jueves, 7 de junio de 2018

(EE.UU.) Indocumentada fue hallada culpable por secuestro de bebé y homicidio de su madre

Finalmente llegó la sentencia de un brutal crimen que conmocionó a la comunidad inmigrante en EEUU. Una inmigrante indocumentada que fingió un embarazo durante varios meses fue encontrada culpable de matar a su ex compañera de trabajo y posteriormente secuestrar a su bebé recién nacido con la intención de criar al niño como si fuera suyo.

Yesenia Sesmas de 36 años vivía en Dallas en el momento del crimen. Ese fatídico 17 de noviembre de 2016 la indocumentada manejó su auto hasta Wichita, Kansas, para dispararle a Laura Abarca, de 27 años y secuestrar a su bebe de seís días de nacido, Sophia Gonzales.

El bebé fue encontrado dos días después en el lugar de residencia de Sesmas en Dallas y fue devuelto a sus parientes.

Los miembros del jurado deliberaron por menos de tres horas este martes y encontraron a Sesmas culpable de asesinato premeditado e intencional en primer grado, secuestro e interferencia con la custodia de los padres.

“Realmente queríamos que se hiciera justicia, y creo que eso sucedió hoy “, dijo José Abarca, el hermano mayor de la víctima en entrevista con The Wichita Eagle .

Durante el juicio, los fiscales dijeron que Sesmas fingió un embarazo durante meses después de sufrir un aborto involuntario y, cuando descubrió que Abarca había dado a luz, condujo hasta Wichita para matarla y llevarse al bebé. Las dos mujeres habían trabajado juntas en un restaurante de Wichita años antes.

Durante el juicio de seis días, los fiscales se enfocaron en las intenciones de la mujer de 36 años, incluyendo cómo durante la simulación de su embarazo Sesmas se preparó para un nuevo bebé.

La inmigrante mexicana incluso tuvo un baby shower y llegó a un punto en el que “iba a tener que volver a casa con un bebé” o explicar sus mentiras a quienes la conocían, explicó el fiscal que llevó el caso.

“Cuando entró a ese apartamento el 17 de noviembre de 2016, solo había dos formas de que esto terminara”, dijo el fiscal de distrito del condado de Sedgwick, Marc Bennett. Sesmas regresó a Texas pensando que “se despertaría y criaría a ese bebé y su vida comenzaría de nuevo”, concluyó.

En una entrevista en la cárcel con KUVN-TV, Sesmas dijo que Abarca había aceptado entregarle el bebé, pero durante una aparente disputa, ella dijo que accidentalmente le disparó. El defensor público Jason Smartt calificó el asesinato como “no planificado y espontáneo”, según el Eagle.

Sesmas enfrenta cadena perpetua además de la posibilidad de tiempo adicional cuando sea sentenciada este 13 de julio.

FUENTE: Con información de Agencias - https://laopinion.com
 

LO + Leído...