jueves, 7 de diciembre de 2017

(Panamá) Fernando Berguido, el nexo entre sus amigos y Odebrecht

La firma de abogados Castro & Berguido, cuyo socio principal es el exembajador de Panamá en Italia y expresidente de La Prensa Fernando Berguido, fue la creadora de al menos dos sociedades en Panamá que habrían sido utilizadas para el pago de coimas en el caso Odebrecht, una investigación que lleva adelante la Fiscalía Especial Anticorrupción.

Se trata de las sociedades North Bay Capital Group y Engetec Consulting Services S.A. creadas en Panamá por Castro & Berguido en 2011 y señaladas por importantes figuras del caso Odebrecht en Brasil como Fernando Miglaccio. Pero a principios de este año, la firma de abogados trató de borrar todas sus huellas al renunciar como agente residente.

Además, Castro & Berguido tramitó la renuncia de los directores de North Bay Capital Group y Engetec Consulting Services S.A., ya que se trataba de personas con las que Berguido tiene una cercana relación de amistad: el arquitecto Sebastián Paniza y el banquero Carlos Barrios Icaza. Barrios fue directivo de Kingstall, que adquirió el 15% de Odebrecht Oil and Gas Angola, Ltd. (OOG Angola) por un monto de $103,267,277.

Esta sociedad también recibió una líneas de crédito y emitió $30 millones en deuda adquiridos por The Blackcomb Fund, Ltd.

Ambos, ahora son parte de la lista de personas que la Fiscalía Especial Anticorrupción ha incluido en sus investigaciones e indagatorias por el caso Odebrecht.

Paniza es directivo de la fundación Calicanto, la cual es respaldada por Berguido, ya que es utilizada para defender los intereses de un grupo de adinerados propietarios e inversionistas del Casco Antiguo.

Incluso, las acciones y protestas de Calicanto contra el tramo marino de la Cinta Costera III fueron respaldadas al 100% por La Prensa, diario en el que aún Berguido tiene injerencia.

Mientras, Barrios, quien prestó su nombre para que Castro & Berguido pudiera registrar la sociedad Engetec Consulting Services S.A., tiene un lazo de amistad directo con Berguido.

Incluso, Barrios involucró en el negocio de prestar nombres para crear sociedades anónimas a su propio hermano Justo Rufino Barrios Icaza, quien aparecía como director en las dos sociedades Engetec Consulting Services S.A. y North Bay Capital Group. La firma les ofrecía un pago de 500 dólares cada tres meses por prestar sus nombres en estas sociedades.

Barrios fue por muchos años el banquero de las cuentas que Castro & Berguido tenía en el desaparecido Banco Universal, de allí el interés del diario La Prensa en darle cobertura al proceso forzado de fusión con Canal Bank.

Fue hasta septiembre del año pasado, gerente general de Banco Universal y le brindaba un servicio personalizado a Berguido y las cuentas de las sociedades off shore que manejaba hasta ese momento.

En enero de este año, Castro & Berguido, junto a Paniza y Barrios, renunciaron como directores de North Bay Capital y Engetec Consulting Services S.A.

Paniza también está vinculado a la sociedad Kingstall Financial Inc. (Kingstall), creada en BVI por la firma Aramo Corporate Services, de acuerdo con una publicación de La Estrella de Panamá.

Aramo también coordina trabajos con Castro & Berguido, lo que podría explicar la participación de Paniza con Kingstall.

La Estrella de Panamá señaló que las sociedades North Bay Capital Group y Engetec Consulting Services S.A. fueron inscritas por Castro & Berguido a pedido de Paulo Miranda, y el beneficiario final era Barry William Herman, un estadounidense investigado en Suiza por falsificación de documentos.

Uno de los nexos con la constructora brasileña, lo revela Vinicius Veiga Morín, quien en su delación en Brasil sostiene que Herman fue contratado para figurar como beneficiario de algunas cuentas de Fernando Migliaccio, exejecutivo de Odebrecht, una de las personas clave en el entramado de red de sociedades con las que se disfrazaban las supuestas coimas o sobornos.

La Estrella de Panamá detalló en su publicación de ayer, miércoles, que North Bay abrió una cuenta bancaria en PKB Privatbank (banco en el que Odebrecht tenía cuentas en Suiza) en la que el único firmante y beneficiario era Herman.

La publicación sostiene que ambas sociedades eran supuestos instrumentos para invertir, prestar servicios de consultoría económica y financiera, ingeniería consultiva y desarrollo de estudios de viabilidad de anteproyectos.

La Estrella de Panamá también citó a Fernando Migliaccio, uno de los brazos financieros de Odebrecht, quien dijo en una de sus delaciones que Engetec Consulting Services emitió 500 acciones.

Las acciones están al portador, pero en diciembre de 2011, la sociedad emitió bonos a renta fija por $4.1 millones con vencimiento en dos años, con el fin de captar dinero y supuestas inversiones.

Paniza dijo a La Estrella de Panamá que estuvieron en las directivas de estas sociedades hasta que conocieron que estaban vinculadas al escándalo Odebrecht, pero negaron ser los beneficiarios finales de cualquier negocio.

Paniza recordó que en su indagatoria, la fiscal Zuleyka Moore le preguntó si no leía los documentos que firmaba, a lo que respondió que lo hacía, pero que en este caso ni recordaba qué puesto ocupaba en la directiva de estas sociedades.

Panamá América buscó la versión de la firma Castro & Berguido, pero no hubo respuestas a la solicitud.

Igualmente, este diario hizo contacto con la oficina de Carlos Barrios, en Metrobank, donde ocupa el cargo de vicepresidente de operaciones, pero su secretaria dijo que no se encontraba en el banco.

Berguido, en meses recientes acudió al edificio Avesa, sede de la Fiscalía Especial Anticorrupción, al parecer, por este expediente.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)