lunes, 8 de enero de 2018

(EE.UU.) Trump insiste en campaña contra polémico libro "Fire and Fury"

El presidente estadounidense Donald Trump junto con su grupo de asesores inisiste en su campaña contra el libro "Fire and Fury: "Inside the Trump white house" del periodista y escritor Michael Wolff que cuestiona la salud mental del mandatario y describe el turbulento primer año de Trump en la Casa Blanca.

"Creo que uno de los efectos interesantes de este libro es que la historia que cuento parece presentar la presidencia de Trump como incapaz de hacer su trabajo, cosa que claramente es cierta", dijo Wolff y agregó: "Eso es lo que pondrá fin a su presidencia".

"He lidiado con noticias falsas desde el primer día que anuncié mi presidencia, ahora tengo que lidiar con un libro falso, escrito por un autor totalmente desacreditado. Ronald Reagan tuvo el mismo problema y luchó contra ello. ¡Así haré yo!", escribió Trump en su cuenta de Twitter @realDonaldTrump el domingo.

Sin entrar en detalles, por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró que en el libro había cosas "completamente falsas".

El libro de Wolff salió a la venta el viernes cinco de diciembre luego de un intento del gobierno estadounidense por detener su publicación.

Wolff escribió en su libro sobre la elección de Trump como presidente y dijo: "Y en poco más de una hora, en la observación de Steve Bannon, un Trump confuso se convirtió en un Trump incrédulo y luego en un Trump aterrorizado".

Añadió: "Pero aún faltaba la última transformación: de repente, Donald Trump se convirtió en un hombre que pensaba que merecía ser y sería totalmente capaz de ser, el presidente de los Estados Unidos".

El periodista citó al exestratega jefe de la Casa Blanca, Steve Bannon, y agregó: "Trump, dijo Bannon, fue a Rusia y pensó que iba a encontrarse con Vladimir Putin pero a Putin no le importaba una mierda. De forma que Trump siguió tratando".

Wolff hizo referencia al miedo que siente el mandatario estadounidense de ser envenenado y escribió: "El miedo a ser envenenado es la razón por la que a Trump le gusta tanto comer en McDonald's: nadie saber que irá y la comida es preparada sin esa información".

"Qué idiota de mierda, exclamó el magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch al colgar el teléfono"; es otro de los fragmentos del libro.

Wolff criticó que el auxiliar Sam Nunberg fue enviado a explicarle la Constitución al candidato: 'Pude llegar hasta la Cuarta Enmienda antes de que empezara a tirarse de los labios con los dedos mientras hacía girar los ojos".

Los apodos secretos de los hijos de Trump, Donald Junior y Eric, son Uday y Qusay, como los hijos de Saddam Hussein, refirió Wolff en el libro.

FUENTE: Con información de Agencias - Telesur