miércoles, 30 de mayo de 2018

(España) Podemos paga la vigilancia del chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero: 2.286€ por 9 días

El domingo pasado, se supo que dos de cada tres militantes de Podemos que votaron en el plebiscito sobre la polémica del chalé de Pablo Iglesias e Irene Montero aceptaron su continuidad. El secretario general y la portavoz en el Congreso de la formación morada lograron 128.000 votos a favor sobre una participación total de 190.000 personas.

El hecho que desconocían las bases de Podemos hasta ahora es que un vigilante privado costeado por el partido está al cuidado de la seguridad de la casa recién comprada por Montero e Iglesias.

El chalé de 600.000 euros, situado en una urbanización de la localidad madrileña de Galapagar, está siendo custodiado por un guardia de Seguridad Hispánica de Vigilancia y Protección (Sehivipro). Así figura en el contrato entre Podemos y esa empresa al que ha tenido acceso en exclusiva El Confidencial.

El acuerdo, en principio, estará vigente entre el 23 de mayo y el próximo 1 de junio en horario de ocho de la tarde y hasta las ocho de la mañana de cada día, pero la condición particular octava señala que existe la “posibilidad de prorrogarlo unos días más”. Además, en la cláusula octava del documento se especifica que "a su vencimiento, el contrato se prorrogará automáticamente, por periodos iguales sucesivos y consecutivos contados de fecha a fecha".

El contrato de vigilancia y protección del chalé fue firmado por Pablo Fernández Alarcón, responsable del Área Legal de Podemos y uno de los hombres de confianza de Iglesias, y Hugo Alberto Linares, administrador único de Sehivipro, una empresa de seguridad privada con sede social en Sevilla.

Fernández Alarcón, doctor en Filosofía del Derecho y con una sólida formación de posgrado en Reino Unido, es conocido en el entorno de Podemos como el 'fontanero', por llevar la responsabilidad burocrática y legal de la formación de izquierdas. Su pareja es Gloria Elizo, vicepresidenta cuarta del Congreso de los Diputados y miembro de la ejecutiva nacional de Podemos.

El texto del acuerdo fija un precio de servicio a razón de 21,17 euros por hora y vigilante, IVA incluido. En esos nueve días de protección del chalé de 268 metros cuadrados de vivienda y 2.352 de parcela, el coste total del servicio asciende a 2.286 euros. El Confidencial fue testigo directo de las labores de vigilancia del guardia, quien llevaba un uniforme con el logotipo de Sehivipro, un casco a modo de los guerreros de la Grecia Antigua, y el nombre de la empresa bajo el mismo con letras mayúsculas.

La paz del entorno de la nueva casa de Montero e Iglesias se ha visto enturbiada en días pasados desde que saltó la noticia de la compra. La cuenta de Twitter de 'Cañas por España', vinculada a las juventudes del partido de derechas VOX, publicó el 20 de mayo que había ubicado una pancarta frente al chalé de Galapagar donde rotularon "Welcome Refugees & Ocupas". En el tuit en el que interpelaban a Montero e Iglesias, se podía leer: "Os hemos ayudado en la decoración de vuestro nuevo casoplón".



La página web de la compañía andaluza indica que ofrece servicios de escoltas privados, vigilantes y asesoramiento en seguridad.

La empresa sevillana de seguridad privada Sehivipro facturó 937.199 euros en 2016 y obtuvo unos beneficios de casi 38.000 euros, según las últimas cuentas depositadas en el Registro Mercantil.

Según una fuente bien informada, la empresa contratada por Podemos suele emplear a porteros de salas de fiesta y ocio. “Para evitar la foto de unos vigilantes en la puerta, lo está haciendo con porteros de discoteca”, señala esa fuente, que prefiere guardar el anonimato y que se comunicó con El Confidencial a través de su Buzón seguro.

Fuentes de Podemos declararon el martes a El Confidencial que "declinan contestar a cuestiones que afectan a la seguridad del secretario general del partido por razones obvias".

El pasado domingo, las redes sociales de Podemos se alegraban del resultado de la consulta sobre el chalé que permitía la legítima continuidad de Iglesias y Montero. Los emoticonos eran de euforia, como se pudo ver en un tuit de @ahorapodemos que ensalzaba el desenlace del procedimiento revocatorio.


En su cuenta de Facebook, Pablo Iglesias también se congratulaba del resultado del plebiscito y añadía: “Nos hemos enfrentado al más poderoso de los adversarios, la casi total unanimidad de la opinión publicada, que ha sido capaz de convertir un asunto privado en un debate público nacional y en un debate interno que ha provocado una participación de nuestros inscritos mayor que la de la última asamblea ciudadana”.

FUENTE: Con información de MARCOS GARCÍA REY - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...