lunes, 28 de mayo de 2018

(Panamá) Uso Público de Coiba incumple sugerencias

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) considera que el Plan de Uso Público (PUP) del Parque Nacional Coiba no cumple con las recomendaciones ya establecidas por la organización para conservar este patrimonio de la humanidad.

Entre las recomendaciones de la Unesco está la supervisión y gestión del turismo, las regulaciones pesqueras óptimas para asegurar la preservación a largo plazo de las especies y un estudio de impacto ambiental previo para construir infraestructuras en el área protegida.

Por esto, la organización internacional hizo una solicitud de suspensión del PUP que fue aprobado por el Consejo Directivo del Parque Nacional Coiba el 3 de enero del presente año.

En un informe preliminar, la Unesco señaló que este plan debe ser sometido a una evaluación para así estudiar los potenciales impactos negativos sobre el Valor Universal Excepcional del Patrimonio, las cuales no se han tenido debidamente en cuenta al desarrollar el plan.

Félix Wing Solís, abogado y ambientalista, señaló que con esta solicitud de la Unesco se confirma que la sociedad civil tuvo la razón en cuestionar el cierre del Parque Nacional Coiba al público, como también la modificación del reglamento interno del Consejo Directivo, la aprobación del PUP sin el previo estudio de capacidad de carga que indica el máximo de visitantes, la licitación para la rehabilitación de la pista de aterrizaje para promover el ecoturismo de alto impacto, la firma de un préstamo para financiar el PUP y la adopción del ordenamiento pesquero, las cuales debieron ser priorizadas conforme a las recomendaciones del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco.

De no cumplir con las recomendaciones hechas, se pone en riesgo el Valor Universal Excepcional del Parque Nacional Coiba, por lo que el Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco solicitó un informe actualizado, antes del 1 de febrero de 2019, sobre el estado de conservación de la propiedad y la implementación de las recomendaciones anteriores para su examen por el Comité del Patrimonio Mundial en su 43.° periodo de sesiones en 2019, con miras a considerar, a falta de un progreso sustancial en la protección de la biodiversidad de especies y el patrimonio, la posible inscripción de la propiedad en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.

1

de febrero de 2019, fecha límite para entregar un informe sobre el estado de conservación de la isla.

FUENTE:  Con información de Belys Toribio | Estudiante de Periodismo - http://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...