miércoles, 7 de marzo de 2018

(España) El 51% de los españoles aprueba la actuación del Rey en la crisis catalana

El Rey irrumpió en la crisis catalana el 3 de octubre a las nueve de la noche. Dos días después del referéndum ilegal, cuando la escalada de tensión era más que evidente y desde hacía horas se esperaba una reacción del jefe del Estado. Finalmente fue una declaración desde el Palacio de la Zarzuela en la que reprochó a las autoridades catalanas su "deslealtad" con el Estado y les recriminó su conducta "irresponsable" que llevó a la sociedad a "fracturarse y enfrentarse". Lanzó un discurso determinante, sin ambigüedades y entero en castellano. Su actuación fue valorada muy positivamente entre los dirigentes de PP y Ciudadanos, fuertemente criticada en Podemos y con cierta tibieza en el PSOE. Las críticas miraban en distintos sentidos: no haber apelado al diálogo o no haber hablado en catalán fueron algunas. La primera oleada de este PanelConfidencial publicado en marzo recoge que un 38% de los españoles no vio con buenos ojos la actuación del Rey, aunque un 51% sí respalda la intervención del monarca en la cuestión catalana.

Incluso algunas opciones políticas que respaldan la actuación del Rey de forma general muestran ciertas críticas en el caso de su intervención en el conflicto catalán, según refleja esta encuesta publicada de la mano del instituto IMOP. Por ejemplo, un 13% de los que aseguran haber votado a Ciudadanos vio "mala" esta actuación y otro 5,4%, "muy mala". Es decir, cerca del 20% de estos electores no respalda al monarca (eso sí, no hay medias tintas, porque el 75% restante lo valora positivamente). Los votantes populares son los menos críticos: casi el 85% defiende al Rey en este contexto, a diferencia de los que apoyaron a Unidos Podemos, que son taxativos en sentido contrario: casi el 75% lo valora negativamente.

También hay un dato a resaltar en este caso, y es que un 12,7% de los que votaron a Pablo Iglesias el 26-J sí considera "buena" la intervención del Rey, casi un 15% si se suman los que incluso la vieron "muy buena". En cuanto a los socialistas encuestados, una vez más respaldan mayoritariamente al jefe del Estado... aunque también presentan grietas: el 56,1% ve su actuación con buenos ojos, y más del 31% la valora negativamente.

Felipe VI decidió intervenir en el conflicto con un discurso que respondía a distintos objetivos: el primero, trasladar palabras de tranquilidad a la sociedad, especialmente a la catalana, que afrontaba momentos complicados en su tierra. Después, enviar un mensaje contundente a la comunidad internacional frente a los que ponían en duda los cimientos de la democracia española. El mensaje fue un indiscutible golpe de efecto: la opinión pública exterior comenzó a cambiar e incluyó la visión del Estado en su conjunto ante la inacción del Gobierno de Rajoy, incapaz de combatir el ingente suministro de información que la Generalitat proporcionaba a los informadores de medio mundo.

Aunque el Ejecutivo aplaudió el discurso del Rey, la decisión se tomó en Zarzuela y el monarca fue quien optó por dirigirse al país en castellano, la lengua oficial, porque consideró que así debía ser. No quería medias tintas ni dejar un atisbo de duda sobre lo que pretendía trasladar, porque en la Casa Real entendían que era la sociedad en su conjunto quien debía sentir el espaldarazo y el apoyo total de la jefatura del Estado. Con todo lo sucedido, las relaciones y las visitas del Rey a Cataluña permanecieron congeladas desde la manifestación por los atentados de Barcelona y Cambrils el pasado verano.

Precisamente hace unos días el monarca volvía a la comunidad autónoma que más ha visitado a lo largo de su reinado pese a este parón. Veintiséis veces hasta ese momento. La número 27 llegaba con la inauguración del Mobile World Congress seis meses más tarde y en pleno funcionamiento del artículo 155 ante la ausencia de un nuevo Govern. El independentismo preparó un clima hostil y caceroladas para recibirle, e incluso autoridades como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente del Parlament, Roger Torrent, declinaron asistir a la recepción oficial al jefe del Estado.

Ficha técnica
Universo: personas de 18 años y más residentes en el territorio nacional peninsular, Baleares y Canarias.

Tamaño muestral: 1.402 entrevistas.

Diseño muestral:

-Teléfono fijo

Selección aleatoria estratificada a partir de las variables tamaño de hábitat y comunidad autónoma con distribución proporcional.
Selección aleatoria del hogar dentro de cada estrato.
Selección del individuo con control de cuotas de sexo y edad retroalimentadas por el sistema, con rellamada.

-Teléfono móvil

Selección aleatoria simple de la base de datos de teléfonos móviles generada automáticamente por IMOP a partir de los inicios asignados a cada operador móvil. Esta base de datos se testó antes del inicio del trabajo de campo con el sistema Dali (detección automática de líneas inactivas).

Técnica de entrevista: telefónica asistida por ordenador mediante el sistema CATI. Un 35 % de las entrevistas se realizaron a individuos localizados a través de teléfono móvil.

Equilibraje: con el fin de minimizar posibles errores de campo y ajustar los datos al universo, el fichero se ha sometido a un equilibraje a partir de las siguientes matrices: sexo x edad; tamaño de municipio x CCAA; sexo x edad x CCAA y equipamiento telefónico en el hogar.

Margen de error de muestreo: ±3,1 puntos porcentuales para p=q=50 % y nivel de significación del 95%, siempre en el supuesto de un muestreo aleatorio simple.

Fechas de campo: del 22 al 27 de febrero de 2018.

Instituto responsable de la investigación: IMOP Insights, SA.

IMOP se acoge al código internacional CCI-ESOMAR para la práctica de la investigación social y de mercados. IMOP cumple con los requisitos establecidos en la norma UNE-ISO 20252.

FUENTE: PALOMA ESTEBAN - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...