jueves, 18 de enero de 2018

‘Sorpasso’ de Morgan Stanley a Goldman Sachs: ¿hay nuevo ‘rey’ en Wall Street?

La banca norteamericana dejó atrás hace mucho el daño de la crisis financiera. Las entidades de Wall Street hacen bueno el dicho de que la ‘banca siempre gana’, aunque menos en 2017 menos que en el año anterior. Los bancos han realizado importantes provisiones ante el impacto esperado de la reforma fiscal de Donald Trump en los beneficios repatriados a Estados Unidos. Un golpe que reciben ahora a cambio de soportar una presión fiscal inferior en el futuro.

El cambio de paradigma plantea un descenso del impuesto de sociedades del 35% hasta el 21%. Asimismo, las empresas norteamericanas podrán repatriar sus beneficios líquidos con un coste del 15,5%. De esta forma, los expertos esperan una avalancha de beneficios repatriados, lo que supone un coste en el corto plazo y mayores beneficios empresariales en el medio y largo plazo para las cuentas de las compañías. Un ejemplo de ello es Apple, que ha anunciado que pagará 38.000 millones de dólares para llevar de vuelta sus beneficios a Estados Unidos.

En el caso de la gran banca norteamericana, el impacto asciende hasta los 28.800 millones de dólares, unos 23.500 millones de euros. Los seis mayores bancos estadounidenses, y entre los más grandes del planeta, han presentado durante los últimos días un beneficio conjunto de 69.000 millones de dólares en 2017, un 26% menos que en 2016. La razón hay que buscarla en la reforma fiscal, una de las grandes promesas de Trump que, aunque moderada en el Congreso, sí ha sacado adelante. En total, las provisiones han reducido las ganancias de estas entidades en un 29%.

Goldman Sachs sufre en bolsa
Los bancos ya se habían anticipado a la presentación de sus resultados para avisar a los inversores y evitar movimientos bruscos en sus cotizaciones. Sin embargo, la avalancha de avisos y de reportes de cifras han provocado cambios en el panorama bursátil. Morgan Stanley ha adelantado en valor en bolsa a Goldman Sachs por primera vez en más de una década, ya que esto no se veía en Wall Street desde octubre de 2006, según datos de Bloomberg. Esto es, antes del terremoto que causó la crisis financiera en el sector bancario.

Goldman Sachs presentó sus resultados este martes, y la respuesta ha sido de dos sesiones consecutivas de caídas en las que se deja un 2,6%, lo que para el gigante de la inversión, que es accionista relevante en varias empresas cotizadas españolas, supone un retroceso en su valor de casi 3.000 millones de dólares. De esta forma, su capitalización baja hasta los 99.000 millones de dólares.

Los resultados de Goldman muestran un descenso del beneficio anual del 42% hasta los 4.286 millones de dólares como consecuencia de una provisión de 4.400 millones de dólares ante la repatriación de beneficios bajo el paraguas del nuevo paradigma fiscal. El banco de inversión, que es una de las principales caras de Wall Street a escala global, sufrió un importante deterioro en los beneficios obtenidos por el comercio de renta fija, en un contexto en el que el progresivo endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal (Fed) dibuja un escenario de incertidumbre para las inversiones en bonos. Asimismo, también se desplomó el comercio de materias primas. Por otro lado, la división de gestión de activos sufre la competencia de la gestión pasiva de firmas como Vanguard o iShares, de BlackRock. Goldman Sachs sufrió reembolsos en sus fondos de cerca de 23.000 millones de dólares a lo largo de 2017. La firma tiene en torno a 1 billón de dólares bajo gestión.

Con Morgan Stanley, el otro gran banco de inversión norteamericano que pasa a competir por el ‘cetro’ de Wall Street, ocurre lo contrario en bolsa durante las últimas sesiones. El banco ha reportado un beneficio de 6.154 millones de euros, un 3% más que el año anterior a pesar de provisionar 990 millones por la reforma de Trump. La respuesta de los inversores ha sido positiva, con alzas moderadas, mientras que en la semana sube un 1%, con lo que alcanza los 100.000 millones de valor en bolsa, superando a Goldman Sachs.

Los expertos prevén que esta situación se prolongue durante los próximos meses, ya que el potencial de retorno que calcula el consenso de analistas que recoge Bloomberg es similar para ambos bancos. Tanto para Goldman como para Morgan Stanley, el potencial de subidas que calculan es del 7%, con lo que si se cumplen estos pronósticos los dos bancos de inversión seguirán cotizando en niveles similares.

El banco que reina es... JP Morgan
Morgan Stanley y Goldman Sachs son la quinta y sexta entidad financiera en el mercado estadounidense por capitalización, aunque hay que tener en cuenta que los cuatro grandes bancos norteamericanos tienen tanto negocio comercial como de inversión. La entidad con mayor valor en el parqué es JP Morgan, con más de 390.000 millones de dólares. Su beneficio se redujo el año pasado un 1% hasta los 24.400 millones de dólares, después de anunciar un impacto de 2.400 millones en sus cuentas para repatriar beneficios. El precio objetivo que estiman los expertos es de un 5% superior a su valor actual.

La segunda entidad es Bank of America, que vale en bolsa 330.000 millones de dólares. Los analistas le dan un precio objetivo un 7% por encima de su cotización. El banco, que es una de las principales inversiones de Warren Buffett, elevó su beneficio un 2% hasta los 18.200 millones de dólares, con un deterioro en las cuentas de 2.900 millones para prepararse ante el impacto de la reforma de Donald Trump.

El tercer banco del ranking es Wells Fargo, con 315.000 millones de dólares, mientras que el potencial que ve el consenso es del 6%. En su caso, la entidad también participada por Warren Buffett, que sufrió un escándalo por cuentas falsas abiertas por parte de algunos trabajadores a sus clientes para cumplir con los objetivos marcados, reportó un aumento de las ganancias del 1% hasta los 22.180 millones de dólares. En este caso, es la única entidad que arroja un impacto positivo por la reforma fiscal, ante el descenso de los tipos impositivos y tras la venta de su negocio de seguros el pasado mes de junio.

Por último, Citigroup permanece en cuarta posición con 200.000 millones de dólares. El banco es el que ha anunciado un mayor coste para repatriar sus beneficios. El impacto asciende a 22.000 millones de dólares, lo que ha provocado que sea la única entidad en pérdidas en 2017. El agujero asciende a 6.200 millones, en comparación con el beneficio de 14.900 millones de dólares del año anterior. Pese a ello, los analistas esperan que suba un 7% en bolsa durante los próximos meses.

FUENTE: ÓSCAR GIMÉNEZ - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...