viernes, 19 de enero de 2018

(EE.UU.) La vida de los 13 hermanos en cautiverio en California: comían una vez al día y se bañaban dos veces al año

Nuevos detalles sobre el caso de los padres que mantenían cautivos a sus 13 hijos en su vivienda ubicada en California, Estados Unidos, salieron a la luz. Los hermanos se encontraban en condiciones inhumanas, se bañaban dos veces al año y sólo comían una vez al día, indicó un oficial de policía.

David Allen Turpin y Louisa Anna Turpin, se presentaron ante un tribunal y fueron sentenciados por tortura y abuso infantil. El fiscal del condado, Mike Hestrin, indicó que de mantenerse los cargos podrían cumplir una condena de 94 años de prisión o incluso cadena perpetua, así informó AFP.

La casa donde residían los jóvenes, en edades comprendidas entre dos y 29 años de edad, era una verdadera prisión, porque vivían encadenados a los muebles, no se les permitía tener amigos y las condiciones de la casa eran insalubres.

Se pudo conocer que fueron admitidos en varios hospitales, con grado de desnutrición severa, también se asignará un psicólogo para que los evalúe luego de que mejoren su estado físico, reseñó Telemundo.

Por su parte, la familia manifestó no tener conocimiento de lo que hacían los padres, debido a que tenían poco contacto con ellos, por no decir que ninguno. Sin embargo, Betty Turpin, madre de David Turpin, indicó que “eran como cualquier familia común”, e incluso se trataban con mucho cariño.

Asimismo, expresó que su hijo, en una oportunidad, le dijo que tenían muchos hijos porque así lo disponía Dios, “creía que eran cristianos modelo”.

Los hijos han sido recíprocos pero todavía no han podido dar declaraciones para esclarecer el caso. El macabro suceso se descubrió cuando la hija de 17 años escapó de la casa y llamó al 911, se presume que tiene una capacidad mental menor a la de su edad, por la tortura a la que fue sometida.

FUENTE: Agencias - http://sumarium.com
 

LO + Leído...