miércoles, 6 de diciembre de 2017

(Panamá) Sebastián Paniza y Carlos Barrios, vinculados a una de las sociedades anónimas utilizadas por Odebrecht

Este pareciera un cuento trágico cómico. Quien se declara ‘el mayor enemigo' de la constructora brasileña Odebrecht quedó imputado en la trama de blanqueo de capitales que investiga la Fiscalía Especial Anticorrupción en Panamá por haber prestado su nombre en tres sociedades anónimas controladas por la brasileña.
El arquitecto Sebastián Paniza, director de la Fundación Calicanto y que actualmente labora en la Dirección de Patrimonio Histórico, presta sus servicios como dignatario en cientos de sociedades anónimas. Prestar su nombre jamás le había causado tantos dolores de cabeza. Especialmente por aparecer como representante legal de tres sociedades anónimas que utilizó Odebrecht para mover millones de dólares. Estas son Kingstall Financial Inc. (Kingstall), Engetec Consulting Services y North Bay Capital Group, estas dos últimas constituidas en Panamá. A través de estas tres compañías, la constructora transfirió coimas para políticos en distintas partes del mundo ayudada por cuentas en Andorra.

‘Quedé enredado en la casa del enemigo. Casi me caigo para atrás cuando me dijeron de la Fiscalía que me indagaban por ese caso. Yo que tanto he criticado a mis colegas que sirvieron a esa empresa', exclamó Paniza a La Estrella de Panamá.

Él y Carlos Barrios, un banquero en las mismas circunstancias, formaron parte de la directiva de Kingstall, sociedad anónima con la que se adquirió el 15% de Odebrecht Oil and Gas Angola, Ltd. (OOG Angola) por un monto de $103,267,277. Además, Kingstall recibió líneas de crédito de Odebrecht y emitió $30 millones en deuda que adquirió The Blackcomb Fund, Ltd., una compañía registrada en Bahamas que abrió una cuenta bancaria en Andorra —al igual que las dos antes mencionadas— por las que se movieron millones de dólares en coimas.

Cuando se hizo público el escándalo, Paniza recibió llamadas de todo el mundo que le preguntaban qué había pasado. La Fiscalía allanó su casa un lunes a las cuatro de la mañana, donde tiene su oficina, y lo citó al Ministerio Público.

En la indagatoria, tanto él como Barrios negaron cualquier vínculo con la constructora o con los beneficiarios de las sociedades anónimas. Admitieron a la fiscal Zuleyka Moore que formaron parte de la directiva desde 2004, cuando se creó Kingstall -un servicio legal en Panamá regulado por la Ley de Sociedades Anónimas de 1927- hasta que se enteraron por los medios que las offshore estaban enredadas con la trama Odebrecht. Entonces renunciaron como dignatarios, al igual que el agente residente, Aramo Corporate Services.

La sociedad fue instruida a Aramo por Paulo Miranda, un abogado que pertenecía a una firma en Miami, Florida, Estados Unidos, y con estrechas relaciones con la constructora brasileña.

Paniza describió a la fiscal cuan enemigo se considera de la constructora: ‘nunca he tenido relaciones comerciales ni profesionales con ellos ya que sus acciones han ido en detrimento del patrimonio nacional panameño y una de ellas nos ha llevado a perder la declaratoria mundial como Patrimonio de la Humanidad del Centro Histórico de Casco Antiguo. Con la realización del corredor marino (Cinta Costera III), se ha invadido donde fondeaban los barcos, era un puerto principal. El sitio ha perdido parte de su autenticidad cuando antes formaba parte del Consejo Internacional de Monumentos y sitios capítulo de Panamá, cuerpo asesor de la Unesco. Presidiendo este grupo, siempre fuimos en contra de la realización'.

El único nombre familiar fue el de Carlos Barrios, también dignatario de la sociedad. Paniza reconoció su firma en varios documentos que le mostró la fiscal en donde se describen los acuerdos celebrados por Kingstall.

- ¿Usted no lee lo que firma?, cuestionó la fiscal.

-Yo leo todo lo que firmo, respondió Paniza sin recordar exactamente qué cargo ocupaba en la directiva de Kingstall.

La fiscal no se explicaba cómo el arquitecto firmó documentos en los que se dejaban ver transacciones millonarias que involucraban a la constructora.

Paniza y Barrios narraron a la fiscal que por sus servicios cobran aproximadamente $500 cada tres meses. Añadieron que una vez dieron poder amplio y total de la compañía a Paulo Miranda, se desvincularon de las actividades de la sociedad.

Miranda era abogado en la firma Akerman, radicada en Miami, despacho que según una fuente consultada por La Estrella de Panamá eran los abogados de la constructora en esa ciudad. La firma solicitó más de cuarenta sociedades anónimas a varios bufetes de abogados en Panamá, entre ellos a Castro & Berguido, y a Arias, Alemán & Mora.

Paniza narró a este diario su encuentro con la fiscal: ‘ella me dijo que esa compañía fue la que desembolsó un poco de coimas de Odebrecht, me enseñaron estados de cuenta del banco. Yo le dije que no me enseñara nada porque ahí no firmé nada', indicó.

El arquitecto manifestó que no tiene ‘la menor idea' de por qué existían transacciones entre Kingstall, Constructora Internacional del Sur (por la que se movieron más de $300 millones a través de la banca panameña) y Select Engeenering Consulting and Services, sociedad mediante la cual se transfirieron coimas a los hijos del exmandatario Ricardo Martinelli.

