viernes, 13 de abril de 2018

Estado Roraima pide cierre frontera Brasil-Venezuela por alto flujo refugiados, Temer lo rechaza

El presidente de Brasil, Michel Temer, dijo el viernes que es "impensable" un cierre de la frontera con Venezuela, como el que fue solicitado por el gobierno del estado de Roraima al máximo tribunal del país para frenar la llegada masiva y desordenada de refugiados.

Los líderes del estado brasileño de Roraima presentaron el viernes una demanda ante el Supremo Tribunal Federal (STF), en la que piden al Gobierno central permiso para cerrar temporalmente el único cruce fronterizo terrestre con la vecina Venezuela.

En la solicitud, el gobierno de Roraima justifica la medida para evitar que "el flujo migratorio desordenado produzca efectos más devastadores a los brasileños" y a los extranjeros que residen en ese estado.

"No es costumbre de Brasil cerrar fronteras y espero que el STF no tome una decisión de ese tipo. Cerrar fronteras es impensable", dijo Temer a periodistas a su llegada a Lima para participar en la Cumbre de las Américas.

La gobernadora de Roraima, Suely Campos, solicitó al tribunal superior que ordene al Gobierno federal intensificar la asistencia para que su estado pueda lidiar con lo que calificó como una "crisis humanitaria". También pidió el cierre fronterizo hasta que se implementen procedimientos para una inmigración ordenada.

Campos argumentó que tuvo que recurrir a la máxima corte por lo que calificó como la "inercia" del Gobierno Federal, pues no ha atendido sus solicitudes previas pese a las "incontables veces" que ha pedido asistencia.

La magistrada Rosa Weber fue designada ponente de esta acción ante el STF.

CRISIS HUMANITARIA

Más de 50.000 venezolanos han llegado a Roraima desde el año pasado, huyendo de una crisis económica y conflictos políticos en su país, dijo la gobernadora a periodistas. La afluencia es equivalente a un 10 por ciento de la población del estado de 520.000 habitantes.

Los refugiados han sobrecargado los servicios de salud, vivienda y educación, con los consecuentes riesgos de brotes de enfermedades como el sarampión y desorden social, destacó Campos.

Muchos caminan cientos de kilómetros para llegar a la capital del estado, Boa Vista, y han estado durmiendo en plazas y otras áreas precarias de la ciudad.

Campos dijo que cada día más de 500 venezolanos cruzan la frontera, donde se les permite a los inmigrantes ingresar sin visa, simplemente mostrando un documento venezolano.

"Tenemos que exigir más documentos, tarjetas de vacunación, verificación de antecedentes penales, inspección de automóviles. Tiene que haber una manera de contener esta afluencia", insistió.

El Gobierno federal declaró una emergencia en febrero para aumentar los fondos para Roraima y duplicó el número de tropas en la frontera. También comenzó a disponer de aviones de la Fuerza Aérea para trasladar a los venezolanos a ciudades brasileñas más grandes.

Pero ha dicho que no cerrará la frontera porque eso violaría los tratados internacionales.

Campos dijo que la actuación federal es menor a la necesaria y puso como ejemplo que sólo 226 venezolanos han sido trasladados a Sao Paulo y que aún no le han transferido recursos para el mantenimiento de los refugiados venezolanos.

Temer dijo, sin embargo, que su gobierno estaba entregando la asistencia solicitada por Roraima y ​​añadió que espera que el Supremo Tribunal niegue el pedido del estado de cerrar la frontera.

"No es la forma de hacer las cosas de Brasil, cerrando las fronteras", afirmó Temer a periodistas en Lima.

(Con reporte adicional de Ricardo Brito y Anthony Boadle en Brasilia; Editado en español por Silene Ramírez)

FUENTE: Reuters - https://www.swissinfo.ch - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...