partido Panameñista alistaba sus motores rumbo a las elecciones generales de 2009. En agosto, el colectivo, del cual Carlos Duboy es tesorero, eligió a Juan Carlos Varela como candidato presidencial. Pero no fue sino hasta enero de 2009 cuando se cuajó la alianza con el partido Cambio Democrático, liderada por Ricardo Martinelli, que le aseguró el triunfo al binomio en julio. Cuando arrancó el 2009, la política se calentó y Odebrecht donó dinero al colectivo, a través de su representante en Panamá, André Rabello.

Lo hizo en cinco aportes para esa campaña a través del médico y amigo del partido panameñista Jaime Lasso. Los fondos se triangularon a través de la Fundación Don James, propiedad de Lasso. Luego, cuando se rompió la alianza gubernamental, la constructora efectuó otros aportes económicos al panameñismo a lo largo de 2010-2011, hasta el 2014. Estas donaciones también se traducían en pagos de pautas publicitarias y compras de artículos promocionales, lo que evitaba conocer su procedencia.

El presidente Juan Carlos Varela, ante las presiones sobre los supuestos donativos de la constructora, publicó en febrero pasado la lista de donantes a su campaña política de 2014. En ningún renglón se lee Odebrecht, sin embargo, fuentes ligadas al colectivo explicaron que la constructora, en algunas ocasiones, pagaba a proveedores directos del panameñismo artículos promocionales para la campaña o pautas en los medios de comunicación, entre otros.

FUENTE: Con información de Adelita Coriat - Marlene Testa - http://laestrella.com.pa
 

LO + Leído...