viernes, 26 de enero de 2018

(España) Santamaría defiende ir por delante para frenar a Puigdemont: “Gobernar es decidir”

El Gobierno quiere esta vez ir por delante de los acontecimientos y los planes de los independentistas y aspira a que el Tribunal Constitucional anule la candidatura de Puigdemont a la presidencia de la Generalitat antes de que empiece el debate de investidura. El Consejo de Ministros ha aprobado ya el recurso correspondiente ante el TC contra el nuevo desafío a la ley que plantean los secesionistas con el fin de desactivarlo el próximo martes pese a que el Consejo de Estado recomiende esperar. “Gobernar es tomar decisiones” y “nuestra obligación es defender la unidad de España y el Estado de Derecho”, proclamó la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, al anunciar el paso dado por el gabinete de Rajoy.

La ‘número dos’ de Mariano Rajoy, también para los asuntos del reto secesionista en Cataluña, insistió en que el Gobierno tiene que cumplir con sus obligaciones y utilizar todas las armas jurídicas y políticas a su alcance para impedir otra vulneración de la ley y el espectáculo que pretende dar el expresidente de la Generalitat. Según Sáenz de Santamaría, es evidente que un personaje prófugo de la Justicia, acusado de rebelión, sedición, malversación y desobediencia, no puede aspirar a ser presidente de una Comunidad autónoma porque primero tiene que volver a España a responder ante el Tribunal Supremo.

La vicepresidenta recordó que Puigdemont tiene por delante una orden de búsqueda y captura en el territorio nacional que le obliga a pasar antes por los tribunales de forma voluntaria y que, en cualquier caso si no no hace ya se ocuparán las fuerzas de seguridad de detenerlo.

“El Gobierno considera que tiene argumentos legales suficientes para evitar la investidura”, insistió Sáenz de Santamaría frente a las objeciones del Consejo de Estado al momento elegido por el Ejecutivo para pedir la intervención del TC. Lo que recurre ya el Consejo de Ministros es la presentación de la candidatura inviable, no la celebración del pleno al que podría concurrir otro diputado independentista que no tuviera causas pendientes con la Justicia.

Para la vicepresidenta el “mal mayor” sería dejar a Puigdemont que incurriera en una nueva afrenta a la democracia española al burlar las leyes.

Sobre el cambio de criterio del Ejecutivo entre el miércoles y el jueves, cuando pasó de sostener que había que esperar a que se sustanciara alguna ilegalidad en la convocatoria del pleno a instar ya al TC, Sáenz de Santamaría apuntó a los movimientos del presidente de la Cámara catalana, el republicano Roger Torrent. En concreto, se refería al viaje a Bruselas del dirigente de ERC para ponerse al servicio de Puigdemont y al hecho de ocultar sus planes sobre el pleno del día 30 de este mes a los portavoces de los grupos constitucionalistas de la Cámara.

Según las explicaciones de la vicepresidenta, Torrent ya ha dado muestras de por dónde van los independentista de nuevo a pesar de los avisos de que no podía proponer a un candidato inviable si no quería enfrentarse a la respuesta del TC como ya le ocurrió a su predecesora Carme Forcadell.

El recurso del Gobierno ya está en el Tribunal Constitucional, órgano que tendrá que estudiar inmediatamente su admisión a trámite, un primer paso que supone la suspensión automática de la propuesta de candidatura. Según fuentes del TC consultadas por El Confidencial, el ponente será el magistrado ‘progresista’ y de origen catalán Juan Antonio Xiol.

FUENTE: ÁNGEL COLLADO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...