jueves, 5 de julio de 2018

(Panamá) Amenazan a denunciante de secretario presidencial

Luis Levin Montero, quien denunció por supuesta corrupción a Raúl Sandoval, secretario privado del presidente Juan Carlos Varela, dijo ayer que teme por su vida. Indicó que a las 3:00 p.m. de ayer se presentaron a su residencia, en el sector de Gonzalillo, en un carro color gris, dos sujetos desconocidos a preguntar por su persona. "Como no me encontraron, preguntaron en todas las casas alrededor si alguien me conocía, llevando una foto mía en la mano", señaló Levin.

"Para mí se trató de un acto de intimidación por haber denunciado un posible acto de corrupción que vincularía al secretario del presidente", agregó Levin.


Dijo que la denuncia que presentó está dentro de sus deberes como ciudadano, "pero lo que recibo son represalias en mi contra". "No puede ser que haya puesto en conocimiento posibles actos de corrupción y es a mí al que ahora persiguen. Tengo miedo de que me vayan a matar", reiteró Levin.

Sandoval ha negado toda la denuncia en su contra, pero a la vez prometió averiguar para quién trabaja Levin.

El funcionario dijo a través de un comunicado enviado a La Estrella de Panamá que es objeto de "ataques falsos, con motivaciones mediáticas" que se hacen eco de una denuncia temeraria interpuesta por una persona que no aclara para quién trabaja.

En tanto, Rafael Flores, el otro secretario del mandatario panameño, salió a negar, por medio de un comunicado, que él también tenga una residencia de playa en Punta Barco, pero a la vez lanzó una amenaza directa contra el diario Panamá América y mostró su malestar por una publicación que se basa en la denuncia presentada contra Sandoval.

"Les digo señores de Panamá América que lo de ustedes señalan es totalmente falso", planteó Flores en un comunicado de cuatro párrafos, en el que no expuso ningún argumento para refutar la publicación, pero sí se tomó el tiempo para atacar y desacreditar la labor periodística. Tampoco dijo nada de las publicaciones que han salido en otros diarios sobre el mismo tema.

Por su parte, el abogado Ernesto Cedeño mostró su complacencia ante los indicios de que el Ministerio Público investigará esta denuncia. Pero exhortó al contralor Federico Humbert para que también inicie una auditoría de oficio por supuesto enriquecimiento injustificado.

El jurista explicó que para que se logre comprobar que hay un supuesto enriquecimiento incorrecto de parte de un secretario del presidente, "el único que puede hacer audito por supuesto enriquecimiento injustificado es el contralor, y no ha dicho absolutamente nada", afirmó.

En tal caso, ambos secretarios privados de Varela deberían ser auditados.

"Yo pienso que se debe ampliar [la investigación] por enriquecimiento injustificado y que el contralor audite para saber si los haberes de los secretarios privados del presidente se adecuan a los ingresos que jurídicamente les corresponden, de acuerdo con los haberes que declararon y los de sus familiares", reiteró el jurista.

Raúl Sandoval y Rafael Flores tendrían que explicar cómo lograron adquirir durante este gobierno residencias de playa y apartamentos con precios de entre $306 mil y $486 mil; dos autos de lujo marca Mercedes Benz valorados en $150 mil cada uno y un exclusivo apartamento en Punta Pacífica, edificio Aquilina, valorado en $1 millón, entre otros bienes.

Ahora bien, tomando en cuenta la cercanía de estos funcionarios con el presidente Varela, ¿estaría dispuesto el contralor Federico Humbert a proceder de oficio? ¿O se escudaría en el requerimiento previo de una solicitud del MP?

Humbert estaría en una encrucijada si se recuerda que ya existe el precedente de una auditoría de oficio ordenada por él, a finales de 2016, a Carlos Ho González, exdirector de Proyectos Especiales del Ministerio de Obras Públicas.

En aquel momento, Humbert se mostraba muy categórico: "Todas las personas que hayan ocupado puestos públicos, incluyendo funcionarios activos, que resulten relacionadas con actos de sobornos se les investigará su situación patrimonial".

Pero su discurso no resulta consistente ahora, luego de que Panamá América ha hecho varias entregas en las que revela adquisiciones sin supuesta justificación de los secretarios de Varela, noticia que también han abordado otros medios digitales y escritos.

"El único que puede hacer auditoría por supuesto enriquecimiento injustificado es el contralor, y no ha dicho absolutamente nada", lamentó Cedeño.

FUENTE: https://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...