viernes, 18 de mayo de 2018

(Chile) El obispo que se convirtió en la gran mancha del papa Francisco

Es una decisión histórica e inédita en la Iglesia. Los 34 obispos de Chile pusieron este viernes sus cargos en manos del papa Francisco, asumiendo sus "graves errores y omisiones" en la investigación de los casos de abusos sexuales a menores.
"Destrucción de documentos comprometedores", "presiones contra quienes debían encargarse de los procesos", denuncias que "calificaron como inverosímiles lo que eran graves indicios de un delito" son algunas de las conclusiones contenidas en el informe que realizó el arzobispo maltés Charles Sciciuna, parte del cual incluyó el Papa en una carta entregada a los obispos chilenos durante un encuentro de tres días celebrado esta semana en el Vaticano.

En la misiva, el Pontífice acusa a la jerarquía de la Iglesia chilena de negligencia y encubrimiento, especialmente en el caso de Juan Barros, nombrado obispo de Osorno por Francisco y acusado de encubrir al sacerdote Fernando Karadima, a quien el Vaticano consideró culpable de abuso sexual de menores cuando era párroco de la iglesia de El Bosque. El Papa no solo defendió públicamente a Barros en varias ocasiones, también rechazó dos veces su renuncia: estaba convencido de su inocencia pese a la insistencia de las víctimas.

"No hay una sola prueba en contra (de Barros), todo es una calumnia". La frase, lanzada por el Papa ante la prensa en enero durante su gira apostólica por Chile, perseguirá a Jorge Mario Bergoglio, que ahora se enfrenta a la labor de descabezar completamente el clero chileno o castigar únicamente a quienes considera culpables de encubrimiento y ocultamiento de información.

Para las víctimas de Karadima, aquella defensa de Barros fue ofensiva y mostró una cara desconocida del arzobispo de Roma. "Como si uno hubiese podido sacarse un 'selfie' o una foto mientras Karadima abusaba de mí u otros como Juan Barros paraban al lado viéndolo todo", dijo entonces Juan Carlos Cruz, una de las víctimas que demandaron a Karadima.

Durante la gira por Chile de Francisco, Barros estuvo en el centro de la polémica por su participación en los principales actos de la visita, como las misas que ofició el Papa en Temuco o Iquique, donde se desplazó con otros obispos chilenos. El obispo de Osorno apareció por primera vez en la gira de Bergoglio durante la misa multitudinaria celebrada en el parque O'Higgins de la capital chilena. Fue entonces cuando Juan Carlos Cruz aseguró que Barros estaba presente cuando Karadima abusaba de él, acusación que el obispo rechazó con el amparo del Papa.

"Gracias a las víctimas por su perseverancia"
"Algunas investigaciones ni siquiera se llevaron a cabo y se verificaron negligencias en la protección de los niños por parte de los obispos y de los superiores religiosos", indican las conclusiones del informe recogidas por el pontífice en su carta a los obispos.

El secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile, el obispo Fernando Ramos Pérez, y el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González Errázuriz, comparecieron este viernes ante la prensa para leer una declaración en la que anunciaban que "ponían su cargo en manos del Santo Padre para que libremente decida con respeto a cada uno de nosotros". Después explicaron que mientras el Papa toma una decisión sobre cada uno de ellos "continuarán en sus plenas funciones".

En la declaración leída ante la prensa y sin posibilidad de preguntas, quisieron "pedir perdón por el dolor causado a las víctimas y al pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones". Dieron las gracias "a las víctimas por su perseverancia y valentía, a pesar de las dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces, en medio de la incomprensión y ataques de la comunidad eclesial". "Una vez más imploramos su perdón y su ayuda para seguir avanzando para la curación y cicatrización de heridas", agregaron.

Para las víctimas de Karadima, aquella defensa de Barros fue ofensiva y mostró una cara desconocida del arzobispo de Roma. "Como si uno hubiese podido sacarse un 'selfie' o una foto mientras Karadima abusaba de mí u otros como Juan Barros paraban al lado viéndolo todo", dijo entonces Juan Carlos Cruz, una de las víctimas que demandaron a Karadima.

Durante la gira por Chile de Francisco, Barros estuvo en el centro de la polémica por su participación en los principales actos de la visita, como las misas que ofició el Papa en Temuco o Iquique, donde se desplazó con otros obispos chilenos. El obispo de Osorno apareció por primera vez en la gira de Bergoglio durante la misa multitudinaria celebrada en el parque O'Higgins de la capital chilena. Fue entonces cuando Juan Carlos Cruz aseguró que Barros estaba presente cuando Karadima abusaba de él, acusación que el obispo rechazó con el amparo del Papa.

"Gracias a las víctimas por su perseverancia"
"Algunas investigaciones ni siquiera se llevaron a cabo y se verificaron negligencias en la protección de los niños por parte de los obispos y de los superiores religiosos", indican las conclusiones del informe recogidas por el pontífice en su carta a los obispos.

El secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile, el obispo Fernando Ramos Pérez, y el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González Errázuriz, comparecieron este viernes ante la prensa para leer una declaración en la que anunciaban que "ponían su cargo en manos del Santo Padre para que libremente decida con respeto a cada uno de nosotros". Después explicaron que mientras el Papa toma una decisión sobre cada uno de ellos "continuarán en sus plenas funciones".

En la declaración leída ante la prensa y sin posibilidad de preguntas, quisieron "pedir perdón por el dolor causado a las víctimas y al pueblo de Dios y al país por nuestros graves errores y omisiones". Dieron las gracias "a las víctimas por su perseverancia y valentía, a pesar de las dificultades personales, espirituales, sociales y familiares que han debido afrontar, tantas veces, en medio de la incomprensión y ataques de la comunidad eclesial". "Una vez más imploramos su perdón y su ayuda para seguir avanzando para la curación y cicatrización de heridas", agregaron.

FUENTE: Con información de Á. MARTÍNEZ - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)" target="_blank">PULSE AQUÍ
)
 

LO + Leído...