martes, 16 de enero de 2018

(Panamá) Jované: "La intolerancia de Varela refleja tendencia a la dictadura"

El presidente Juan Carlos Varela calificó de "anarquistas" al grupo de personas que gritó arengas frente a su residencia el pasado 9 de enero, y los relacionó con quienes denuncian en redes beneficios para su empresa licorera, tras la formalización de las relaciones entre Panamá y China.

"Son los mismos anarquistas que están todo el día en las redes sociales, buscando cómo quitarse los resentimientos, atacando a los demás", acusó Varela.

Visiblemente molesto, pero de manera escueta, el mandatario se refirió ayer a las imágenes que circulan sobre uno de los licores que produce su empresa familiar para ser exportados al nuevo socio asiático.

"Decir que cualquier esfuerzo de exportación está relacionado con un tema de mi posición como presidente es una falta de respeto".

Al respecto, Varela insistió en plantear un vínculo directo para estas nuevas críticas, con los manifestantes que gritaron "¡ahí está el ladrón!", la semana pasada, frente al exclusivo edificio donde reside.

"No contentos con haber atacado a mi familia, nos atacan la empresa que es de la familia".

El presidente Varela, incluso, dijo que los supuestos irrespetos son extensivos a los más de 1,500 colaboradores de una empresa que lleva más de 110 años en el país.

Al ser indagado sobre la lluvia de críticas que ha recibido el Gabinete, luego de un pronunciamiento público que ha sido calificado por diversos sectores como una amenaza a la libertad de expresión y de prensa, el presidente prefirió no ahondar en el tema.

"No voy a entrar en eso. Hoy [ayer] es un día de noticias positivas; las negativas se las dejamos a los que les gusta promover noticias negativas", afirmó.

Tono agresivo
El abogado Francisco Carreira reaccionó recordándole al presidente Varela que "quienes fuimos allí [a la manifestación del 9 de enero] no tenemos nada de anarquistas. Lo que queremos es un país que se maneje con orden".

En declaraciones a Panamá América, el jurista Carreira lamentó que el Gobierno se haya mantenido en los últimos días con su discurso "amenazante".

Y, puntualmente, sobre lo de "anarquistas" a los manifestantes, señaló que es una reacción "totalmente exagerada, fuera de tono, y que demuestra un gran irrespeto" a las miles de personas que se manifestaron.

Carreira también dijo que estas explosiones del jefe del Ejecutivo "están tratando de cubrir las apariencias", tratando de intimidar y acusar a quienes protestaron, "que queremos que lo que Odebrecht ha hecho, que es evidente en Brasil y Estados Unidos, sea evidente en Panamá".

Por su parte, la vocera de MOVIN, Annette Planells, quien también participó de la convocatoria contra la corrupción en la Cinta Costera, reconoció que al final la manifestación se tornó "irrespetuosa", pero se mantuvo "pacífica".

Y sobre la reacción de ayer del presidente, Planells dijo que solo busca "desviar la atención sobre lo realmente importante: que es la necesidad que tiene el país de una estrategia para vencer la impunidad".

El abogado Ernesto Cedeño coincidió en que "esos epítetos peyorativos no están a la altura del cargo del presidente".

Y le recordó al mandatario que su cargo le demanda tolerancia y respeto al derecho constitucional del pueblo a protestar y manifestarse.

Para el catedrático Juan Jované, el asunto es más serio: "La intolerancia de Varela refleja tendencia a la dictadura, a querer hacer las cosas a su manera y fuera de la ley, la antesala de las dictaduras".


Malestar público

15 mil personas protestaron contra la corrupción en los predios de la Cinta Costera, el 9 de enero.

2 mil manifestantes se estima se trasladaron frente a la casa del presidente a gritar arengas.

FUENTE: Con información de Adiel Bonilla - http://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...