lunes, 19 de marzo de 2018

(Colombia) Falleció Yeison Cohen, boxeador venezolano que estaba en coma en Barranquilla

En la noche del 2 de marzo, el venezolano Yeison Cohen se desplomó en su esquina mientras esperaba el inicio del octavo asalto de la pelea frente al colombiano Hugo Berrío que se llevó a cabo en el hotel El Prado de Barranquilla. Una vez en el suelo empezó a convulsionar. El pugilista fue reanimado y trasladado a la Clínica del Norte, donde le detectaron un edema cerebral y este sábado después de 15 días de lucha, falleció.

“Su diagnóstico era crítico reservado debido a una inflamación cerebral severa y un hematoma cerebral del lado izquierdo, por el cual se le practicó una craneotomía descompresiva, con drenaje de un hematoma subdural traumático. El paciente nunca tuvo recuperación neurológica, siempre se mantuvo en coma con una evolución tórpida", dice el comunicado oficial de la Clínica.


El deceso del boxeador se produjo en la mañana de este sábado no reaccionó pese a los esfuerzos de reanimación. Médicos de la clínica informaron en los últimos días su salud no presentaba mejoría. Además, familiares del venezolano informaron que en la tarde del viernes sufrió un paro respiratorio, del cual no pudo sobreponerse y a las 8:20 a.m. falleció en el centro hospitalario en el que permaneció en coma. Un golpe fuerte para la familia Cohen, que tan solo hace 15 días tuvieron que afrontar el fallecimiento de María Balvino Bello de 87 años, la abuela de Yeison.

Yeison Cohen, quien nació el 13 de abril de 1989, inició en el boxeo a los 15 años, lo practicó a escondidas de sus papás. Salía a un gimnasio de Aragua y allí dejaba hasta la última gota de sudor. Siempre fue disciplinado, fue un deporte que lo fue llenando de a poco. Cuando sus padres se dieron cuenta vieron el amor de Yeison por el deporte y empezaron a apoyarlo. Su debut se dio en 2015 contra Robert Ramírez en el Centro Recreacional Yesterday, en Turmero (Venezuela).

Parecía el comienzo de una carrera. Ganó el combate que se disputó en octubre por nocaut. Un mes después hizo lo propio frente a Jampier Oses. Sin embargo, empezó a caer en una racha de derrotas consecutivas, que lo fueron sacando de cartelera. En 2017 solo tuvo dos combates, en mayo en Panamá y en agosto en Barranquilla. Ambos los perdió. Este año le ofrecieron pelear nuevamente en la capital del Atlántico por $800.000, en medio de las dificultades que vivía en Venezuela, aceptó.

El 27 de febrero llegó a Barranquilla y allí se empezó a preparar para el combate. En el pesaje todo fue normal. Se hizo los exámenes físicos correspondientes y no apareció ninguna anomalía. Sin embargo, en la noche del viernes 2 de marzo sucedió lo inesperado. Este sábado 15 días después de aquella pelea, Yeison Cohen perdió la batalla más importante de su vida.

Sergio Chams, empresario de Cohen y promotor de la pelea, asumirá los gastos de la repatriación y sepultura del cuerpo del deportista venezolano en Maracay, su tierra natal.

En una columna en el portal Bad Left Hook, Patrick Stumberg, oficial de boxeo amateur en Texas (Estados Unidos), aseguró que el combate nunca debió haberse desarrollado, pues Cohen registraba una marca profesional de dos triunfos, ocho derrotas y un empate y una racha de nueve peleas sin victoria. En dos de sus últimos tres encuentros había sido noqueado.

Y en frente tenía a Berrio, que tenía un registro de 25-7-1 y había tenido combates ante nombres como Oscar Escandon y Evgeny Gradovich. "Nosotros nunca hubiéramos permitido un encuentro así", afirma Stumberg.

Además hizo un llamado a la Asociación Mundial de Boxeo para que eventos así no se sigan repitiendo. “Dolor en mi alma. Yeison Cohen, que en paz descanse”, escribió el presidente del ente rector en sus redes sociales. Una pelea que la AMB deberá analizar con ojo crítico en los próximos días.

FUENTE: Con información de Agencias - https://www.elespectador.com
 

LO + Leído...