miércoles, 9 de mayo de 2018

El Vaticano lanza un plan para acoger refugiados venezolanos en ocho países de Latinoamérica

Un plan humanitario para albergar a cientos de miles de refugiados venezolanos ha sido delineado por la Iglesia Católica, informa El Nuevo Herald. La iniciativa se ha dado a conocer como “Puentes de solidaridad” y fue presentada por el Vaticano en respuesta al llamado del Papa Francisco para recibir, proteger, promover e integrar a los países de destino a migrantes y refugiados en cada fase de su viaje, desde la partida hasta la llegada, así como un posible regreso a casa.

Ocho episcopados se han sumado a la iniciativa. Estos son Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia, Paraguay y Argentina. Por su parte, el Vaticano ha destinado 800 mil dólares en dos años provenientes de donaciones privadas.

Por el momento, la Iglesia de Venezuela no está incluida en el proyecto, informaron los gestores de esta iniciativa.

El plan incluye la creación de centros de servicios y albergues, asistencia en temas de vivienda, búsqueda de trabajo, trámites legales e inclusión social así como facilitar el acceso a servicios de educación y salud.

Asimismo habrá campañas de sensibilización de las comunidades locales que verán el arribo de migrantes.

“A través de una acción coordinada, este plan integrado contempla una amplia gama de actividades y servicios a favor de los venezolanos, otros migrantes vulnerables y las comunidades locales que los reciben”, dijo la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

“Lo que se quiere es que el migrante no quede abandonado ni se sienta solo”, dijo el padre Arturo Sosa, superior de los Jesuitas, a la radio Vatican News

Así, “el flujo de venezolanos encontrará en la Iglesia el apoyo para poder moverse, la información sobre las oportunidades de trabajo, atención inmediata, un sitio donde dormir, una comida caliente”.

Sosa añadió que igualmnte se busca fomentar un mejor ambiente en las comunidades de acogida para que “no se produzca un rechazo a personas que buscan mejorar sus condiciones de vida”. Se les ayudará a integrarse, primero guiándolos con los pasos legales y, posteriormente, en la educación y las fuentes de empleo.

“Es una ocasión para alimentar esa visión universal del ser humano, que no está limitado a una raza o una cultura”, concluyó el religioso.

La Organización Internacional de las Migraciones ha hecho público que el número de migrantes venezolanos en Latinoamérica ascendió de 89 000 a 900 000 entre 2015 y 2017.

Entre ellos, los grupos más vulnerables están constituidos por indígenas, mujeres y menores no acompañados, señaló Naciones Unidas en un comunicado.

FUENTE: Agencias - https://www.cubanet.org
 

LO + Leído...