Por su parte, Carlos Barrios respondió a la fiscal con un consecutivo ‘no' a varias preguntas: si conoce a Luiz Campos Rabello, o a Olivio Rodrígues, Pedro Barusco (exdirectivo de Petrobras) y a otras figuras de Odebrecht.

Negó vínculos con cualquier sociedad anónima por la que se hayan transferido dineros de Odebrecht para el pago de coimas y dijo que solo prestaba servicios como director nominal para Aramo Corporate Services, para lo cual era contactado cada vez que la sociedad requería de su firma. Barrios tiene más de veinte años de ser director nominal en un sin número de sociedades anónimas panameñas y extranjeras. Dijo que desconoce si la sociedad posee una cuenta en Andorra o localmente. Tampoco tiene idea por qué se hicieron transacciones entre Kingstall y Constructora Internacional del Sur u otra sociedad anónima. Aclara que su relación, al ser director nominal, únicamente refiere a trámites legales que estén dentro de sus facultades, pero no cuenta con poder administrativo o de manejo en relación comercial o de las actividades que haga la sociedad, para ello se dio poder amplio a Paulo Miranda.

EL DESPACHO DE MIAMI

Las sociedades en la mira y su origen

Aramo Corporate Services, radicada en Islas Vírgenes Británicas (IVB), oficina de la firma panameña Arias, Alemán & Mora, tuvo relaciones profesionales con el abogado Paulo Miranda, de PSM Corporate Services Inc., establecida en Miami, Florida, Estados Unidos, por más de quince años.

El bufete de Castro & Berguido también es cliente de Aramo, que recibió instrucciones de Miranda para la constitución de una sociedad en IVB, así nació Kingstall Financial Services, en diciembre de 2004, sociedad de la cual Aramo fungió como agente residente hasta septiembre de 2016.

Entre otros servicios, Miranda requirió certificado de acciones de la empresa, así como un poder amplio y la confección de contratos.

Sebastián Paniza prestó servicios a Castro y Berguido Panamá, que a su vez son clientes de Aramo en IVB.

Según los informes que brinda a la fiscalía la firma de abogados, Miranda corría con todos los gastos desde el momento de la inscripción de Kingstall.

Kingstall, según reportes periodísticos de Brasil, fue una de las offshore utilizada por el grupo Odebrecht para pagar sobornos y ayudar a clientes a hacer fraude fiscal y blanqueo de capitales. A través de esta empresa, se pagaron los sobornos a Renato Duque, el máximo responsable de Petrobras.

La policía de Andorra efectuó una investigación al abogado Paulo César. Reportes del diario El País señalan que Luiz Eduardo Da Rocha, director de la División de Operaciones Estructuradas de la constructora, viajó a Miami y allí se decidió crear una sociedad offshore y una cuenta para canalizar el soborno al exministro colombiano Gabriel García Morales, quien concedió a la constructora un tramo de la autopista conocida como Ruta del Sol.

Reportes de medios internacionales señalan que uno de los culpables de tramitar sobornos de la constructora afirmó que entre 2010 y 2011 Paulo Miranda supuestamente participó en una reunión con directivos de Odebrecht en la que se analizó la crisis de liquidez por la que pasaba el Antigua Overseas Bank, en el que la empresa brasileña tenía cuentas para pagar sobornos en el exterior. La firma posteriormente negó esta información.

Engetec Consulting Services fue inscrita en el Registro Público panameño el 21 de junio de 2011 y fue una de las cuentas que operaba en bancos del Caribe, según delató Fernando Migliaccio, brazo financiero de Odebrecht, emitió 500 acciones. Los directores de la firma son Justo Barrios Icaza, José Marín y Sebastián Paniza, prestanombres de la firma. Las acciones están al portador, pero en diciembre de 2011 emitió bonos a renta fija por $4,116,000 con vencimiento en dos años, con el fin de captar dinero y supuestas inversiones.

North Bay Capital Group se registró en Panamá en octubre de 2011. En el acta constitutiva se explica que tendría negocios en el mundo marítimo, además de hacer préstamos y adquisición de bienes o acciones. Sus directivos son Justo Barrios, Jaime Marín y Sebastián Paniza, y emitió acciones al portador.

TESTAFERROS ODEBRECHT

El director de la Fundación Calicanto demandó a la constructora

SEBASTIÁN PANIZA

Explicó que Kingstall se creó a petición de un cliente que tenía tiempo atendiéndose con el bufete Castro & Berguido.

CARLOS BARRIOS

Negó tener vínculos con la empresa Osel-Odebrecht Servicos No Exterior, con la que Kingstall Financial efectuó una operación millonaria.

PAULO MIRANDA

Abogado radicado en Miami, Florida, Estados Unidos, de la firma Akerman LLP, Florida que supuestamente participó en una reunión en las oficinas del bufete en Miami con directivos de Odebrecht. De acuerdo a medios internacionales, en este despacho se decidió crear una sociedad offshore y una cuenta bancaria para canalizar el soborno del exministro colombiano Gabriel García Morales.




FUENTE: Con información de Adelita Coriat - Marlene Testa - http://laestrella.com.pa - (PULSE AQUÍ)