viernes, 4 de mayo de 2018

(Panamá) Varela retoma ruta a la constituyente

Las elecciones de 2019 tendrán un ingrediente adicional: la quinta papeleta para elección de constituyentes que tendrán la delicada función de redactar una nueva carta magna, una deuda de décadas que mantienen los gobiernos con el Estado panameño.
Los detalles se afinan entre el Ejecutivo y los magistrados del Tribunal Electoral. Ayer se realizó una reunión de coordinación. El anuncio será hecho mañana, durante el acto de arranque oficial de la campaña electoral 2019, según adelantó una fuente a La Estrella de Panamá .

Desde hace meses, el Ejecutivo tiene trabajando en los detalles de este tema al viceministro de la Presidencia, Salvador Sánchez. Se informó que se emitiría para tal fin un decreto de Gabinete.

El propio presidente de la República, Juan Carlos Varela, a quien se le preguntó ayer sobre la apertura del proceso electoral, este sábado, respondió de manera esquiva, sólo afirmó: ‘va a ser un día muy importante, pongan atención el día sábado al mensaje que se va a dar, porque van a haber mensajes importantes para el país'.

PLAN ORIGINAL

La decisión está consignada en el plan de gobierno del presidente Juan Carlos Varela.

En el numeral 9, denominado ‘Constituyente, separación de poderes y descentralización', en el cual se detalla: ‘Convocar a una asamblea constituyente paralela dentro de los dos primeros años de gobierno para fortalecer la separación de poderes...'.

Varela, sin embargo, esperó casi cuatro años para finalmente proponerla y pasar a la historia como el presidente que promovió la vía para redactar una nueva constitución.

Después de que el presidente haga la convocatoria, se continuaría con el proceso de la manera en que se disponga, lo cual debe hacerse en los términos señalados por la Constitución Política de la República para este fin.

La convocatoria tendría que hacerse en un plazo no menor de tres meses ni mayor de seis, de acuerdo con la fecha en que se formalizó el llamado.

PROMESA PENDIENTE

Las redacción de reformas a la Constitución Política de la República de Panamá, que rige el Estado panameño desde 1972, a través de una asamblea constituyente, es una promesa recurrente en la que ha coincidido la mayoría de los mandatarios panameños, pero que hasta el momento no se ha cumplido.

En tiempos de campaña política, y mucho más ahora con las situaciones que ha enfrentado la administración de justicia, los políticos y la sociedad civil la invocan como una fórmula para ‘rescatar' la institucionalidad del Estado panameño.

La Constitución Política de la República de Panamá que está vigente fue elaborada en el año 1972, en pleno gobierno militar.

El texto constitucional de los panameños nació con un ‘pecado original'. Como ninguna otra en el mundo, la Constitución otorgaba plenos poderes para manejar el Estado panameño a una persona, en este caso, el general Omar Torrijos Herrera.

Desde entonces, la carta magna ha sido modificada en cuatro ocasiones, en distintos momentos de la vida nacional: 1978, 1983, 1994 y 2004, razón por la que muchos alegan que ‘no aguanta un parche más' y lo que corresponde es redactar una constitución totalmente nueva, lo cual se haría a través de una asamblea constituyente.

Según establece el artículo 314 de la Constitución Política vigente, deben ser sesenta constituyentes. Debe establecerse un sistema para la elección de estas personas; es decir, si han de ser nacionales o provinciales, o si se aplicará el sistema de elección por circuito electoral, luego de disminuir en once el número de personas a elegir con respecto a los que están vigentes para elegir la Asamblea Nacional.

De la misma manera que en las pasadas elecciones generales, se permitiría la postulación de candidatos por los partidos políticos y los de libre postulación. Así lo consagra la Constitución en su Título XII, ‘Reforma de la Constitución'.

La Constitución no contempla requisitos o restricciones para quienes aspiren a ser constituyentes.

ASAMBLEA CONSTITUYENTE
El artículo 314 de la Constitución vigente establece el método

Se elegirán sesenta constituyentes, que serán los encargados de redactar el nuevo texto constitucional.

Los constituyentes tendrán un plazo de entre seis a nueve meses para redactar el nuevo texto.

FUENTE: Marlene Testa - http://laestrella.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...