lunes, 30 de abril de 2018

(Panamá) Supuestos sobornos de Odebrecth entre 2007-2009

Un informe del Consejo de Seguridad que pretende establecer los beneficiarios de pagos directos e indirectos que efectuó la constructora Odebrecht a través del Departamento de Operaciones Estructuradas, enumera una serie de sociedades anónimas y los proyectos de infraestructura que contrató el Estado panameño a través de los cuales supuestamente se desviaron los dineros.

La investigación abarca desde la llegada de la constructora brasileña a Panamá en 2006 y se extiende al primer año del gobierno de Ricardo Martinelli. Estas fechas no se contemplan en las pesquisas que se siguen en el Departamento de Justicia de Estados Unidos que abarcan del 2010 al 2014 y en la que se contabilizaron $59 millones de la constructora en coimas, lo que elevaría el monto de sobornos recibidos por los gobiernos panameños a $70 millones.

Pulse imagen para ampliar

El informe detalla el proyecto del que supuestamente se desviaron los dineros, las fechas de pagos y las sociedades anónimas que los recibieron. En total se distribuyeron $10.9 millones a 9 sociedades anónimas a saber: Beldent International Corp ($600 mil); Caribbean Holdings Services ($3.15 millones); Fundación Don Jones ($750 mil); Importadora Guiberug ($200 mil); Lashan Corp ($400 mil); Marpesca Seatrade LLC ($1.4 millones); Mundial de Valores ($3 millones); Strategic Managment Group ($150 mil) y Vernell Development Corp ($1.3 millones).

Estos supuestos pagos efectuados por la constructora, según el texto al que tuvo acceso La Estrella de Panamá, proceden de dos proyectos importantes: la autopista Madden-Colón (cedida a los brasileños por la empresa Pycsa) y de la Cinta Costera I.

El detalle se basa en una investigación realizada a la empresa Constructora Odebrecth, investigada por la configuración de un inédito esquema de corrupción a través del Departamento de Operaciones Estructuradas, que se basaba en los pagos directos e indirectos a testaferros de sobornos a través de colaboradores de la constructora a políticos, candidatos, directivos de empresas, estamentos públicos y privados. Eran cargos con poderes de decisión en las licitaciones de obras públicas en los países dentro de los cuales se encuentra Panamá.

La mayor parte de los pagos, según se desprende del informe, emanaron del primer proyecto de envergadura que realizó la brasileña, la Autopista Panamá Colón. Tan pronto la brasileña se hizo del proyecto, en enero 2007, a los dos meses iniciaron los desembolsos a las empresas. De esta construcción se bifurcó la mayor cantidad de dinero: $8,550,000. De la Cinta Costera salieron 2.4 millones.

La investigación realizada por los estamentos de seguridad identifica un monto de $750 mil que se relaciona con la Fundación Don Jones. No obstante, en las observaciones del mismo, se lee que se trata de la Fundación Don James que aparece en el informe de Operación ‘Lava Jato 26'.

En una declaración ante la Fiscalía Anticorrupción, Jaime Lasso, representante de la Fundación, confesó que la constructora brasileña aportó $700 mil a través de la fundación Don James para la campaña de Juan Carlos Varela del 2009. El texto, al que tuvo acceso este diario, difiere por $50 mil, cifra que precede a la investigada por un informe de la División de Delitos contra la Administración Pública, de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) de la Policía Nacional, elaborado el 1 de septiembre de 2017, en la que establece que entre 2009 y 2014 la constructora brasileña Odebrecht habría entregado $10.7 millones a dos sociedades anónimas y una fundación controladas por Jaime Lasso. Él fue el primero en dar sus explicaciones con la constructora y ha reiterado que los dineros recolectados se destinaron al partido Panameñista ‘para que Ricardo Martinelli no repitiera en el país, porque lo considero una de las peores cosas que ha pasado', mencionó Lasso a este diario en una entrevista previa.

Como se puede apreciar en la tabla, la empresa Marpesca Seatrade recibió la suma de $1.4 millones en 8 operaciones de abril de 2007 al 31 de mayo del mismo año. Esta es una sociedad anónima registrada en Estados Unidos.

Mundial Valores, según la tabla, recibió en junio de 2007 casi un millón de dólares. Algunas transferencias difieren por un día o dos. Las últimas operaciones se hicieron en los primeros meses del año 2008. En total, esta empresa, aparentemente recibió $3 millones del proyecto de la Autopista Madden-Colón.

Strategic Managment, cuyo beneficiario es Carlos Duboy, actual administrador del aeropuerto Tocumen S.A. reconoció que recolectó $150 mil de los brasileños para el colectivo Panameñista. En 2009, Duboy era ministro de Vivienda de la administración de Ricardo Martinelli, gobierno que otorgó a la constructora el proyecto Renovación Urbana de Curundú por un valor de $90 millones. Duboy apoyó en el trabajo de reubicación de las familias, que era lo más complicado del proyecto, por las dificultades que el retraso de estos desplazamientos podía haber tenido, con impactos negativos y financieros para la empresa. También admitió que destinó los dineros para la campaña presidencial varelista.

La sociedad Caribbean Holdings Services recibió la suma de $3.15 millones, de los cuales, $1.5 provino de la Cinta Costera en cinco transacciones entre abril a junio de 2009; y $1.65 millones emanaron del proyecto de la Autopista Madden-Colón. en 6 transferencias que abarcaron de enero a octubre del mismo año.

Lashan Corp, recibió la suma de $400 mil del proyecto dominicano Corredor Duarte. En ese país, según la pesquisa de Estados Unidos, se repartieron $92 millones en coimas como sobornos a funcionarios dominicanos.

EL INICIO DE LOS SOBORNOS

La autopista fue aprobada mediante Gaceta Oficial el 17 de enero de 2007 en la que se emitió concepto favorable para la construcción del Tramo II de la Autopista Panamá Colón, cesión parcial celebrada entre las empresas Pycsa Panamá y Constructora Norberto Odebrecht.

La obra tuvo un costo de $215,859,447 que se financió a través del Banco Nacional mediante un fideicomiso.

El contrato efectuado por la administración de Martín Torrijos se suscribió entre Benjamin Colamarco, entonces ministro de Obras Públicas y André Rabello, representante de la constructora Odebrecht en Panamá que había empezado a hacer contactos con los políticos panameños.

Aunado a este proyecto, se realizó la Cinta Costera I, también conocida como la cinta ‘coimera', como solían llamarla los adversarios de Torrijos. Este fue un proyecto que se realizó mediante licitación pública por mejor valor, cuyo precio de referencia era de $137 millones. Luego, se adjudicó a la empresa Odebrecht por $189,102,356, mediante contrato celebrado el 27 de agosto de 2007. Se añadió posteriormente una segunda fase mediante adenda al contrato original firmado por Federico Suárez en el gobierno de Ricardo Martinelli. Por parte de la constructora actuó como responsable Yuri Mascarenhas para construir la segunda fase de la estructura, que mientras Martinelli fue candidado presidencial, calificó como la cinta coimera.

FUENTE: Con información de Adelita Coriat - http://laestrella.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...