miércoles, 11 de julio de 2018

(EE.UU.) La construcción de un casino en Miami genera un fuerte conflicto judicial

El plan de los dueños de Magic City Casino para construir una sala de póquer y un frontón de jai-alai en medio de Edgewater, en Miami, parecía pasar inadvertido por el público hasta que los reguladores de juego de Florida aprobaron el permiso, la semana pasada.

El lunes, algunos destacados representantes del comercio y la cultura de la ciudad, entre los que se contaba el magnate Norman Braman y el urbanizador Jorge Pérez, “declararon la guerra” a la instalación de juegos de azar en la región.

En asociación con personalidades que se han pronunciado contra los casinos, como el presidente de la Fundación Knight (Alberto Ibargüen), o los urbanizadores Armando Codina y Craig Robins, Braman y Pérez aseguran que han comenzado a explorar opciones legales y políticas a nivel estatal y local, para detener el proyecto aún sin nombre.

“Haré todo lo que esté en mi poder para oponerme a esto, bloquearlo y eliminarlo”, dijo Pérez en una entrevista telefónica desde Italia. Pérez es presidente y CEO de Related Group, que ha erigido varias torres de condominios en Edgewater. “Miami ha crecido maravillosamente en las últimas dos décadas, en una ciudad real donde la cultura está prosperando. Los vecindarios y el downtown se están llenando de jóvenes y familias. Se está llenando con arte y negocios. Cualquier tipo de casino en el centro de la ciudad sería horrendo”.

"Solo necesito saber quién es el responsable de esto, para poder preparar un ataque", agregó. Y detrás del emprendimiento está West Flagler Associates, una empresa controlada por la familia que también posee y opera el Magic City. La semana pasada, la empresa recibió un permiso denominado "verano jai-alai" de la División Estatal de Apuestas Pari-Mutual. El vicepresidente de West Flagler, Isadore "Izzy" Havenick, dijo que la instalación sería “uno de los inquilinos” en un nuevo complejo planeado por Crescent Heights, del urbanizador de Miami Beach Russell Galbut, propietario de la mayor parte de esa cuadra.

Eso colocaría los juegos de azar a poca distancia del Design District, donde están los concesionarios automotrices de Braman y la construcción mayor y más reciente de Related en Edgewater: Paraiso Bay, con tres torres. También estará a poca distancia del YoungArts, la fundación de jóvenes artistas radicada en el antiguo edificio de Bacardi.

Havenick dijo que esperaba cierta oposición a los locales de juego, especialmente de Braman y Codina, ambos activistas contra los casinos desde hace mucho tiempo, y agregó que se pondrá en contacto con ellos para explicar el proyecto y "aliviar sus preocupaciones".

“Como residente de ese vecindario, no creo que sea algo malo para el vecindario”, dijo Havenick. “Esta será una buena atracción. Habrá sólo póker y jai alai, no es un casino tradicional. Es simplemente póker en un área que tiene muchas otras formas de entretenimiento, y esta es otra forma hacerlo. Enfrentarse a un proyecto antes de conocer todos los detalles es bastante miope”, enfatizó.

Pérez, Braman y Codina insistieron en entrevistas por separado que la extraña combinación de jai-alai y sala de póker es solo un paso, en una estrategia mayor para ganar gradualmente la aprobación de casinos de gran escala en Miami y en todo el Estado.

FUENTE: Con información de http://www.yogonet.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...