miércoles, 9 de mayo de 2018

(Panamá) Contradicciones de Zulema Sucre en el caso de su mascota Gucci

En el juicio de fondo realizado el pasado lunes 7 de mayo, la exviceministra del Mides Zulema Sucre sorprendió al cambiar sus versiones anteriores y alegar que el perro de la foto (que paseaban en horas laborables sus guardaespaldas) no era su mascota Gucci.

Algo que contradice sus declaraciones previas ante los medios y ante el propio juez del caso.

Pero la fiscal especial anticorrupción Ruth Morcillo ratificó las pruebas que confirman que hubo delito por parte de la exviceministra de Desarrollo Social en la modalidad de peculado de uso y solicitó sentencia condenatoria.


Este sonado caso se inició en enero de 2016, cuando los tres guardaespaldas de Zulema Sucre la acusaron de obligarlos a cumplir tareas ajenas a sus funciones, como pasear a su perro Gucci en horas laborables.

El 29 de enero de 2016, la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (Antai) presentó denuncia por el hecho punible, lo que dio lugar a la investigación.

Los elementos aportados incluían pruebas contundentes del delito de peculado, como fotos y videos de los guardaespaldas cuando paseaban a la mascota. También chats provenientes del celular de la exviceministra en los que daba instrucciones al respecto a sus subalternos.

Ante el peso de estas pruebas, desde su primera aparición en los medios, Zulema Sucre no se atrevió a refutar de manera directa la acusación.

De hecho, en entrevista televisiva que concedió el 26 de febrero de 2016, prefirió enfatizar la no imposición de esta tarea (sin negar que se hablaba de su mascota)... "Nunca obligué a ningún escolta a pasear a mi perro", dijo Sucre.

Incluso en sus indagatorias preliminares reconoce el hecho fáctico del paseo de su perro.

Prueba de ello es que cuando el juez decimosexto hace el llamamiento a juicio, advierte que se toma en consideración la indagatoria rendida por Zulema Sucre en la que cuenta que, efectivamente, "paseaban" a su mascota.

Se retracta
Pero en el juicio de fondo, la defensa sorprendió al presentar el testimonio de un perito veterinario que afirmó -bajo juramento- que el perro que se aprecia en las fotos no era Gucci.

Con un juego semántico, también indicó que la descripción aportada al expediente por los guardaespaldas tampoco compaginaba con la realidad.

Ellos dijeron que Gucci es "peludo, cabeza chocolate y cuerpo negruzco". Y el perito precisó que es cabeza dorada y resto del cuerpo gris.

La defensa también alegó que la foto fue tomada después de que los guardaespaldas ya habían sido botados. Algo que fue refutado por los escoltas.

No obstante, la defensa de Zulema Sucre, a cargo de la abogada Gladys Quintero, prefirió no referirse a la prueba del video de un minuto con 20 segundos en el que Ney Rodríguez filma a su colega Ítalo Scharschmidt cuando paseaba a Gucci.

Pero la prueba más contundente que presentó en la audiencia la fiscal Morcillo fueron los chats que enviaba Zulema Sucre: "Ítalo, xfa cuando esté con Gucci trate de estar pendiente. Lo veo en línea"... "Recuerde que está trabajando".

El juez Enrique Pérez se acogió a los 30 días para dictar su fallo.

¿Por qué la defensa de Sucre evitó hablar sobre el tema del viático?
“Zulema Sucre abusó de los recursos de nosotros los panameños en el tema de un viático, algo que aquí no se ha querido abordar”, así lo advirtió el exescolta Marino Zúñiga [en la foto], quien indicó que el tema del paseo del perro debería ser secundario frente al viático.
Se trata de $386.50 que solicitó la propia Sucre en febrero de 2015, supuestamente para que su conductor-escolta acompañara una asesoría técnica del Mides en Chiriquí y Veraguas. “¡Y eso es falso! Porque realmente fui enviado con sus hijas a los Carnavales de Penonomé”, reiteró Zúñiga.
Urgida por una explicación, Zulema Sucre dijo en el juicio que para esa fecha, estaba con su familia en Nueva York, aunque no presentó documentación que lo certificara.
La defensa tampoco pudo explicar el supuesto testimonio de Diego Ducreux, funcionario de la Lotería, quien habría dicho que el guardaespaldas de Sucre Ney Rodríguez fue a su despacho a “pedirle un favor”. Rodríguez negó esto de manera categórica.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...