lunes, 28 de mayo de 2018

(Italia) Conte renuncia a formar Gobierno por el veto a un ministro euroescéptico

El pulso por la elección de un ministro euroescéptico dinamita la formación de Gobierno en Italia. El jurista Giuseppe Conte renunció este domingo al encargo de formar un Gobierno, como le había pedido el jefe del Estado, Sergio Mattarella, tras la propuesta de la Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5S), después de las dificultades encontradas para elegir su Ejecutivo. Conte tomó esta decisión tras el veto a la candidatura como ministro de Economía del euroescéptico Paolo Savona, de 81 años, conocido por sus posturas contrarias al euro. La Liga había afirmado que no echaría marcha atrás respecto a Savona y que en caso de veto por parte de la jefatura del Estado, quedaba solo la posibilidad de volver a votar.

Poco después del anuncio de Conte, Sergio Mattarella admitió en un duro discurso que aceptaba a todos los ministros menos a Savona —autor con otros 12 economistas de un manual llamado 'Plan B' en el que describe cómo salir del euro—, porque su nombramiento pondría en riesgo la permanencia de Italia en la eurozona. "La designación del ministro de Economía es un mensaje inmediato y de confianza a los operadores financieros", dijo Matterella, quien anunció "próximas decisiones". "Pedí que fuera un miembro de la mayoría o un exponente que no tuviera una posición como la manifestada, que podría provocar la salida de Italia del euro, que es muy diferente a un intento de cambiar Europa y de mejorarla desde el punto de vista italiano", añadió el presidente.

Mattarella señaló que, tras anunciarse la candidatura de Savona, "la prima de riesgo aumenta cada día y, en consecuencia, la deuda pública, lo que reduce las posibilidades de gasto del Estado". La prima de riesgo, que mide el diferencial entre el bono italiano y el alemán a 10 años, cerró este viernes en 204,7 puntos básicos, y el rendimiento de los bonos a 10 años subió al 2,460%.

De esta manera, la crisis política en Italia se agrava y se desconoce por el momento cuál será la decisión que tomará el jefe del Estado, que podría apostar por un Gobierno técnico hasta que se celebren nuevas elecciones. Mattarella ha convocado a una reunión este lunes a Carlo Cottarelli, un economista de 64 años, exdirectivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y excomisario para la reducción del gasto público en Italia. Podría ser la figura elegida para formar un Gobierno técnico con el que sacar al país de la parálisis política.

En el mismo momento en que Conte y Mattarella se reunían, el líder de la Liga Norte, Matteo Salvini, reveló que existe el veto a un ministro en el Ejecutivo. Un Salvini muy enfadado intervino en un mitin electoral en la localidad de Terni (centro del país) y aseguró que si existen vetos, lo único que queda es volver a las urnas.

"Yo solo digo que por principio deciden los italianos, no los alemanes, franceses o portugueses... Para formar el Gobierno, deciden los ciudadanos", agregó Salvini. "Si el profesor Savona no puede ser ministro porque tiene el defecto de defender a los ciudadanos italianos poniendo en discusión las reglas europeas, entonces soy yo el que si voy al Gobierno me llevo a Savona", señaló.

En su opinión, "si un ministro molesta a los poderes fuertes que nos han masacrado o no gusta a Berlín, este es el ministro justo". "Si estamos en democracia, lo único que nos queda es volver a dar la palabra a los italianos y pedirles un mandato completo para que podamos decidir solos", dijo el líder de la Liga.

"Quiero una Europa más justa"
Este domingo, Savona rompió por sorpresa el silencio y difundió un comunicado en el que expresó sus ideas y resumió: "Quiero una Europa diferente, más fuerte y más justa". Entre sus propuestas, recogidas en el programa de gobierno de la Liga y el M5S, destacó "la plena actuación de los objetivos establecidos en 1992 con el Tratado de Maastricht y confirmados en 2007 con el Tratado de Lisboa, encontrando los instrumentos para activar los objetivos que están especificados en el texto".

Respecto a las preocupaciones expresas en el debate sobre la deuda pública y el déficit, explica que "la acción del Gobierno estará dedicada a un programa de reducción de la deuda pública no por medio de impuestos y austeridad, políticas que se han revelado equivocadas para obtener este objetivo". El programa estará basado en "el crecimiento del PIB obtenido con un relanzamiento de la demanda interna por parte de las inversiones y multiplicando las políticas de apoyo del poder de adquisición de las familias, y también con la demanda externa creando las condiciones favorables para las exportaciones".

Otras de sus propuestas son "crear una escuela europea para construir una cultura común que contribuya al consenso para el nacimiento de una unión política" y " asignar al Banco Central Europeo las funciones que realizan las principales bancos centrales del mundo para perseguir el doble objetivo de la estabilidad monetaria y del crecimiento real".

FUENTE: Con información de Á. MARTÍNEZ - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...