martes, 24 de abril de 2018

(España) Carta de eurodiputados a Cataluña: un 25% de las clases tiene que ser en castellano

Es muy difícil para mí, que soy sueca, valorar estas discusiones españolas que se vuelven tan apasionadas”. Con este comentario, ha tratado de templar los ánimos la presidenta de la Comisión de Peticiones (PETI) de la Eurocámara, Cecilia Wikström, tras el debate que ha seguido a la presentación de una madre catalana castellano parlante contra el modelo lingüístico que se aplica en las escuelas catalanas.

“El castellano se emplea un total de cero horas a la semana en educación infantil, dos en primaria y tres en secundaria”, ha apuntado la catalana Ana Losada, presidenta de Asamblea por la Educación Bilingüe y madre de una niña de 10 años. Así, considera Losada, se “transmite de forma directa o indirecta [a los niños] que no es una lengua de cultura”. “Pedimos igualdad de derechos. Ayúdennos, por favor”, ha rogado a las instituciones europeas.

La Comisión Europea no ha recogido el guante. Se ampara en que las competencias en políticas de educación y lingüísticas están exclusivamente en manos de los estados miembros. Dicho de otro modo: Bruselas no tiene poderes para intervenir. Pero los eurodiputados de esa “caja de resonancia” que es, en palabras de Juan Fernando López Aguilar, la Comisión de PETI han decidido hacer ruido en este asunto.

Tras escuchar los argumentos de unos y otros, Wikström ha anunciado que en los próximos días enviará una carta a las autoridades catalanas. El objetivo es pedir más información sobre la situación, pero ante todo recordar a la Generalitat que debe dar cumplimiento a las sentencias del Tribunal Constitucional que dictaminaron que al menos un 25% de las clases debe darse en castellano.

“Podemos ser tan emocionales como queramos, pero tenemos que seguir las sentencias judiciales”, ha dicho la eurodiputada sueca. Wikström también se ha mostrado convencida de que es necesario garantizar la libre circulación —uno de los principios fundamentales de la UE— en este caso. “Hay familias que deben moverse a Cataluña por poco tiempo, y sus niños no tienen por qué perder su lengua y estar en desventaja si regresan a otra parte” de España, ha señalado.

La petición de Losada también se mantendrá abierta, con lo que la cuestión volverá a tratarse en PETI en un futuro. El Parlamento Europeo también podrá estudiar si envía una misión a Cataluña para comprobar sobre el terreno la situación, si la socialista Soledad Cabezón o alguno de sus compañeros elevan esta propuesta a nivel de los coordinadores de los grupos políticos para que la debatan. No obstante, de producirse el viaje, sería ya el año que viene.

La idea de una misión la ha dejado caer el diputado de ERC Josep Terricabras, quien se ha mostrado contrario a enviar ninguna misiva, ya que a su juicio esto supone presuponer que existe una “discriminación” que ha negado. También ha cuestionado los datos aportados por Losada. “No sé de qué hablamos (…) Se fabrica un problema inexistente”, ha dicho.

Rotulación en catalán
Los eurodiputados también han tratado la reclamación presentada por Carlos Silva, de la asociación Impulso Ciudadano, quien alega que los consumidores castellano parlamentes son discriminados en Cataluña por la normativa que exige rotular “al menos” en catalán. Con esta medida, afirma, no se garantizan los derechos garantizados en la UE a todos los consumidores, debido a “políticas de corte identitario”. Por ello, ha pedido a la Comisión Europea que evalúe la política lingüística de la Generalitat.

De nuevo, la Comisión Europea ha dado un paso a un lado, al carecer de competencias para actuar en el ámbito lingüístico. Wikström ha decidido mantener esta petición abierta, tal y como han defendido eurodiputadas como Beatriz Becerra (ex UPYD, ahora independiente), Maite Pagazaurtundúa (UPYD) o Rosa Estarás (PP), y de nuevo en contra de la opinión de Terricabras. No obstante, la sueca ha señalado que no sabe qué otros argumentos pueden presentarse para sustentar la petición a Bruselas de que intervenga en este caso.

FUENTE: Con información de MARÍA TEJERO MARTÍN - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...