miércoles, 14 de febrero de 2018

(España) Wanda vende su 18% del Atlético de Madrid acorralada por sus deudas millonarias

Wang Jianlin, el que hasta hace poco ha sido el hombre más rico de China, ha decidido vender su participación en el Club Atlético de Madrid S.A.D. Según han confirmado fuentes del mercado, el propietario de Dalian Wanda Group ha acordado el traspaso del 18% del capital del equipo rojiblanco que adquirió hace apenas tres años. El inversor, cuyo 'holding' da nombre al nuevo estadio del Atleti, se ha visto obligado a desprenderse de este paquete accionarial por las elevadas deudas que arrastra su conglomerado industrial.

Las mismas fuentes señalan que Jianling, que ahora ocupa el cuarto puesto de las mayores fortunas de China y el decimoctavo del mundo, ha firmado ya la venta de esta participación, que en diciembre de 2014 ascendía al 20%. Por estas acciones pagó unos 45 millones de euros tras largos meses de negociaciones, que se completaron con acuerdos con las autoridades asiáticas para crear escuelas de fútbol en China con los colores del Atlético de Madrid y alianzas para traer a España a niños de la mayor economía del mundo.

Ese paquete se redujo al 18% el pasado mes de noviembre, cuando la institución colchonera llevó a cabo una ampliación de capital por 50 millones de euros para dar entrada a Idan Ofer. El inversor israelí de 62 años tomó el 15% del capital a través de Quantum Pacific Group a cambio de esa inyección de dinero fresco, lo que provocó la dilución del resto de accionistas. La familia Gil, que tenía el 54,6% antes de esta operación, bajó su participación a cerca del 50%, mientras que Enrique Cerezo, el presidente, rebajó su presencia del 17,9% al 15%, y Wanda, del 20% inicial al 18% final. El restante 2% quedó en manos de accionistas minoritarios.

Según las mismas fuentes, el paquete de Dalian Wanda Group va a ser adquirido por el propio Idan Ofer, que de esta forma quiere reafirmar su compromiso con el club fundado en 1903. Se desconoce la cifra oficial de la transacción, pero fuentes financieras apuntan a que la compraventa se va cerrar por cerca de 50 millones, los mismos que el inversor nacido en Haifa pagó por el 15% hace tan solo tres meses. Ofer será, por tanto, dueño del 33% del Atleti por una inversión próxima a los 100 millones.

De esta manera, el capital chino desaparece del Atlético de Madrid tan rápido como llegó pese a las declaraciones grandilocuentes de los protagonistas. “Ser socio de Wanda, una de las primeras empresas mundiales en casi todo lo que toca, es un sueño. Wang Jianlin no viene con la mentalidad de controlar o comprar el 100% del Atlético. No quiere mandar en el club, solo le preocupa impulsar las academias del Atlético en China y en Madrid”, dijo Cerezo cuando se formalizó el acuerdo en Pekín. Por su parte, Gil Marín, consejero delegado, señaló que “es un socio estratégico que nos abre las puertas del mercado asiático, que nos ayuda en la financiación, vía patrocinios o vía programas de formación”.

En febrero, en una visita al nuevo estadio del club, el presidente añadió que la alianza con Wanda era “de las decisiones más inteligentes que hemos podido tomar, permitir la entrada de un conglomerado de empresas tan importantes como este en el Atlético de Madrid, porque ayudan y en el día a día de la gestión prefieren no intervenir”. Además, en referencia a los rumores de que el grupo chino quería tomar el 100% del capital, Cerezo agregó que “puede hacer lo que considere oportuno con su participación, pero por lo que percibo está contento con el modelo de gestión del club y no tiene intención ni de salirse ni de comprar más”.

El nombre del Metropolitano
¿Qué ha ocurrido entonces? El problema no ha sido la relación entre el empresario chino, que tiene activos inmobiliarios valorados en 40.000 millones de dólares, y el Atleti. Tiene que ver con el excesivo endeudamiento de su 'holding', que en los últimos años ha adquirido numerosas empresas en Europa y Estados Unidos. Una expansión que se ha hecho con dinero prestado por bancos controlados por el Gobierno de Pekín, que han alertado del riesgo de impago.

De hecho, agencias de calificación internacionales como Standard & Poor's, Moody's y Fitch le rebajaron su 'rating' de solvencia a bono basura. El grupo de Jianlin tiene que hacer frente el próximo trimestre a vencimientos de deuda por 2.000 millones de euros, lo que le ha llevado a vender a la carrera activos inmobiliarios y sus parques temáticos en China al Grupo Sunac por 9.300 millones, incluidos 76 hoteles de sus complejos turísticos.

Pese a esta situación del empresario chino, de momento, el estadio del Atleti mantendrá el nombre comercial de Wanda Metropolitano tras el acuerdo firmado en 2016, tal y como adelantó El Confidencial, y que entró en vigor esta temporada 2017-2018. La alianza se selló por cinco años, pero el grupo asiático pagó por adelantado los 10 millones pactados por año (50 en total), por lo que en teoría seguirá alumbrando la nueva casa rojiblanca. Salvo que Ofer también quiera bautizar el moderno coso colchonero con una de las marcas de su conglomerado familiar: los cruceros Royal Caribbean.

FUENTE:  Con información de AGUSTÍN MARCO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...