jueves, 12 de abril de 2018

(España) La banca perdió 6.500 millones en 2017 por culpa del Popular

Los bancos miembros de la AEB (Asociación Española de Banca) perdieron 6.532 millones de euros en España el año pasado por culpa del hundimiento del Banco Popular, que sufrió un quebranto de 13.595 millones el año pasado. El presidente de la patronal, José María Roldán, ha insistido en que esta entidad "no podía entrar en la categoría de solvente" cuando entró en resolución. Si se incluyen las operaciones internacionales de los grandes bancos, el resultado consolidado habría sido de un beneficio de 12.060 millones, el 51,3% más que en 2016.

El resultado en España (individual) supone un derrumbe del 317% respecto al beneficio de 3.009 que obtuvo el sector en 2016, a pesar de que ese año el Popular ya registró unas pérdidas de 3.485 millones. Cuando se toma el resultado consolidado, se registra solo el del Santander, que cargó las pérdidas del Popular contra sus fondos propios y solo asumió los resultados posteriores al 7 de junio de 2017, fecha en que lo adquirió por un euro. Lo cual explica la fuerte diferencia entre los resultados del sector individuales y consolidados.

Respecto al Popular, el presidente de la AEB, José María Roldán, ha insistido en que "un banco en resolución no puede entrar en la categoría de solvente" porque se había declarado inviable ('failing or likely to fail', en la terminología europea), lo cual contradice la versión oficial del Gobierno y del Banco de España, quienes sostienen que el Popular era solvente y su final se produjo por una mera salida de liquidez. A ese respecto, Roldán ha dicho este jueves que "la resolución del Popular no fue un problema porque pudo atender a sus clientes y se evitó el uso de recursos públicos, por lo que fue más satisfactoria que la resolución de bancos en otros países donde sí se ha utilizado dinero del contribuyente".

Ahora bien, ha abogado por que se unifiquen las condiciones de resolución bancaria en todos los países de la zona euro: "Las condiciones tienen que ser consistentes en todos los países porque, de lo contrario, puede provocar diferencias en las condiciones de financiación de las entidades en los distintos países". Asimismo, ha admitido que la cuestión de la liquidez sí fue un problema y que es necesario determinar quién debe proporcionar liquidez a los bancos en resolución porque "el problema está identificado pero no se ha planteado ninguna solución".

Contradice al sector sobre Bankia
Más allá del Popular, el presidente de la patronal bancaria se ha mostrado confiado en que los litigios judiciales del sector han tocado techo y van a disminuir a partir de ahora. "Ya se han puesto todos los temas sobre la mesa y, aunque nos ha sorprendido este modelo de litigiosidad a la americana para el que no estábamos preparados, creo que vamos a ver una disminución a partir de ahora".

También se ha pronunciado sobre la privatización de Bankia de una forma llamativa. En vez de asumir el argumento habitual de sus asociados y de la Comisión Europea de que debe venderse cuanto antes para evitar la competencia desleal de un banco con capital público, Roldán ha dicho que "como contribuyente, prefiero maximizar el valor de recuperación de las ayudas públicas concedidas a Bankia, aunque respeto que no es fácil conseguirlo", lo que abre la puerta a una ampliación de la fecha tope para su venta más allá del 31 de diciembre de 2019.

FUENTE: Con información de EDUARDO SEGOVIA - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...