domingo, 6 de mayo de 2018

(España) Ensaladas y 'crossfit' en el parking: la vida del camionero no es como imaginabas

Juan Pedro lleva una cadena del Atlético de Madrid al cuello y los nombres de sus dos hijos, Beatriz y Borja, tatuados en los brazos y serigrafiados en la parte frontal de su imponente camión rojo. Lleva 27 años siendo camionero. Su padre también lo era y desde que se montaba en la cabina con él, con apenas 15 años, la vida del transportista en España ha cambiado mucho.

Los controles de horarios y paradas obligadas y las nuevas tecnologías que recopilan todos los datos a través de tacógrafos inteligentes han ayudado, y mucho, al nuevo ambiente que hay en el sector. Y aunque muchos de los viejos estereotipos que nos han inculcado las películas sobre los camioneros siguen ahí, esa imagen tan extendida del camionero gordo comiendo hamburguesas en un área de servicio cada vez se ve menos.

Juan Pedro, por ejemplo, nos enseña el interior de su cabina en el que hay dos cómodas camas en litera y, justo debajo, una nevera en la que siempre tiene algo de comer o de beber. Tuvo un "susto" un día en el camión, unas taquicardias cuando estaba solo en la cabina, pero por suerte pudo llamar a emergencias. En ese momento decidió cambiar de vida. Hace la ruta Madrid-Barcelona casi siete veces a la semana, duerme en el camión y pasa mucho tiempo sentado, pero aprovecha los 45 minutos de descanso obligatorios cada cuatro horas y media de conducción para caminar. "Bajo andando al pueblo más cercano, intento moverme, hacer ejercicio y comer mejor", explica. Antes paraba en un bar de carretera que tenía duchas y un gimnasio. Pero lo cerraron.

Ahora, lo que más proliferan son los aparcamientos vigilados y con duchas en los que se paga para poder dormir en el camión con la tranquilidad de que un guardia jurado controla la zona. "A mí no me ha pasado, pero conozco a compañeros a los que les han robado toda la carga del camión", asegura. Y ver a los transportistas haciendo 'footing' por la zona es cada vez más común.

De los paseos al 'crossfit'
Ya sea por un "susto" como el de Juan Pedro o para tener algo que hacer en las horas muertas en las que no pueden, por ley, seguir conduciendo, son muchos los camioneros que se han aficionado al deporte. Según un estudio hecho por la marca de camiones Scania entre sus conductores, el 45% mantiene una dieta equilibrada, el 60% no fuma y el 25% practica deporte de forma regular. Hasta el punto de que esta marca ha empezado a patrocinar la Farinato Race, una carrera de obstáculos con muchas similitudes con el 'crossfit' en la que han participado casi 4.000 personas este abril en Madrid. El primer día la competición estaba abierta a todo el mundo, pero la segunda jornada fue exclusiva para camioneros. Pasando pruebas al nivel de los marines, manchados completamente de barro y escalando entre vehículos de más de cinco toneladas. Así también es el camionero del siglo XXI.

Es el caso de Rubén Fuentesauco, que es camionero y embajador de la carrera. Participó y consiguió pasar todos los obstáculos del circuito de 5 km. "Compartir un día de deporte con otros compañeros ha sido una gran experiencia. Hacen falta jornadas como esta, que muestren que los profesionales del transporte también tenemos esta faceta", explica. Es la primera vez que este evento se realiza exclusivamente con transportistas, pero no será el último. Rubén ya está preparando la del próximo año.

Puede que no sea una estampa al uso, pero es una muestra de cómo los cambios de hábitos afectan incluso a los sectores más tradicionales. Daniel González, responsable de comunicación de Scania Ibérica, explica los motivos que tuvieron desde la empresa para lanzar la primera edición de esta carrera: "Desde Scania creíamos que hacía falta una cita de estas características. Los transportistas, tanto de mercancías como de pasajeros, pasan muchas horas sentados y deben introducir el ejercicio en su rutina para mantener un tipo de vida sana. Por ello, hemos querido impulsar esta carrera, para promover hábitos de vida saludables y también para mostrar nuestro apoyo al sector".

Comida sana en bares de carretera
Juan Pedro por ahora no se ha animado a participar en esta carrera, pero no descarta hacerlo. Por ahora, intenta cambiar sus hábitos de vida y comer bien es un 'must' para conseguirlo. Como muchos compañeros de profesión, tiene localizados los restaurantes de carretera en los que mejor se come. "Sitios con un menú variado, en los que puedas comer también verdura y pescado", explica.



Y las nuevas tecnologías también ayudan para eso. Desde la empresa de transporte Wtransnet, por ejemplo, han creado una web con el expresivo nombre de 'El camionero recomienda', una guía en la que se recopilan restaurantes de carretera con información de su precio, el tipo de comida que sirven y los menús que ofrecen. Ya que vas a parar una hora para comer, que sea con cabeza.

"Cada vez más gente come en el camión, hay pocos camioneros en los restaurantes", explica Juan Pedro. Aunque no está claro si esa nueva tendencia se debe a un cambio en los hábitos de vida de los conductores o a los bajos salarios que se manejan en el sector. "No se puede comer de menú dos veces al día, más la parada para el café, con un sueldo de 1.200 euros al mes", opina Juan Pedro.

Según los datos del informe, y contrariamente a la opinión general, el porcentaje de sobrepeso entre los transportistas es prácticamente igual al de la población en general (alrededor del 40%). Entre las patologías que más sufren el 80% son problemas óseos y articulares, algo habitual entre las profesiones en las que se pasa mucho tiempo sentado o de pie.

FUENTE: Con información de VERÓNICA GARCÍA - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...