jueves, 7 de junio de 2018

(Panamá) Piensen en Panamá por un segundo (+Opinión)

Por: Álvaro Alvarado - ¿Quién está pensando en Panamá en estos momentos? Esta pregunta me la hago a diario, al ver a los tomadores de decisiones en este país enfrascados en una guerra sin cuartel que nos está llevando al despeñadero.

Hoy, lo único que le importa al presidente de la República es ver cómo logra el control de la Asamblea Nacional a partir del 1 de julio, sin importar cuántos muertos y heridos deje a su paso en la ruta por alcanzar este objetivo.

Por otro lado, los diputados buscan a como dé lugar ocultar todas las bellezas que se esconden detrás de las planillas en las que se manejan millones de dólares en contratos para sus allegados, amigos y familiares.

¿Quién gana y quién pierde en esta guerra que mantienen estos dos órganos del Estado? Creo que los únicos ganadores son los enemigos de la democracia a quienes les encantan estos escenarios para pescar en río revuelto y el gran perdedor es el país que se enfrenta en estos momentos a una gran incertidumbre social, política, judicial y económica.

El próximo 1 de julio se inicia el último periodo de sesiones de la Asamblea en el cual deben debatirse importantes temas que son vitales para el país, tales como el Presupuesto General del Estado para el año 2019, el Presupuesto del Canal de Panamá, el proyecto que penaliza la evasión de impuestos, proyecto para elevar el déficit fiscal a 1 %, la ratificación de los dos nuevos magistrados de la Corte Suprema y de sus suplentes y muchos otros temas más que de no lograrse los consensos necesarios pudieran generar que la crisis que vive el país siga en aumento con afectaciones irreversibles para todos.

En los actuales momentos toda la artillería del Ejecutivo con su brazo político, los diputados panameñistas, se mantienen realizando una serie de maniobras con el propósito de alcanzar el control de la Asamblea y para ello han conversado con varios diputados del PRD y de Cambio Democrático, con el propósito de ofrecerles el apoyo de la bancada oficialista y quién sabe cuántas dádivas más, para lograr una alianza que saque de la jugada a Yanibel Abrego, a Pedro Miguel González y a Quibian Panay, figuras que no cuentan con el visto bueno del presidente de la República en estos momentos.

Los diputados de oposición saben que una fractura de la alianza que mantienen las bancadas del PRD y CD sería mortal para sus aspiraciones de alcanzar el triunfo en las elecciones generales del 2019, ya que se interpretaría como la entrega al Gobierno de Juan Carlos Varela a cambio quién sabe de qué beneficios.

Mientras todo esto sucede, por otro lado, el contralor, convertido en un operador del Ejecutivo, sigue empeñado en auditar las planillas de los diputados, filtrando incluso información a un medio, en particular de los datos que ha logrado recopilar en sus auditorías.

Todo parece indicar que, en vista de que hasta el momento no han logrado doblegar a los diputados para alcanzar sus objetivos, ahora pretenden presionar con expedientes a varios de ellos, como lo hizo Ricardo Martinelli en el quinquenio 2009 al 2014, presión que le permitió conseguir que muchos diputados decidieran cambiarse de partido.

No me opongo a que el contralor haga las auditorías, ya que es parte de las funciones que mandata la Ley, pero lo que no me cuadra es que durante cuatro años estuvo patrocinando todo lo que dice hoy que es malo. Digo esto, ya que todas las planillas que hoy están siendo auditadas en la Asamblea fueron refrendadas por el contralor y por el Ejecutivo desde el día uno sin ninguna objeción.

¿Cómo es que luego de que la Asamblea decidió rechazarle al presidente Varela las dos magistradas designadas para la Corte Suprema de Justicia es que la Contraloría encuentra una serie de irregularidades en las planillas que siempre aprobó? ¿Cómo es que el contralor decide realizar auditorías única y exclusivamente en las Planilla 080 de la Asamblea, cuando es sabido por todos que esta misma Planilla existe en diversos ministerios con la misma definición de promotores comunitarios y promotores deportivos?

Hay que estar ciego para no darse cuenta de que esto es un pase de factura del Ejecutivo al Legislativo y con esto no quiero salir a defender ni a justificar a la Asamblea que todos sabemos que tiene muchas explicaciones que darle a este país sobre el uso que históricamente le ha dado a los recursos que le son asignados en su presupuesto.

PERIODISTA

FUENTE: Artículo de Opinión - Álvaro Alvarado - http://laestrella.com.pa -(PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...