miércoles, 16 de mayo de 2018

Violencia en la frontera entre Israel y Gaza: Qué está pasando y a qué se deben los disturbios

En la zona fronteriza entre Israel y la Franja de Gaza no cesan los fuertes enfrentamientos entre los militares israelíes y los manifestantes palestinos que desde finales de marzo se acercan a la valla que los separa del territorio israelí. Las Fuerzas de Defensa de Israel responden a lanzamientos de piedras y de artefactos explosivos con disparos de fuego real y gases lacrimógenos, alegando que actúan para defender su integridad territorial.
El Ministerio de Salud palestino reporta a diario sobre los muertos y heridos que se producen en la escalada de violencia que vive la región. Solo este lunes, 60 palestinos murieron a manos de los israelíes, entre ellos ocho niños. Al principio se reportaron 2.410 heridos, pero posteriormente los medios elevaron la cifra a más de 2.700.

¿Por qué se intensificaron las protestas?
Las protestas de la llamada Gran Marcha del Retorno se producen en el marco del 70.º aniversario del inicio del éxodo palestino provocado por la creación del Estado de Israel el 14 de mayo de 1948. En el mundo árabe, ese día se conoce como la Nakba, o la 'catástrofe', que se conmemora cada 15 de mayo. En esta jornada de luto nacional, los palestinos salen a las calles para expresar rechazo contra la expulsión de sus hogares que sufrió su pueblo tras del nacimiento del Estado hebreo.

Este lunes del 14 de mayo, los disturbios se intensificaron ante la apertura de la Embajada de EE.UU. en Jerusalén ese mismo día, un paso que provocó un fuerte rechazo entre los palestinos y el mundo árabe. El número de muertos que se produjeron en esa jornada, 60, es el más alto en la zona desde el conflicto entre la Franja de Gaza e Israel de 2014.

Bajo el fuego estuvieron también los periodistas que cubrían los disturbios. Hoda Abdel Hamid, corresponsal de la cadena Al Jazeera, denunció la violencia de los militares israelíes contra los representantes de la prensa y contra los manifestantes palestinos, entre ellos muchos jóvenes que no pertenecían a Hamás y protestaban de manera pacífica, sin lanzar piedras o participar en hechos violentos.

La apertura de la Embajada de EE.UU. en Jerusalén
Durante la ceremonia de inauguración de la embajada estadounidense en Jerusalén, Donald Trump afirmó a través de un videomensaje que Israel tiene derecho a determinar dónde está su capital. La Liga Árabe condenó la decisión de Washington y reiteró que Jerusalén Este es la capital de Palestina y "parte integrante" de su territorio ocupado desde 1967.

El paso de EE.UU. fue seguido por Guatemala, que también decidió trasladar su embajada de Tel Aviv a Jerusalén. La apertura de la nueva delegación tuvo lugar este miércoles y contó con la presencia del presidente guatemalteco, Jimmy Morales, y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

Israel responsabiliza de los hechos a Hamás
Por su parte, el Ejército israelí afirma que en los violentos hechos ocurridos el 14 de mayo cerca de su frontera acabaron con la vida de "24 terroristas con antecedentes terroristas documentados". Israel atribuye la responsabilidad por la violencia e intentos de destruir su valla fronteriza al movimiento palestino Hamás, que considera una organización terrorista.

De acuerdo con Jerusalem Post, los miembros de Hamás acuden a los campamentos de refugiados e incitan a los palestinos a participar en los disturbios a sabiendas de que los militares israelíes van a abrir fuego. Según el medio, este lunes "miles de personas echaron a correr hacia la frontera" como si hubieran recibido "una orden o una señal".

Hamás llama a la intifada
En respuesta al derramamiento de sangre en Gaza, Hamás ha llamado a los palestinos a que inicien una nueva intifada. "La reacción natural a la muerte de personas que protestaban de manera pacífica debería ser una intifada árabe y musulmana", afirmó Jalil al Haya, uno de los dirigentes de Hamás, citado por Ynetnews.

"No hay más opción que prender el fuego en Gaza y Cisjordania en respuesta a lo que pasó", agregó.

La comunidad internacional condena la violencia israelí
La violencia en la Franja de Gaza ha sido el tema central de la sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU de este martes convocada por Kuwait. El embajador de Francia ante la ONU, François Delattre, señaló que el presidente galo, Emmanuel Macron, "condenaba enérgicamente la violencia que las Fuerzas Armadas israelíes están causando".

Por su parte, el representante permanente de China ante la ONU, Wu Haitao, reiteró que Pekín está a favor "del establecimiento de un Estado palestino con su capital en Jerusalén Este que sea completamente independiente y soberano". El diplomático ruso Dmitry Poliansky expresó sus condolencias a los palestinos y señaló que en Oriente Medio "se tomaron muchas medidas unilaterales que van en contra del derecho internacional".

El lunes, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, acusó a Israel de genocidio y tildó al país de "Estado terrorista". Ankara solicitó que el embajador israelí abandonara temporalmente el país e Israel respondió con la expulsión del cónsul turco en Jerusalén. La noche de este martes, Turquía expulsó a su vez al cónsul general israelí en Estambul.

A su vez, Sudáfrica decidió retirar a su embajador de Tel Aviv en protesta contra la "violenta agresión" de Israel hacia los palestinos y sus "destructivas incursiones en los territorios palestinos".

Mientras, la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, declaró que Israel "debe respetar el derecho a la protesta pacífica y el principio de proporcionalidad en el uso de la fuerza". La jefa de la diplomacia europea también señaló que Hamás y los líderes de las protestas en Gaza deben velar por que las protestas no sean violentas y pidió a todas las partes del conflicto abstenerse de realizar acciones que puedan conllevar pérdidas de vidas humanas.





(PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Actualidad RT
 

LO + Leído...