miércoles, 25 de julio de 2018

Cosas sobre el café casi desconocidas y que deberías saber

Ciertos conocimientos sobre el café se encuentran hoy tan difundidos que son casi contenidos de cultura general. Muchos saben que después del agua es la segunda bebida más consumida en el mundo. No menos sabido es el dato de que, junto con el petróleo o el gas natural, el café es una de las mercancías que genera una mayor actividad comercial en el mundo.

Alimente ha revisado algunas cuestiones más eruditas. En las mismas dosis, el café posee mucha más cafeína que un té o un refresco de cola, pero menos que una bebida energética. Hemos hablado de las dos variedades que se utilizan en las mezclas: arábiga y robusta. Hemos explicado con detalle el proceso de elaboración con una cafetera clásica y hemos analizado la alarma desatada hace unos meses por la se que acusaba al café de provocar cáncer.

Las anécdotas sobre una bebida con tanta historia no escasean. Con el fin de ampliar los conocimientos de nuestros lectores, seleccionamos ocho sugerentes curiosidades para leer en la sobremesa, teniendo a mano una taza del amargo brebaje.

1. El origen del nombre
La palabra posee la misma raíz en casi todas las lenguas europeas. La etimología más aceptada parte aproximadamente del año 1000, cuando los comerciantes turcos empezaron a exportar el café traído de África, desde un área geográfica que hoy pertenece al estado de Etiopía.

En esta región del continente sus habitantes obtenían una bebida, a partir de sus granos, a la que llamaban 'qahwa', cuyo significado podría sería algo así como 'que no permite dormir'. El término pasaría posteriormente al turco como 'kahve' hasta llegar en sus diferentes formas en las lenguas actuales.

2. Por qué el capuchino se llama capuchino
El término que los italianos utilizan para designar esta forma de prepararlo parte, efectivamente, del parecido con el color marrón del hábito que vestían los miembros de la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos.

Una leyenda muy extendida conecta la palabra con la figura de Marco da Aviano, un miembro de esta congregación que fue enviado como diplomático a Viena en 1683 por el papa Inocencio XI para promover una coalición entre potencias europeas con el fin de luchar contra los otomanos. En una reunión celebrada en una cafetería de la ciudad austriaca, Da Aviano habría corregido por primera vez el fuerte y amargo sabor del café con la leche. El resultado acabaría llamándose 'kapuziner', es decir, capuchino en alemán.

3. El país más cafetero
Es sabido que Brasil es el estado con mayor producción en todo el planeta y abarca casi un tercio de todo el café que se cultiva. La intuición llevaría a pensar que los ciudadanos que beben más café serían los italianos. Los datos desmontan, sin embargo, esta teoría.

Suizos, canadienses, austriacos y daneses los superan. El premio al país más cafetero se lo lleva, sin embargo, Finlandia, cuyos habitantes consumen cerca de 12 kilos anuales por persona. Se atribuye esta curiosidad a las bajas temperaturas del país nórdico, cuyos habitantes llevan con frecuencia un termo a cuestas. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de Gonzalo de Diego Ramos - https://www.alimente.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...