lunes, 29 de enero de 2018

(EE.UU.) Antigua casa de los Turpin en Texas estaba llena de heces y pestilencia

Nellie Baldwin ha comprado propiedades para rentarlas durante décadas. En abril del 2011, compró una casa cuya hipoteca había vencido en Rio Vista, Texas. Ella le dijo a CNN que la casa era “asquerosa” y que “parecía como si fuera inhabitable”.

“Embarraron heces en las paredes”, dijo Baldwin, “la sala y todas las habitaciones tenían un terrible olor”.

Dice que siempre se preguntó qué habría pasado con la familia que vivía en la casa antes de que ella la comprara.

Hace unas dos semanas, finalmente lo supo.

La casa pertenecía a David y Louise Turpin, la pareja de California acusada de torturar y matar de hambre a sus 13 hijos, a quienes mantenían encadenados a sus camas durante semanas o meses, de acuerdo con los fiscales del caso.

La evidencia encontrada en su casa de Perris, California, sugiere que los niños “a veces no eran liberados de sus cadenas ni para ir al baño”, dijo Mike Hestrin, fiscal de distrito del condado de Riverside en una conferencia de prensa el jueves.

“Estoy impactada”, dijo Baldwin, de 78 años.

La casa de Rio Vista estaba en tan malas condiciones, dijo ella, que los banqueros no la dejaban ver la propiedad a menos que firmara una “inofensiva cláusula” que decía que si ella o alguien de su familia se enfermaba en la casa, el banco no se hacía responsable.

“Pero no pensamos en nada de esto”, dijo Baldwin. Ella dice que en el pasado compró propiedades que “apestaban” y necesitaban trabajo, así que no se lo pensó dos veces.

La hipoteca de la casa, le dijo a CNN, había vencido en abril de 2010. El banco había hecho algo de limpieza antes de la compra, pero el interior estaba sucio.

Además de las heces en las paredes, había “basura por donde miraras” y los paneles de yeso tenían hoyos. El olor en el interior era tan horrible que después de un día limpiando la casa, Baldwin tenía que echar varios litros de blanqueador en los pisos solo para combatir el hedor para el día siguiente, cuando tendría que volver a hacerlo.

“Enferma pensar que había gente viviendo así, ¿sabes?”, dijo Baldwin. “Que tantos niños vivieran en tan pésimas condiciones durante 12 años sin que nadie lo supiera”.

Las autoridades dicen que David y Louise Turpin golpeaban y asfixiaban a sus hijos, les servían pequeñas porciones de comida en un estricto horario y les permitían bañarse solo una vez al año. Los niños iban de los 2 a los 29 años.

Los padres fueron arrestados luego de que su hija de 17 años escapara de la casa en Perris y llamara a la policía para contar que sus hermanos estaban cautivos. Los padres se han declarado no culpables de 37 cargos.

FUENTE: Agencias - https://www.noticiaaldia.com
 

LO + Leído...