miércoles, 24 de enero de 2018

(España) Marlene Wind, la profesora que acorraló a Puigdemont: "¿Quiere una limpieza étnica?"

"¿Es una balcanización? ¿Lo que quiere es un Estado limpio étnicamente? ¿Ese es su ideal?”. Eran algunas de las preguntas más comprometidas que la profesora del CEP Marlene Wind le hizo a Puigdemont durante un debate en la Universidad de Copenhague en su visita a Dinamarca. “Siento ser provocativa, pero para eso estoy aquí”, apuntó, ganándose las risas del público y un gesto de incredulidad de Puigdemont.

Marlene Wind no solo ha sido dura con Puigdemont porque no le gustan las ideologías independentistas, como ella misma reconoce en una conversación con El Confidencial, sino que le parece que las cosas en Cataluña han sido “un auténtico desastre" desde el principio. “Soy muy crítica con la violencia porque creo que hay que dialogar las cosas y resolverlas. Por eso, para mí, Rajoy no siempre actuó como debía. Pero Puigdemont, en lugar de relajar la situación, la está escalando más. Él sabía que iba a ser nominado este lunes por el Parlamento y por eso montó todo esto. Hemos sentido que nos ha tomado como rehenes para montar su circo”, lamentó la experta danesa.

Wind no ha dado tregua durante el debate: “¿Es esa su visión? ¿Romper Europa en miles de estados? ¿Cuántos quiere? Si lo es, estoy muy preocupada”, insistía. Y antes de dejar responder al 'expresident', aclaraba la utilización del término balcanización. “Lo he usado porque la única manera en la que pudimos resolver la crisis de la ex Yugoslavia fue construir estados que fueran limpios. Creo que es una forma muy peligrosa de moverse. Creo que fue un gran fracaso, aunque fue la única solución en ese momento”, aclaró poco antes de volver a insistirle a Puigdemont. “¿Es eso lo que queremos en el siglo XXI? ¿Pequeños estados que están basados en que todos tengan la misma lengua y una etnia o identidad?".



La profesora reconoce que le dio varias vueltas durante el fin de semana a su participación en el debate con Puigdemont. “Yo no tengo nada que ver con esto. Nosotros ni siquiera le hemos invitado. Él se invitó solo y la universidad aceptó porque es un espacio libre donde se permite el debate. Yo he puesto como condición que me dejen expresarme libremente, si no, no hubiese participado”, explicó. Las ideas que defiende Puigdemont en la Europa del siglo XXI le “dan mucho miedo” porque “estos movimientos conducen hacia el lado erróneo, hacia la balcanización” de la región. Recuerda que la división solo trajo desgracias a la antigua Yugoslavia durante la guerra de los Balcanes.

“Putin estaría contento”
“¿Y qué pasa con la estabilidad? ¿Reflexiona algo sobre esto cuando se va a dormir por las noches? Quizá tenga cosas más interesantes en las que pensar”, continuaba lanzando la profesora ante un Puigdemont que no dejaba de apuntar futuras respuestas. Wind hablaba entonces de lo que calificaba como un posible efecto dominó: “¿Piensa en cómo de inestables pueden ser las consecuencias de su proyecto en términos de inspirar a otras regiones europeas a hacer lo mismo?”.

“¿Y quiénes son los beneficiarios de estados independientes en Europa? Creo que mucha gente de aquí estaría de acuerdo conmigo”, aseguraba dirigiéndose a la sala. “Vladimir Putin estaría bastante contento si ese fuera el caso”.

“Los políticos daneses no quieren verle”
La posible pertenencia de Cataluña a la Unión Europea también ha sido una materia en la que la interlocutora de Puigdemont ha incidido. “¿Espera que Cataluña en un futuro se convierta en un miembro de la Unión Europea? Yo creo que es su esperanza, ¿pero cree que pasará considerando que Cataluña ha estado bastante sola en su lucha por la independencia?”, sentenciaba. “Culpa a Rajoy y a España, por supuesto, pero, para serle franca, sé que pocos políticos daneses en el Gobierno quieren conocerle”.

