jueves, 3 de mayo de 2018

(España) ETA comunica su disolución en una carta: "Están disueltas todas las estructuras"

ETA ha comunicado por carta a varias instituciones y organismos políticos y sociales que “da por terminado su ciclo histórico y su función” y que "ha disuelto completamente todas sus estructuras”. En la misiva, fechada el pasado 16 de abril, la banda terrorista anuncia su decisión de poner “fin a su recorrido” al dar por concluida su “iniciativa política”.

"Por medio de esta comunicación, os queremos dar a conocer la decisión que Euskadi Ta Askatasuna acaba de tomar. ETA ha decidido dar por terminados su ciclo histórico y su función, dando fin a su recorrido. Por tanto, ETA ha disuelto completamente todas sus estructuras y ha dado por terminada su iniciativa política", comienza la misiva remitida por la banda terrorista para trasladar el fin de una sanguinaria trayectoria que acumula más de 800 víctimas mortales.

En la carta, que fue recibida la pasada semana al menos por varios agentes políticos y sociales, la banda terrorista deja constancia de que "ha llevado a término el proceso iniciado en 2010 con la intención de abrir un nuevo ciclo político en Euskal Herria” como "consecuencia del cambio estratégico de toda la izquierda 'abertzale", que en octubre de 2011 derivó en el cese de su actividad violenta.

El envío de la misiva precede al anunciado fin de la banda terrorista, que va a llegar este mismo jueves. La declaración de la disolución de ETA será dada a conocer por "agentes internacionales", según informa el portal 'abertzale' www.naiz.eus. Al parecer, leerán el comunicado oficial de la banda terrorista a través de un vídeo que será difundido por la BBC. De este modo, la cumbre organizada para este viernes en la localidad francesa de Cambo por quienes ejercen de mediadores de ETA en el proceso de disolución servirá para "certificar el anuncio" de la banda terrorista. Este encuentro está organizado a semejanza del que tuvo lugar en octubre de 2011 en Aiete, en San Sebastián, y que sirvió de pista de aterrizaje para que la banda terrorista anunciara tres días después su decisión de dejar las armas.

Algunos de los destinatarios de las misivas han sido sindicatos y organismos sociales que acudieron a la denominada Conferencia de Aiete. A esta cita no acudió el Gobierno vasco. Su portavoz, Josu Erkoreka, ha puesto de manifiesto esta mañana que el gabinete de Iñigo Urkullu no ha recibido garantías de que la declaración de disolución de ETA vaya a ser "unilateral, efectiva y definitiva", sin "contraprestaciones" ni ambigüedades y sin posibilidad de "reversibilidad". Esta es una de las razones por las cuales el Ejecutivo de Vitoria ha decidido no acudir a la cumbre de Cambo. El PNV, partido que sí estuvo presente en Aiete, no ha recibido la misiva remitida por ETA, según afirman en el partido. En todo caso, la formación 'jeltzale' ha decidido acudir al encuentro del viernes con una delegación al más alto nivel encabezada por su presidente, Andoni Ortuzar, al haber obtenido “plenas garantías” de que no se “blanqueará la negra historia” de la banda terrorista sino que servirá para “certificar su desaparición unilateral, efectiva y definitiva”. Los socialistas vascos también estuvieron presentes en la cumbre de San Sebastián de 2011, si bien fuentes del partido confirman que no han recibido esta carta en la que ETA anuncia el final de su camino.

Pero en su mensaje, ETA no desaprovecha la ocasión de anunciar que su decisión de cerrar medio siglo de trayectoria "no supera" el "conflicto" del País Vasco con España y Francia. "Esta decisión cierra el ciclo histórico de 60 años de ETA. No supera, en cambio, el conflicto que Euskal Herria mantiene con España y Francia. El conflicto no comenzó con ETA y no termina con el final del recorrido de ETA", asevera. Así, sostiene que el País Vasco se encuentra ahora, una vez certificado su final, "ante una nueva oportunidad para cerrar definitivamente el ciclo de conflicto y construir su futuro entre todos". "No repitamos los errores, no dejemos que los problemas se pudran. Eso no sería más que fuente de nuevos problemas. Años de confrontación han dejado heridas profundas y hay que darles la cura adecuada. Algunas todavía están sangrando, porque el sufrimiento no es cosa del pasado", afirma dentro de su habitual discurso para justificar su actuación violenta durante más de medio siglo.

