jueves, 5 de julio de 2018

(India) La muerte de 11 miembros de una familia pudo ser un ritual de “suicidio colectivo”

La policía está investigando la misteriosa muerte de 11 miembros de una familia con profundas convicciones religiosas de Nueva Delhi. Diez de ellos fueron encontrados colgando en su casa con notas escritas a mano que detallan un ritual místico de suicidio.

La víctima número 11, una mujer de 77 años, fue encontrada muerta en una habitación contigua.

El jefe de la policía Alok Kumar señaló que "a primera vista" la muerte de cuatro hombres y siete mujeres miembros de la familia Bhatia "parece un caso de suicidio". Se están analizando los informes post mortem y los testimonios de familiares y vecinos, y las investigaciones policiales no han descartado el asesinato como causa de los decesos.

Kumar afirmó que las notas encontradas en la residencia de la familia Bhatia tenía detalles sobre cómo se debían pegar con cinta adhesiva la boca y los ojos de la familia, y dónde cada uno de los miembros de la familia debía colocarse para el ritual. "Han estado manteniendo un diario durante los últimos dos o tres años, y en él, encontramos una descripción bastante gráfica que coincidía con la condición de los cuerpos en la escena del crimen".

Las notas también contenían una descripción de la comida final de la familia: una pila de 20 hogazas de pan.

La policía está investigando si la familia siguió a un gurú o líder espiritual en particular. Vecinos y parientes aseguraron que los Bhatias eran profundamente religiosos, rezaban tres veces al día y solían ir a un templo cercano. Los familiares dijeron que nunca hubo indicios de creencias extremas, aunque la fe de la familia se había intensificado después de que uno de sus miembros, Lalit, de 45 años, se hubiera recuperado milagrosamente después de que un tablón de contrachapado le cayera sobre la cabeza hacía unos diez años.

No obstante, el caso ha enviado ha vuelto a abrir la veda en la India, donde carismáticos hombres que se autoproclaman sagrados tienen una gran influencia, y donde una serie de casos recientes de violaciones, abusos y muertes de seguidores de gurús espirituales han despertado inquietudes sobre cuánto poder tienen estos hombres.

La familia fue encontrada el domingo por la mañana cuando un vecino de 79 años, Gurcharan Singh, entró a la casa para preguntar por qué no habían abierto su tienda. Fue en ese momento cuando vio a los 10 cuerpos colgando. "Los vi y salí. No pude soportar mirar", dijo. El perro de la familia, ahora bajo custodia policial, había sido atado en el techo, comentó Singh a The Washington Post.

Entre los que murieron se encontraban dos chicos de 15 años y una mujer joven, que según sus familiares había estado planeando su boda.

Un comunicado de prensa de la policía afirmó que no había evidencia de que la casa hubiera sido saqueada. Se encontraron joyas de oro en los cuerpos de las mujeres, además de teléfonos celulares. La grabación de las cámaras de seguridad desde la calle tampoco sugiere que alguien entrara o saliera de la casa por la puerta principal la noche de las muertes.

Samir Parekh, director del Departamento de Salud Mental y Ciencias de la Conducta de Fortis Healthcare, comentó que aunque los detalles de este caso aún no están claros, este tipo de suicidios suelen ser liderados por un miembro dominante de la familia.

"Cuando un miembro clave de la familia decide que es hora de poner fin a su vida, el resto queda en una situación muy difícil", remarcó. También dijo que las razones socioeconómicas o una caída en el estado anímico también podrían contribuir al suicidio.

Varios familiares reunidos afuera de la casa de la familia Bhatia se mostraron incrédulos al pensar que sus seres queridos hubieran querido suicidarse colectivamente.

Anju Bhat, una pariente que estaba de luto por la familia fuera de su casa, comentó que ella solía visitar a la familia, especialmente a la matriarca Narayana, de 77 años. "Esto es todo mentira, ella no creía en estas cosas", declaró cuando se le preguntó sobre el ritual de suicidio. "Vine aquí hace apenas un mes. Cada vez que nos veíamos, ella desnudaba su corazón y el yo el mío. Tenía una actitud muy agradable", agregó.

"Seguro que se trata de un asesinato. Una persona puede suicidarse, tal vez dos, ¿pero toda una familia? Alguien hizo esto", manifestaba Tiloki Nath, otro pariente de 70 años.

Los vecinos también confesaron que les costaba creer lo que había sucedido. "Eran buenas personas. No tenían nada de malo", dijo un hombre de 70 años que vive al lado. "Desde el exterior, nunca podrías culparlos Lo que paso dentro, ¿quién sabe?".

FUENTE: Agencias - https://www.infobae.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...