miércoles, 23 de mayo de 2018

Negligencia y corrupción habrían provocado fatal accidente aéreo en Cuba

Sigue surgiendo detalles sobre el avión siniestrado el pasado 18 de mayo en La Habana que acabó con la vida de 111 pasajeros. Un artículo del periodista Iván García para Diario Las Américas, revela como la corrupción y la negligencia desencadenaron a este fatal evento, que pudo haber sido evitado.

García logró entrevista a un trabajador de ECASA (Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeronáuticos), quien señala directamente a los tres cabecillas de la compañía de ser corruptos y arrendar aviones que no están en condiciones para volar.

“Trabajo en ECASA (Empresa Cubana de Aeropuertos y Servicios Aeronáuticos) y de primera mano conozco la corrupción que hay en el sector de la aeronáutica civil. Si se investiga a fondo, sin miedo, van a dar con los dos o tres tipejos corruptos que arriendan a compañías que no cumplen los parámetros de seguridad por tal de ganarse un fajo de billetes. Si se comprueba, que los sancionen a cadena perpetua. Por su irresponsabilidad se perdieron 111 vidas”, dijo el hombre que no fue identificado por el periodista.

Recordemos que Cubana de Aviación es considerada una de las peores compañías aéreas del mundo.



Incluso un ex piloto de la aerolínea indicó que en 29 años, la empresa ha sido protagonista de seis accidentes en los han muerto cientos de ocupantes y el régimen no toma cartas en el asunto.

“Cubana apenas realiza ocho o diez vuelos nacionales al mes e igual número al exterior. Hay que revisar a fondo toda la labor de mantenimiento y la poca seriedad a la hora de arrendar empresas foráneas. Por ahorrar dinero contratan a cualquiera. Y lo barato sale caro. La mejor muestra es este caso”.

Este expiloto pide una investigación exhaustiva y que “rueden las cabezas que tengan que rodar”.

Algunos testigos indicaron que el avión tenía uno de sus motores en llamas e iba “volando de lado”.

Afortunadamente el pilotó logró aterrizar en una campo deshabitado, salvando así miles de vidas.

“El aparato volaba de lado y a baja altura. En un momento dado el piloto giró la nave hacia la izquierda, donde está el descampado en el que cayó, si no lo hubiera hecho así el avión hubiera impactado en un lugar habitado. A esa hora por Boyeros transitaban cientos de personas. Cuando colisionó con el suelo, se produjo un vapor intenso y olía a nafta”.

FUENTE: Con información de María Fernanda Muñóz - https://cubanosporelmundo.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...