Ante su trayectoria, ETA reconoce "el sufrimiento provocado como consecuencia de su lucha", pero sin pedir perdón a las víctimas, ni siquiera ese perdón selectivo que realizó con su comunicado del pasado 20 de abril en el que anunciaba su pretensión de disolverse. La banda terrorista únicamente trasladó su perdón a las víctimas que "no tenían participación directa en el conflicto", lo que provocó un fuerte rechazo político e institucional en el País Vasco, a excepción de EH Bildu. El lendakari abanderó las voces que han exigido a ETA que pida perdón "a todas las víctimas" sin distinciones.

Tampoco hay autocrítica de su pasado, más allá de "asumir" la "parte de responsabilidad" que le "corresponde" porque no hayan "sido capaces de llegar a acuerdos ni entre ETA ni el Gobierno, ni entre los agentes vascos", pese a que "se han puesto en marcha sesiones formales de negociación, se han llevado a cabo conversaciones secretas y se han presentado innumerables propuestas" dentro de los "numerosos esfuerzos" acometidos "a lo largo de los años" para "encauzar por vías racionales el conflicto político". Todo lo contrario. Solo hay reproches a los demás. Así, denuncia que los gobiernos de España y Francia "hicieron imposible" el proceso abierto tras la cumbre de Aiete en 2011 "desde su mismo inicio", a pesar de que el camino abierto entonces "coincidía con la voluntad de la mayoría" de los ciudadanos vascos. "La falta de voluntad para solucionar el conflicto y las oportunidades perdidas, entre otras, han provocado el alargamiento del conflicto y han multiplicado el sufrimiento de las diferentes partes", señala.

No pone ningún pero a su pasado violento, pero sí realza las decisiones adoptadas en "estos últimos años", cuando, según asevera, "ha apostado, con valentía y responsabilidad, por sacudir la situación de las últimas décadas y por la construcción del futuro desde un punto de partida nuevo". Y su decisión de disolverse la enmarca en su 'compromiso' con el pueblo vasco. "En su acción más significativa, ETA le dio al pueblo sus armas y dejó en manos de la sociedad civil la responsabilidad de su desarme. El pueblo es también el receptor fundamental de esta última decisión: porque ETA se formó del pueblo y al pueblo vuelve. Porque se fundamenta en la confianza en la fuerza del pueblo. Y, sobre todo, porque quiere hacer una aportación en el camino hacia la consecución de la paz y la libertad en Euskal Herria", asevera.

Expuesto su relato y justificada su actuación, ETA cierra su misiva con una "última opinión", expresada "con toda humildad", para que los receptores de la misma se impliquen en "la solución del conflicto y la construcción de Euskal Herria", porque es una tarea que "os necesita a todos vosotros, porque el futuro es responsabilidad de todos". "Los que hemos sido militantes de ETA, por nuestra parte, queremos confirmar nuestro compromiso en embarcarnos totalmente en esa tarea, cada cual desde el lugar que considere más oportuno, con la responsabilidad y honestidad de siempre", finaliza.

Esta misiva remitida por ETA supone el anticipo del anuncio definitivo de su disolución, que llegará este mismo jueves cuando está previsto que se difunda el último pronunciamiento de la banda terrorista a través de un vídeo en la BBC. A este respecto, esta misma mañana Erkoreka ya había avanzado que la declaración final iba a llegar este jueves al referirse de forma elocuente a la declaración de disolución que ETA "ha anunciado para mañana" tras ser interpelado por los periodistas sobre el final de la banda terrorista en su comparecencia para informar de los asuntos aprobados en el Consejo de Gobierno.

FUENTE: Con información de JOSE MARI ALONSO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...