miércoles, 30 de mayo de 2018

(España) Así han sido las 24 horas antes de la detención de Susana Cereceda (La Finca)

Aeropuerto de Johannesburgo. 19:45 horas. Susana Cereceda, hija del fallecido Luis García Cereceda y actual presidenta de la sociedad y del grupo dueño de la urbanización madrileña de La Finca, está preocupada. Y el intercambio de wasaps con su marido, que está en España con su hijo, es constante. El quebradero de cabeza de la mujer detrás del hogar de la mitad de los futbolistas que juegan en este país (de Ronaldo a Toni Kroos) no son los inversores con los que se acaba de reunir en el país sudafricano. El motivo es que ha recibido una notificación del juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea Torrón, instructor de la causa abierta contra el excomisario de Policía José Manuel Villarejo a raíz de la operación Tándem, en la que se anuncia su detención. Susana Cereceda detenida, una bomba mediática en plenos números verdes del grupo.

Hacía unas escasas horas que la policía se había personado en las oficinas de su empresa en Pozuelo de Alarcón y las había registrado. Nunca acudieron al domicilio familiar de la heredera de Cereceda, como se ha publicado. Las fuerzas de seguridad se llevaron detenido a Francisco Lorenzo Peñalver, uno de los socios históricos de Procisa (empresa inmobilaria de los Cereceda) y consejero de La Finca, por sus vínculos con el excomisario de Policía José Manuel Villarejo. A Susana y a Peñalver se les acusa de haber contratado al comisario Villarejo para investigar a Yolanda Cereceda, hermana de la detenida. Pero vayamos por partes.

Lorenzo Peñalver ya se ha librado de prisión una vez, cuando el año pasado consiguió pactar con la Fiscalía y la Abogacía del Estado el pago de 4,95 millones de euros y asumir tres delitos fiscales para evitar la cárcel a cambio de penas de menos de dos años por cada uno. Entonces admitió que se dieron préstamos desde la sociedad que no solo no devolvían, sino que no declararon a Hacienda.

El conflicto abierto con su hermana
Susana Cereceda está habituada a las situaciones límite. Las de su equipo y las suyas, derivadas de la mala relación con su hermana Yolanda, que después de conseguir la primavera de 2017 que un juez anulase su incapacidad, está dispuesta a todo para recuperar el poder de su millonaria herencia. Recordar aquí que Yolanda estuvo incapacitada de 2011 a 2017. En una entrevista exclusiva que Yolanda García Cereceda concedió a 'Vanity Fair', la heredera habla así de la situación que vivió: “Mi hermana asumió que era la sucesora. Le parecía incompatible que las dos fuéramos socias. Yo no estaba de acuerdo y comenzaron los problemas: no me dejaban ver a mi padre, no me llegaba información sobre las empresas...”.

Los que conocen a Susana dicen que en ningún momento se planteó cambiar el rumbo de su vuelo a España y aterrizó en Madrid a las 7:45 am como estaba previsto. La directiva sin más dilación se dirigió a la comisaría, que había requerido su presencia. Luego estuvo declarando.

Nadie conoce a Villarejo
De Egea citó este miércoles al excomisario con la posibilidad de revisar su situación de prisión provisional tras escuchar su declaración y a la luz de "los informes médicos obrantes en autos y de los que se están realizando".

Hace unas semanas, Villarejo, que se encuentra en la cárcel de Estremera (Madrid), tuvo que ser hospitalizado de urgencia por la reacción a un medicamento y fue dado de alta al día siguiente. El juez lo investiga por presuntos delitos de organización criminal, blanqueo de dinero y cohecho.

Villarejo y el abogado Rafael Redondo son los dos únicos investigados en esta causa que permanecen en prisión, después de que el pasado 6 de marzo quedara en libertad el excomisario de Barajas Carlos Salamanca, que ingresó el 5 de noviembre. Entre las prácticas que se le atribuyen a la supuesta red integrada por Villarejo y Salamanca está la de facilitar la entrada de personas de nacionalidad guineana en España y la posterior regularización de su situación a través de las empresas de Villarejo.

La operación la desarrolló la unidad de Asuntos Internos de la Policía -la misma que se encargó de la detención de Villarejo el 3 de noviembre de 2017- y la Fiscalía Anticorrupción. Según 'La Vanguardia', los investigadores sospechan que Peñalver habría contratado a Villarejo para conseguir información privilegiada para favorecerse en un conflicto que mantenía con terceras personas.

El círculo íntimo de Susana Cereceda da por hecho que no conoce al comisario Villarejo y que los vínculos con el polémico expolicía tal vez puedan venir de su fallecido progenitor y uno de sus guardaespaldas de confianza que no trabaja desde hace un año en La Finca. "Si conoces de algo a Susana, sabrías que no tiene necesidad de relacionarse con un tipo así", aseguran. Por cierto, el supuesto informe con Villarejo es del año 2013, época en la que Yolanda era aún 'incapaz'.

FUENTE: A.S. - https://www.vanitatis.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...