jueves, 10 de mayo de 2018

(Panamá) Alzas en tasas hipotecarias limitan poder adquisitivo

Ante el alza en las tasas hipotecarias en los últimos dos años por parte de algunos bancos, un gran número de familias panameñas no tiene acceso al crédito para comprar una vivienda, de acuerdo con miembros del sector de la construcción y los consumidores.

Tras el último alza de intereses por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), varios bancos de la localidad ya han anunciado a sus clientes un ajuste entre 0.25% a 0.50% en los préstamos hipotecarios.


Para la directora ejecutiva del Consejo Nacional de Promotores de Vivienda (Convivienda), Elisa Suárez este es un tema que está limitando a los consumidores para poder tener acceso a un préstamo hipotecario.

"Esta medida afecta directamente al cliente porque deja de tener acceso al crédito, pero también afecta al promotor porque tendría menos mercado para vender", señaló.

A juicio de Suárez, este es el momento, el cual las políticas públicas entre la empresa privada y el gobierno tienen que darse para buscar fórmulas o de lo contrario el acceso a un crédito para una vivienda será más difícil.

Datos preliminares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC), revelan que la actividad de la construcción en el sector privado de Panamá cayó un 48% en el primer trimestre de este año en relación con el mismo periodo de 2017.

En los tres primeros meses de este año se construyeron 574,657 metros cuadrados entre obras residenciales y no residenciales, un 48% menos que los 1,1 millones de metros cuadrados del mismo período del año anterior.

Aldo Stagnaro, presidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir) coincide con Suárez en que la posibilidad del panameño de tener una casa disminuye.

"El banco pedirá un mayor ingreso familiar para poder aplicar. Y de lograr el préstamo, el cliente debe saber que las letras de pago serán mayores haciendo mas difícil el compromiso de pagos. Por ende se vería un aumento en la demanda de casa alquiladas", manifestó.

Suárez considera, que el problema en Panamá es que la ley de arrendamiento está obsoleta y que se debe revisar con urgencia porque no facilita el tema.

"Es una ley que debe tener más de 40 años de vigencia, por lo que se debe adecuar. Para alquilar de una manera adecuada debe haber una legislación adecuada", expresó.

Suárez indicó que si bien el Estado ha proporcionado ayuda a la gente que no tiene acceso a un crédito por medio de programas sociales, también es cierto que todos los días jóvenes que forman una familia quieren comprar una vivienda y ese tema no se ha tratado.

Agregó que esta medida también puede afectar las proyecciones de crecimiento del 11% en ventas para el 2018 de la industria.

"Este crecimiento no iba a cubrir el déficit que tuvimos en el 2017 de 19%, pero podía cubrir un poco esa caída y ahora este tema impactará negativamente a la industria", añadió.

Pedro Acosta, presidente de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de la República de Panamá (Uncurepa), manifestó que las políticas públicas que aplique el Gobierno Nacional son importantes para que el consumidor pueda enfrentar este nuevo golpe a su bolsillo.

"Si el Estado no tiene la creatividad suficiente el consumidor sufrirá el impacto de otro ajuste", dijo.

Durante los últimos tres años, la cartera de morosidad y préstamos vencidos han registrado un alza de 0.5%.

En el 2014, la cartera de morosidad era de 1.5% y ahora es del 2%. Mientras que, la cartera vencida hace tres años era de 1.1% y actualmente está ubicada en 1.6% de acuerdo a la Superintendencia de Bancos.

Antecedentes
200 mil es el déficit habitacional que se registra en Panamá.
48% disminuyó la actividad de la construcción en el sector privado en el primer trimestre del 2018, según el INEC.

FUENTE: Con información de Yessika Valdés - http://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...