Por último, Wind le ha pedido su visión en cuanto a comparar España con Polonia y Hungría. “En mi opinión, eso es casi ofensivo. Creo que lo que está pasando ahí asusta, en el sentido de no estar viviendo con los principios básicos de la UE en términos de democracia. En cambio, en España hay una Constitución”.

"Puigdemont es hábil haciéndose la víctima"
Pasado el fragor del debate, Wind valoraba el acto en conversación con este diario: “Estando aquí, quería atención y buscaba mostrarse como una víctima del Gobierno español. Es un político muy bueno en eso, en hacer campaña, en presentarse ante los medios como una víctima de la política española. Así que, desde luego, ha sido una estrategia muy inteligente la suya de venir hoy aquí”.

Sin embargo, y tras subrayar sus dotes “para hacer propaganda”, lamentó que durante el proceso que llevó a la independencia unilateral, Puigdemont “no ha hecho las cosas de una forma bonita” y ha basado su discurso en “ese tipo de ideologías identitarias en las que todo es nosotros y solo nosotros”, en sus propias palabras. “Él quería montar un 'show' aquí hoy y lo hizo”, sentencia la profesora.

La política entendida por Wind es una basada en “reglas constitucionales” que “deben ser respetadas” por todos los que juegan en un marco legal. Para ella, la gran diferencia entre la situación catalana y la escocesa es que en Escocia “se ha respetado la Constitución” y se han “construido unos procedimientos” a seguir para el referéndum. “Esa forma de hacer las cosas está mucho mejor… Aunque yo sea muy crítica con las ideologías separatistas”, definió. Sobre las comparaciones que hizo Puigdemont entre Cataluña y Groenlandia y las islas Feroe, estos dos últimos territorios autónomos daneses, Wind dice que a Dinamarca “le encantaría que declarasen” su independencia porque “no hacen más que pedir dinero” a Copenhague.

La respuesta de Puigdemont
“Ha comenzado su intervención diciendo que no es una experta en las relaciones internacionales de España. Estoy de acuerdo”, replicaba Puigdemont a modo de respuesta y provocando los aplausos del público. Y enlazaba con la última cuestión que había abordado Marlene Wind. “Si mira los papeles, sí, España es una democracia, pero creo que debería mirar los hechos. La invito a conocer los hechos más profundamente”.

“Discutir sobre Cataluña no pasa por Rusia”, respondía poco después Puigdemont a la pregunta sobre Putin. “Sé que muchos periódicos digitales de España han hablado de la relación de Cataluña con Rusia. Por favor, más seriedad”. En cuanto a la UE, el expresidente ha señalado que no es justo "coger la parte más fuerte de la UE y dejar las partes más complicadas". "Para mí y para la mayoría de la gente catalana no hay problema con lo que dice nuestro DNI, no es un problema de identidad".

"Es ofensivo para nosotros esta teoría de la balcanización", respondía respecto al término utilizado por la profesora. "Si mira la historia de nuestro movimiento, verá siempre, sin excepción, que siempre hemos estado en el lado de la democracia: durante la Primera Guerra Mundial, la Segunda y durante la dictadura”, aprovechaba entonces para recordar que el presidente catalán Companys fue ejecutado por Franco y que la lengua catalana estaba prohibida.

Sobre la “limpieza étnica”, Puigdemont asegura que en Cataluña no ven “ninguna división étnica”. “Todos nosotros somos parte de familias mixtas”, asegura. "El 70% de nuestras familias tiene raíces fuera de Cataluña. Hablábamos mínimo dos o tres lenguas, no queremos construir un Estado solo con una. Queremos ser un Estado multicultural, pero si tratas de hablar catalán en el Parlamento español, no puedes. En cambio, en Cataluña no pasa nada por estudiar en español”.

FUENTE: Con información de IMANE RACHIDI - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...