jueves, 5 de julio de 2018

(España) El yate 'oculto' de Sandro Rosell: 25 metros de eslora a nombre de Jack Sparrow SL

Sandro Rosell utilizó presuntamente una empresa instrumental para ocultar la propiedad de un yate de lujo de 25 metros de eslora con cuatro camarotes y capacidad para ocho ocupantes que tenía su base en el puerto de Badalona. La Guardia Civil y la Policía Nacional descubrieron la embarcación tras analizar la abundante documentación aprehendida en el domicilio del expresidente del FC Barcelona (2010-2014) durante la llamada operación Rimet, por la que el directivo acaba de ser procesado por blanqueo de capitales e integración en organización criminal por el supuesto lavado de 20 millones de euros procedentes del cobro de comisiones ilegales. Está en prisión provisional en la cárcel de Soto del Real desde mayo de 2017.

Según consta en informes a los que ha tenido acceso El Confidencial, el yate figuraba a nombre de la mercantil Jack Sparrow Nautic Services SL, que toma prestada su denominación del protagonista de la saga 'Piratas del Caribe'. La empresa fue constituida el 10 de marzo de 2010, cuatro meses antes de que Rosell se convirtiera en el máximo responsable del club 'blaugrana', con el objeto social de “alquiler de medios de navegación”. En 2016, Jack Sparrow SL declaró disponer de un activo de 1,6 millones de euros. Oficialmente, Rosell no tenía ningún vínculo con la sociedad ni con el barco, botado con el nombre de Gota. Las únicas personas que aparecían en la mercantil eran David Bellver Vives, con el cargo de administrador único, y Juan Carlos Páramo Zubelzu, que ejerció de apoderado entre enero de 2017 y enero de 2018.

Sin embargo, durante el registro de la vivienda de Rosell en la calle Deu y Mata de Barcelona, los agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional hallaron indicios que relacionaban al expresidente del Barça con el yate. La primera prueba fueron billetes de varias cantidades junto a anotaciones de la sociedad Jack Sparrow SL. En pleno registro y en presencia de su abogado, Rosell explicó que la mercantil simplemente formaba parte de su clientela y que el dinero se lo habían entregado los dueños del barco en concepto de “provisión de fondos”.

Pero los investigadores hallaron nuevos documentos que desmontaban esa versión. En el despacho de una de las empleadas de Rosell, C. L., los expertos en delitos económicos se incautaron de un exhaustivo esquema con la composición de la verdadera “estructura patrimonial” del empresario en el ejercicio 2015. En un lugar destacado del organigrama aparecía Jack Sparrow SL, atribuyendo el 99,9% de sus acciones al exdirigente del FC Barcelona. Además, comprobantes de pago revelaron que era directamente Rosell el que se encargaba de abonar la nómina del patrón del yate, N. M., así como otros gastos relacionados con la embarcación.

Los propios titulares de la sociedad reforzaron la conexión con ese activo oculto hasta ese momento. El administrador único, David Bellver, es el máximo responsable del Mediterranean International Cup (MIC), un torneo anual de fútbol base organizado por la mercantil Micfootball SL, que compartió domicilio con otras empresas propiedad de Rosell. Por el campeonato han pasado jugadores de la talla de Neymar, Messi, Juan Mata, Saúl y Piqué. Por su parte, el apoderado de Jack Sparrow SL, Juan Carlos Páramo, ejerce de administrador de compañías como Netwind SL y True Advisory Company SL, directamente controladas por el presunto cerebro del caso Rimet.

Los investigadores concluyeron que “de los documentos y por las consideraciones del punto 1 [el esquema patrimonial] se desprende que el yate denominado Gota, amarrado en el puerto de Badalona, titularidad de hecho de la sociedad Jack Sparrow Nautical Services SL, es en realidad de Alexandre Rosell Feliu”.

Se trata de una embarcación de 25,7 metros de eslora y 6,20 metros de manga que fue fabricada en los exclusivos astilleros italianos de San Lorenzo. Dispone de cuatro camarotes y cuatro baños con capacidad para ocho ocupantes con todo tipo de comodidades. “Gota está totalmente equipado con lo último en electrónica, entretenimiento y audiovisuales para proporcionar la mejor experiencia a bordo. Tiene incluso estabilizadores para disminuir el movimiento al mínimo cuando está fondeado”, explica una de las páginas web en que se ofrece la posibilidad de alquilarlo. Su precio es de 35.000 euros por semana en temporada baja y 39.000 euros en temporada alta. “Gota tiene un 'fly bridge' que es una de las zonas donde se pasa más tiempo, ya que cuenta con un bar, mesa para comer, zona 'lounge' y una zona de solárium para tomar el sol”. Necesita tres tripulantes.

Fuentes de la defensa de Rosell explican a este diario que “Jack Sparrow es una sociedad de chárter de embarcaciones que tiene como único activo el barco Gota” y aseguran, en contra de lo recogido por los investigadores, que “desde el mismo día de la entrada y registro el propio Sr. Rosell puso en conocimiento de la Policía su existencia, acompañando la documentación oportuna, por lo que tanto Fiscalía como la Audiencia Nacional han tenido a su disposición toda la información relativa a la misma desde el primer día”. Los abogados del exdirectivo 'blaugrana' añaden que este no ha obtenido “beneficio alguno de la mercantil” y que “la Audiencia Nacional, disponiendo de toda la información, no ha tenido interés hasta el día de hoy en incluir la sociedad entre los bienes embargados a su cliente por importe de más de 30 millones de euros, que doblan la cantidad que se le reclama”.

Hay un segundo activo que permanecía supuestamente oculto y que también ha centrado el interés de los investigadores. Se trata de un hotel de lujo situado en la costa de Senegal, The Rhino Resort, que Rosell habría utilizado para lavar parte de los 15 millones de euros en presuntas comisiones ilegales que recibió por contratos de televisión de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) —se le acusa de blanquear otros cinco millones de la marca de ropa deportiva Nike—. Sobre el papel, el complejo hotelero, por el que han pasado Messi, el cantautor y exdiputado independentista Lluís Llach y el jugador de baloncesto Boniface Ndong, estaba administrado por el entrenador de fútbol y empresario Josep Colomer. Sin embargo, las pesquisas realizadas durante el último año habrían permitido acreditar que la empresa propietaria del hotel, Teranga Investments SARL, era una de las que formaban parte de la estructura societaria opaca de Rosell y que Colomer era uno de sus presuntos testaferros.

FUENTE: Con información de JOSÉ MARÍA OLMO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...