domingo, 28 de enero de 2018

(Panamá) Matrimonio igualitario divide Corte Suprema

El matrimonio igualitario revive las diferencias y divide aún más a la Corte Suprema de Justicia (CSJ). La situación se presenta luego de que el magistrado Harry Díaz envió el pasado 26 de enero una carta al presidente de la CSJ, José Ayú Prado, en la cual le recrimina el que, de forma unilateral, haya suspendido una reunión en la que se iba a abordar este tema.

En la misiva, Díaz le plantea a Ayú Prado que hace tres semanas el magistrado Cecilio Cedalise les había informado sobre las recusaciones existentes en su contra por la advertencia de inconstitucionalidad presentada por la firma de abogados Morgan y Morgan, apoderados de Enrique Raúl Jelensky Carvajal y John Winstanley, para que se declare nulo el artículo 26 del Código de la Familia que prohíbe el matrimonio igualitario.

En ese mismo Pleno, según Díaz, se acordó que había que darle respuesta a esta recusación. Previamente, en el Pleno del 18 de enero se aprobó por mayoría que esto se haría en sesión extraordinaria del 22 de enero pasado.

Díaz indicó que Ayú Prado para suspender la sesión hizo referencia a formalismos de notificación sobre la recusación, algo que se podía solucionar en el mismo Pleno por explicación del magistrado Cedalise o por extemporaneidad.

"En mi opinión, usted no debió cancelar el Pleno del pasado lunes 22 de enero, sino simple y llanamente exponer la situación en dicho Pleno para que fuera este colegiado el que tomara la decisión correspondiente", señala Díaz.

De acuerdo con el magistrado denunciante, en el artículo 116 del Código Judicial se señala cuáles son las funciones de un presidente de la Corte, y en el mismo no dice que él (Ayú Prado) deba calificar para aprobar o suspender una reunión solicitada por un magistrado de la Corte.

Díaz cuestionó, por otra parte, el hecho de que Ayú Prado haya llamado tangencial (que atañe levemente al asunto que se trata) una solicitud de audiencia de imputación hecha para atender denuncias contra diputados.

"Lo que sí es tangencial para la administración de justicia son los viajes de cortesía y para cursos que usted realiza en deterioro no solo de los fondos del Órgano Judicial, sino por los retrasos de los plenos, que no se hacen y se agendan porque usted está de viaje", indicó.

Todo este debate ha surgido, luego de que la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) emitiera una opinión consultiva a favor del matrimonio igualitario a pedido de Costa Rica.

Opinión que ha generado todo tipo de debates, e incluso una reacción de la canciller, Isabel de Saint Malo, quien manifestó que la opinión de la CIDH a favor del matrimonio igualitario puede ayudar al Gobierno Nacional a "avanzar en la agenda de equidad y no discriminación".

"La Constitución es una constitución que establece no discriminación, como de hecho ha establecido ese fallo de la CIDH, así que estamos seguros de que con ello podremos seguir avanzando en la agenda de equidad y no discriminación en todos los frentes", dijo la canciller recientemente.

Luego de esto, la canciller De Saint Malo envió a otros órganos e instituciones del Estado, copias de la opinión consultiva de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos sobre el matrimonio igualitario para que lo acataran y se adecuara la decisión.

Actuación que causó la molestia de prestigiosos juristas nacionales, quienes señalaron que la opinión de la CIDH enviada a Costa Rica no es vinculante y que la acción de la canciller Isabel Saint Malo es un desafuero.


Cifras

5 páginas contiene la carta que le envió el magistrado Harry Díaz a José Ayú Prado.

22 de enero era la fecha que se debió realizar la reunión por la cual Díaz envió nota.

FUENTE: Con información de Luis Miguel Avila - http://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...