viernes, 6 de julio de 2018

(EE.UU.) Beckham presentará su quinto proyecto de estadio en Miami y los ciudadanos lo votarán

El pasado 30 de enero, David Beckham presentaba orgulloso su equipo de fútbol para competir en la temporada 2020 en la primera división de Estados Unidos, la MLS, junto al comisionado de la liga, Don Garber, los hermanos de origen cubano Jorge y José Mas y Marcelo Claure, empresario boliviano (y estadounidense) ligado al club de fútbol Bolívar. También participa en el grupo el multimillonario japonés Masayoshi Son.

El nombre, el escudo y el color de la camiseta se dejó para que los aficionados creasen y propusieran lo que les gustase. Lo hacía en la ciudad de Miami, Florida, donde ya existe el Miami United que disputa la NPSL (National Premier Soccer League - cuarta división) y que parecía que era el nombre que más gustaba al exjugador del Manchester United, PSG, Real Madrid y Los Angeles Galaxy. Jorge Mas explicó hace unos días que están muy cerca de presentar el escudo, los colores y el nombre. Se barajan otros nombres como Futbol Club Internacional de Miami (Inter Miami) y Futbol Club Atletico Miami (Atletico Miami).


Quinto proyecto de estadio

El próximo 12 de julio, Beckham hará una presentación del nuevo emplazamiento del estadio a la comisión del ayuntamiento de Miami para intentar convencer a los ciudadanos que las ventajas que traería el nuevo sitio. Un nuevo estadio para 28.000 personas sobre el campo de golf de Melreese Country Club, propiedad pública de la ciudad de Miami, que colinda con Le Jeune Road y el Aeropuerto Internacional de Miami. No obstante, hay voces que podrían oponerse con fuerza, como el grupo de golfistas encabezado por el jugador de la LPGA Eric Compton, que apuesta por “salvar” el campo de golf “de cualquier tipo de urbanización”.


Los ciudadanos de Miami decidiran en una votación el 6 de noviembre si cambian los estatutos de la ciudad y permiten lo que sería un acuerdo sin licitación para arrendar 73 acres (30 hectáreas) del campo de golf de Melreese para el grupo Beckham. El acuerdo con la ciudad espera recaudar casi $ 140 millones en pagos de alquiler durante 39 años, una tasa de aproximadamente $ 3.5 millones anuales. El grupo de Beckham pagaría $ 20 millones adicionales durante 30 años para ayudar a financiar un parque de 58 acres planificado en el sitio. La MLS también pide que se construye un parque tecnológico al lado del estadio, así como un estacionamiento subterráneo, campos de fútbol públicos, un hotel de 500 habitaciones, un centro de conferencias, tiendas, restaurantes y un centro comercial. Deportivamente hablando, la MLS impulsa a las nuevas franquicias a que formen a jóvenes jugadores en un tipo de Academia al estilo de Atlanta United para el área de Miami.

Con este nuevo emplazamiento, todo apunta a que el debut en la MLS podría retrasarse a 2021 o 2022 cuando tienen previsto incorporarse nuevas franquicias.

Dificultades en la búsqueda de un espacio para construir el estadio

La MLS exige para las nuevas franquicias un importe de 150 millones de dólares y un estadio propio. Es su quinto intento de construir un estadio y el que está más alejado del centro de Miami. Con varios obstáculos en el camino, ya ha presentado cuatro propuestas oficiales, que han estado en proceso desde 2013. El primero, a principios de 2014, fue el esquema del estadio del Puerto de Miami, que finalmente fue bloqueado por el puerto mismo. Luego, el futbolista convertido en empresario se trasladó a Museum Park, justo al otro lado del canal, prometiendo un complejo de estadio que promocionase el barrio. Los ciudadanos no lo compraron y la propuesta fue bloqueada. La tercera opción analizada fue el estadio Marlins Park, que tendría un espacio para el fútbol americano en su lado oeste. El penúltimo espacio escogido, Overtown, generó problemas desde el principio que se tuvo conocimiento de su adquisición. El Miami Herald publicó que se había presentado una apelación contra Beckham por los terrenos que su grupo compró en el condado de Miami-Dade. Bruce Matheson , propietario de una parcela cercana apeló la decisión de respaldar el acuerdo por los 12.000 metros cuadrados de terreno, propiedad del condado, que el grupo de Beckham compró por 9 millones de dólares, ya que él ofreció pagar más por la misma parcela de tierra. Los abogados de Matheson consideraron, en los documentos presentados en el juzgado, que al otorgar a David Beckham y sus socios un acuerdo para pagar los 9 millones de dólares para el terreno del gobierno para un estadio de fútbol sin escuchar otras ofertas, ​​el Condado de Miami-Dade dio a la empresa del exjugador del Real Madrid y LA Galaxy, un trato de favor.

FUENTE: https://www.mundodeportivo.com
 

LO + Leído...