miércoles, 3 de enero de 2018

(España) El juez ve indicios de delito sexual en el caso de Diana Quer e imputa a la mujer del Chicle

El Juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira ha encontrado indicios de un presunto delito contra la libertad sexual en el caso de Diana Quer. Así lo señala en el auto firmado en el que reabre las actuaciones por la desaparición de la joven madrileña, en las que imputa a Enrique Abuín Gey, alías 'el Chicle', y también a su esposa Rosario, de la que sostiene que no se puede descartar que participara en los hechos presuntamente delictivos.

El Chicle comparecerá este jueves en el juzgado de Ribeira. El auto precisa que la causa se sobreseyó en su momento al no poder ser dirigida la misma frente a persona alguna determinada, pero, a raíz de las últimas investigaciones policiales practicadas, “se desprende la existencia de nuevos elementos fácticos que corroboran los indicios anteriormente existentes” respecto a varios delitos. En concreto, los de detención ilegal, homicidio o asesinato y contra la libertad sexual.

El auto señala que la aparición del cadáver de Diana Quer, la madrugada del 31 de diciembre en una nave abandonada de Asados (Rianxo), permite atribuir al Chicle la comisión de un delito de homicidio o asesinato, "existiendo igualmente indicios respecto a la posible comisión frente a la misma de delitos contra su libertad sexual". La resolución del juez no aclara si esos indicios tienen que ver con la autopsia que se le realiza al cadáver de la malograda joven en el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga).

Todos los hechos mencionados se le atribuyen al Chicle —actualmente en situación de prisión provisional—, "no pudiendo ser descartada en el momento actual la participación en los mismos de su esposa, resultando por tanto ambos investigados en la presente causa". La mujer de Enrique Aguín, Rosario R. F., facilitó durante la investigación una falsa coartada que demoró la detención de su marido, al asegurar que pasó con ella la noche del 22 de agosto de 2016, cuando se produjo la desaparición de Diana. Pero cuando Enrique fue detenido y conoció las pruebas que lo implicaban del intento de secuestro de otra chica en Boiro, cometido el pasado 25 de diciembre, reconoció ante la Guardia Civil que estaba mintiendo. Fue el hecho definitivo que permitió que el Chicle se derrumbara y revelara el lugar donde escondió el cadáver, aunque sostiene que la mató involuntariamente al atropellarla con su coche.

Las actuaciones remitidas al Juzgado de Instrucción número 1 contienen también las investigaciones desarrolladas respecto a ese intento de secuestro ocurrido en Boiro, que se frustró por la resistencia presentada por la víctima y por la aparición de dos jóvenes que acudieron a sus llamadas de socorro. Las diligencias previas de ese caso las llevará el número 2 del mismo partido judicial, al entender que una tramitación conjunta "podría suponer una excesiva complejidad o dilación para ambos procesos, tratándose además de hechos separados notablemente en el tiempo". El juez concluye que como diligencias a practicar en el momento actual, procede la toma de declaración en condición de investigada de la mujer del Chicle, así como la incorporación a la causa de sus antecedentes penales. Se acuerda también la declaración en calidad de testigos de dos personas, que podrían ser la hermana y el marido de Rosario. Todos ellos comparecerán ante el juzgado este jueves a las 11:00.

FUENTE: Con información de PABLO LÓPEZ. VIGO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...