martes, 8 de mayo de 2018

(Panamá) Historia de la ‘Embotelladora Nacional' (+Opinión)

Por: Guillermo A. Cochez - Recientes revelaciones cambian nombre de Asamblea Nacional por ‘Embotelladora Nacional'. Esto no es nuevo: fondos públicos usados indiscriminadamente por los políticos para satisfacer apetitos personales: tanto en el Legislativo como en el Ejecutivo y lo que administre fondos públicos (alcaldías, etc.).

A días del golpe militar del 11 de octubre de 1968, salieron a flote bellezas de los políticos ‘tradicionales': justificación para sacarlos del poder por los golpistas militares. La Asamblea Nacional, instalada 1 de octubre, la presidió Raúl ‘Baby' Arango. Duró once días; a ningún diputado ni funcionario legislativo pagaron un real. Sin embargo, se hizo pública una lista de 300 personas a B/300.00 cada una, con orden de incluirlos en la planilla legislativa.

‘Botella' no se acuña en la Asamblea: en toda entidad que tiene gente con salario, que solo se ve cada quincena al retirar su cheque o cuando el dueño del mismo lo recoge (de suponer igual que, hoy, con la señora que hace tamales en Bocas en planilla del diputado Miller que no recibe los B/1000.00 donde aparece como beneficiaria). (Así agarraron a entonces diputado panameñista y secretario general de su partido (Alemán) cambiando ‘su planilla' en Banco Nacional de Transístmica). Eso debió ocurrir antes de 1968, como después, distinguiéndose botella de garrafón, cuando recibía suma superior.

En 1984 se instaló la Asamblea que reemplazó a la de 1968. Fui parte de ella por el PDC. En su representación, junto a colegas de otros partidos, elaboramos el reglamento interno de la Asamblea convertido en Ley. Cada diputado disponía de B/4000.00 al mes para designar a su equipo: conductor, secretaria, asistentes.

Las partidas circuitales comenzaron en 1985 y fueron objeto de mucho escándalo cuando los oficialistas (PRD y PALA) abusaron de ellas y enfrentaron en 1990 las investigaciones del contralor Carles. A varios legisladores del interior les encontraron caminos y aceras donde ni siquiera habían puesto un bloque y sus buenas visitas al Ministerio Público tuvieron que dar. En cierta forma, fueron precursores del PAN de Martinelli.

Como no concebía convivir con una Asamblea independiente y crítica, Martinelli realizó que la docilidad de diputados requería de mucho aceite: nombramientos en y afuera de la Asamblea, viajes, dinero para operaciones (caso diputado Vidal García). Todo eso producía una Asamblea complaciente a la medida. Con regalos que ascendían a dos millones por diputado, se logró cambiadera de partido: el tránsfuga. Pago se hacía con apartamentos que construían amigos de Martinelli o archivando investigaciones por peculado pendientes (Caso diputado Carrasquilla, exalcalde de San Miguelito). Varela designó como embajadora a esposa de diputado PRD (Ortega) y en Seguro Social —supuestamente autónomo— nombraron a hijo de otro como segundo en Asesoría Legal (Robinson).

Con Álvaro Alvarado en Telemetro (mayo 2016) expliqué con detalles planilla de la Asamblea utilizada para incluir a delegados del PRD que favorecían a González para secretario general del PRD. Confirmado con video del presidente Varela, y declaraciones públicas de su hermano Popi, donde sacaliñaba a González la ayuda oficial recibida para esa contienda.

Señalé el mecanismo: tétrico. A aquellos diputados (indígenas, de áreas alejadas) sin capacidad de nombrar a beneficiados de nueva partida de 30 mil balboas, surgieron ‘amigables' componedores, con la vista gorda del presidente de la Asamblea, Rubén de León, que adquirían ese monto a cambio de devolver en efectivo al legislador ‘cedente' 60 % de esa planilla, o sea 18 mil al mes (para su bolsillo). Nombrados quizás eran ficticios y cheques emitidos cambiados en algún banco amigo. (Peculado y asociación ilícita que debería investigarse).

Esa escandalosa planilla era producto del pacto de gobernabilidad PRD-Varela, por lo que recursos adicionales a la Asamblea fueron autorizados por el MEF, con visto bueno del presidente, cuya justificación inicial era no permitir darle control de la Asamblea por Martinelli. Salen ahora públicas por ruptura del pacto con el PRD. Al final se sumaron los CD con esos nombramientos. En lugar de apuntar solo cañones hacia la Asamblea, no olvidemos quiénes fueron sus principales cómplices y patrocinadores de los delitos de peculado y asociación ilícita cometidos: el Órgano Ejecutivo, antes presidido por Martinelli, hoy por Varela.

Por eso urge cambio constitucional profundo que garantice total independencia de poderes del Estado, forma de profundizar la democracia y combatir efectivamente la corrupción. Debemos lograr que candidatos en 2019 asuman ese ineludible compromiso, básico para reconstruir nuestra deteriorada institucionalidad. Trabajo que debe hacerse en los primeros seis meses del nuevo Gobierno y no apurado como pretende ahora Varela, sin lograr consenso previo de ninguna clase.

ABOGADO Y POLÍTICO.

FUENTE: Artículo de Opinión - Guillermo A. Cochez - http://laestrella.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...